Artesanos amantes del metal

Artesanos amantes del metal

El conocimiento democratiza e iguala las posibilidades para el desempeño de un oficio. Sin embargo, la creatividad, es la que muchas veces le da una impronta personal al trabajo. Esto nos llevó a presentar hoy en esta entrega el perfil y algunos de los trabajos que distinguen a dos artesanos salteños amantes del metal, que han logrado algunas realizaciones que bien valen la pena conocer.

Florentino”Coco”Santurio
“HAY QUE AMAR
EL METAL”
Amador del diseño y de los metales, dibujante, luchador de la vida, Florentino Santurio es un herrero metalúrgico cuyo ingenio lo llevó a crear muchas herramientas, entre ellas, una máquina plegadora de chapa. La casa lleva las señales del oficio de su dueño, así como también el horno, la churrasquera, los asientos, el sistema de calefacción de agua, por decir algunos. “Aquí combatimos aquello de que “En casa de herrero cuchillo de palo. Creo que hay que amar el metal”, dijo.
Nos recibió en una gran sala de recreo que él califica como “el sueño del pibe”. Allí comparte buenos momentos con familiares y amigos.
INFANCIA
Parte de su infancia transcurrió en Paso del Parque del Daymán, donde concurrió a la escuela hasta 6º año. “Fui a la escuela con familiares de Artigas: los Dalmao, los Grasso, los Aranguren, eran todos parientes de Artigas”.
Con el tiempo, su padre pidió traslado porque quería que los hijos estudiaran. “Él fue muy meritorio -comentó-, porque no sabía leer, escribir ni hablar por teléfono, y mi madre le enseñaba. En esa época las autoridades buscaban muchachos de fuerza, muchachos de físico grande para policías, no hacían una carrera como ahora. Mi padre llegó a escribiente cuando estuvo en Garibaldi, y cuando estaba en la chacra de la Cuarta se jubiló como comisario por mérito propio y de mi madre. Eran otras épocas, ahora no se puede hacer eso”.
LA ODISEA DE IR A UTU
Santurio fue a UTU en la década del 60, cuando Catalina Harriague de Castaños hizo una gran donación  de tornos checoslovacos, universal, cepilladora, herrería completa, carpintería completa, electricidad. Los talleres eran rotativos: se hacía un mes de carpintería, un mes de herrería, un mes de electricidad y un mes de tornería. En el cuarto mes se elegía el oficio. “Era un sistema fabulo

Florentino”Coco”Santurio

“HAY QUE AMAR EL METAL”

10 9 12 001Amador del diseño y de los metales, dibujante, luchador de la vida, Florentino Santurio es un herrero metalúrgico cuyo ingenio lo llevó a crear muchas herramientas, entre ellas, una máquina plegadora de chapa. La casa lleva las señales del oficio de su dueño, así como también el horno, la churrasquera, los asientos, el sistema de calefacción de agua, por decir algunos. “Aquí combatimos aquello de que “En casa de herrero cuchillo de palo. Creo que hay que amar el metal”, dijo.

Nos recibió en una gran sala de recreo que él califica como “el sueño del pibe”. Allí comparte buenos momentos con familiares y amigos.

INFANCIA

Parte de su infancia transcurrió en Paso del Parque del Daymán, donde concurrió a la escuela hasta 6º año. “Fui a la escuela con familiares de Artigas: los Dalmao, los Grasso, los Aranguren, eran todos parientes de Artigas”.

Con el tiempo, su padre pidió traslado porque quería que los hijos estudiaran. “Él fue muy meritorio -comentó-, porque no sabía leer, escribir ni hablar por teléfono, y mi madre le enseñaba. En esa época las autoridades buscaban muchachos de fuerza, muchachos de físico grande para policías, no hacían una carrera como ahora. Mi padre llegó a escribiente cuando estuvo en Garibaldi, y cuando estaba en la chacra de la Cuarta se jubiló como comisario por mérito propio y de mi madre. Eran otras épocas, ahora no se puede hacer eso”.

LA ODISEA DE IR A UTU

Santurio fue a UTU en la década del 60, cuando Catalina Harriague de Castaños hizo una gran donación  de tornos checoslovacos, universal, cepilladora, herrería completa, carpintería completa, electricidad. Los talleres eran rotativos: se hacía un mes de carpintería, un mes de herrería, un mes de electricidad y un mes de tornería. En el cuarto mes se elegía el oficio. “Era un sistema fabuloso, pena que no exista más. Elegí tornería pero a su vez hacía herrería”.

Para poder estudiar, durante cuatro años tuvo que tomar un ómnibus que pasaba a 3 km. Como el horario del ómnibus no13 9 12 002 coincidía con el de comienzo de clases -siete de la mañana-, arregló con los adscriptos para estudiar en dos turnos: hacía taller de diez a una, y de una a cuatro, teórico. “Llegaba ocho y media y esperaba hasta las diez. Esos ratos libres trabajaba en casa de los profesores, junto a otro muchacho. De las cuatro a las seis que pasaba el ómnibus también trabajaba en tornería. Así hice todos los años, me servía como experiencia y ayudaba a los profesores”.

HERMANOS HERREROS

Richard y Hugo, sus hermanos, aprendieron el oficio con él. “Me siento muy contento de que ellos tengan un oficio, estén instalados, tengan cada uno su propiedad y que nuestro apellido se haya extendido a toda la clientela. Para mí es un orgullo y es algo gratificante”.

MOMENTOS AMARGOS

“En el camino uno se encuentra con momentos muy amargos. Uno de ellos fue cuando mi hermano (José Luis) tuvo el accidente en Salto Grande y falleció. Su fallecimiento fue un golpe duro para la familia. Son golpes que tenemos que saber llevar. Recientemente, su hija se recibió de arquitecta”, manifestó.

SALTO GRANDE

Santurio trabajó en Salto Grande desde el 74 al 81 junto a un grupo de 120 muchachos compuesto por argentinos, bolivianos, gente de Montevideo que trabajaba en astilleros, en el rubro de corte y soldadura. Esta represa fue de las primeras que probó el sistema de las barras soldadas: “Las barras de 40 arrancaban desde el fondo de la represa, desde la piedra virgen, y continuaba una barra cada 12 metros; empalmaban 1,50 y 1,50 de barra y era un valor tremendo. Entonces, relacionaron el valor de esos metros con un soldador para soldar las barras de punta. Las verticales de abajo iban con corte plano y las de arriba, cortadas en cuña. Antes de hacer todo eso hubo que hacer un curso de un mes para especializarnos. Fue una linda experiencia en la que aprendimos cosas que ni nos imaginábamos”.

DESPUÉS DE SALTO GRANDE

“Gracias a la represa pude crecer en la parte económica y me compré la casa. Con eso dimos los primeros pasos. Después trabajé un tiempo en lo de Ernesto Pereira, donde había trabajado antes de entrar en Salto Grande. Allí tuve una linda experiencia y le agradezco por todo lo bien que nos ha tratado. Como toda cosa de la vida, uno quiere adelantar. En ese sentido, a pesar de ser muy pobre, ya de la campaña siempre tuve el pensamiento de que hay que buscar la manera de aprender más y crecer más y de esta forma servir de espejo a otros. Ahora estoy jubilado, me jubilé con un aporte de 42 años y 25 días. Mejor no hacer comentarios sobre la jubilación del patrón. Está bien que la ley entiende que un patrón debe de capitalizarse, pero no siempre es posible”, manifestó.

VUELTAS DE LA VIDA

Chumbo Paiva fue profesor de Florentino en UTU, arquero de Nacional y de la selección salteña. Fue trasladado por UTU a Montevideo. Luego de 25 años se jubiló y volvió a Salto. Le gustaba caminar. Un día iba pasando por la herrería  y vio una chapa que decía Santurio. “En UTU, yo hacía láminas para él cuando terminaba mis ejercicios -rememoró Coco. Tenían mi nombre debajo y él las conservaba dentro de un tanque de cartón. Fue a su casa, las sacó y se preguntaba si no sería yo su alumno. Vino, entró, lo conocí de lejos. Nos volvimos a hacer grandes amigos. Lo conquisté para que fuera técnico del fútbol senior. Un día me llevó a su casa y me mostró las láminas que yo hacía a los 16, 17 años. Él me sentaba aparte, me ponía una morsa y me decía “dibujame esa morsa”. Eran muestras para los alumnos. También recuerdo a otros profesores: Mauro Da Silva, Rodríguez Musmanno, Favier. Cuando los veo, siempre les digo “mi gran profesor””.

EL BARRIO

“Cuando compré este lugar no pregunté si llegaba el agua. Tenía una entrada por el costado, me gustaba y compré. La creciente del 59 llegó a República Argentina. Para mí es un orgullo estar en este lugar. Nos llevamos muy bien con los vecinos.

Como les hago tanto ruido, hace como veinte años me dije: “Yo les hago tanto ruido a los pobres vecinos… Voy a hacerles una despedida antes de fin de año”. Fue increíble: hace 20 años acostumbramos que cada uno traiga algo el primer sábado de diciembre. En esa fiesta nombramos la sede para el año siguiente, siempre con los vecinos de la cuadra. Eso se fortaleció de manera increíble, están esperando el día y llamando”.

LA MÁQUINA PLEGADORA

En una recorrida por el local, pudimos apreciar la maquinaria existente, entre ella, la plegadora de chapas.

“Esta máquina plegadora la hice yo -nos contó-. Dobla la chapa, hace perfiles, molduras; se cambian las matrices y se hacen diferentes molduras. La chapa viene lisa, estándar; aquí se corta a la medida, se lleva a la máquina y se va haciendo el modelo. Todo tiene su secreto. A veces no se puede dar un golpe antes porque molesta para el otro. Ese es el trabajo que hacemos en esta parte. También contamos con cortadora de plasma cada 1 cm., cada 10 mm. de espesor”, manifestó mientras posaba al lado de la inmensa máquina de su confección.

UN HORNO MUY ESPECIAL

En el patio hay un horno de manufactura casera. La parte del horno donde van las bandejas es libre. Explicó el metalúrgico: “Hay hornos que son de barro y hay que hacer el fuego adentro. En este no, porque el fuego se hace de este lado (señaló un compartimiento donde se veía la leña) y el calor va por adentro a esta caja, que está totalmente cubierta de arena para mantener el calor. Este reloj marca cuándo es el momento ideal para colocar lo que se vaya a cocinar, sea carne roja, pescado u otro tipo de alimentos. De aquí mismo sale el sistema de calentamiento para el agua, que consta de una serpentina y los caños que van hacia la pileta”, explicó. “También aquí combatimos el cuchillo de palo”, dijo Santurio.

CURSOS DE RECONVERSIÓN LABORAL

En 2007 salieron los cursos de reconversión laboral de la Inspección de Trabajo. Unas empresas de Montevideo ganaron la licitación para la enseñanza a gente que estaba en seguro de paro. Había grupos de 20 o 25 personas. A Florentino Santurio le contrataron el lugar para la enseñanza de reconversión laboral. “Muchos me decían que no hiciera eso porque estaba creando competencia pues aprendían el oficio. Yo lo vi desde el ángulo de que la juventud aprenda y si es persona mayor, mejor. Para mí fue algo muy lindo porque hoy me encuentro con gente que me dice que gracias a lo que aprendieron trabaja en tal o cual lado”, manifestó.

Reconversión laboral comprendía la enseñanza de soldadura por electrodo, soldadura mic, soldadura tic, todo lo referente a corte en soplete, y seguridad industrial. “Eso fue muy bueno -dijo Florentino- y me hice de muchos amigos. Lo único que alquilaba era el espacio, porque era contratado por la Inspección de Trabajo por intermedio de Ruben Silvestre, que es un vecino que me recomendó a estas empresas”.

Los cursos se realizaban luego de las seis de la tarde para no interrumpir el normal funcionamiento de la herrería. “Jamás me molestó que los demás aprendieran porque todos tenemos que aprender. Yo también aprendí de otros. Aprendí con grandes profesores de UTU y valoré muchísimo lo que aprendí. En este momento estoy jubilado pero trato de dar lo que he aprendido”.

ESCUELA 5

“No soy un gran religioso, pero trato de ayudar todo lo que pueda. Esa es mi religión, colaborar con los que les hace falta”, dijo el entrevistado. “En 35 años he colaborado con muchas escuelas, jardines y liceos. Un día, el señor Toledo, de Reconversión Laboral, me dijo: “Ché, Coco, vamos a hacer algo para colaborar con la institución que a vos te guste de la zona”. Elegí la escuela 5, donde iba Franco, mi hijo menor. Los baños estaban todos rotos y la electricidad estaba fea. Le aprobaron el presupuesto y hablamos con la directora Violeta Coitinho. Le dijimos que queríamos colaborar con la escuela, que lo único que tenía que darnos era un salón para el teórico, y todo lo que hiciera falta a la escuela se iba a hacer en forma gratuita. Se hicieron cursos de electricidad, de albañilería (al que asistieron mujeres también), y pintura. Terminado el curso, el hombre les regaló hasta la campana para la escuela. Violeta contaba lo difícil que había sido el trámite para conseguir la autorización para hacer eso, que era gratis.

LOS SANTURIO

La familia Santurio acostumbra hacer la despedida el primer domingo de diciembre de cada año. Uno de ellos posee una metalúrgica en Montevideo. “Sabía que aquí hacíamos despedidas y quería venir con su madre. Le dijo de madrugada “vamos a dar un paseo”. Dice que ella se dormía y se despertaba a cada rato preguntando adónde iban. Cuando llegaron a la Gaviota él le dijo “Esto es Salto. ¿Sabés a dónde venimos? A la despedida de los Santurio”. ¡La veterana lloraba de alegría! Ahí se encontró con gente que ni soñaba conocer. Hacemos esos encuentros para conocer a los más jóvenes, juntarnos y conocernos en circunstancias felices y no en las feas. Personalmente creo que hay que disfrutar y aprovechar los buenos momentos”.

AGRADECIDO CON LA VIDA

Coco dijo sentirse “satisfecho y agradecido con la vida”. Diego, su hijo mayor, es escultor y está a cargo del taller. José Enrique trabaja en el escritorio de unos arquitectos y estudia a la vez. “Es un gran trabajador y se recibe este año -dijo el padre. El año que viene hará el viaje de Arquitectura. Mi hijo Franco, de 15 años, está en la selección salteña sub 15

Nada se crea, todo se transforma

Juan Albini y el arte de dar vida a los metales

juega en Nacional. Y mi hija María, que ahora se va a España porque el esposo juega al fútbol allá”.

10 9 12 006Se siente enormemente agradecido con su esposa Iris, quien lo ha apoyado en estos quince años, así como con los amigos que ha cosechado a lo largo de toda su vida.

JUAN ALBINI Y EL ARTE DE DAR VIDA A LOS METALES

A simple vista el lugar parece una chatarrería, pero la inmensa puerta metálica que se levanta imponente sobre calle Candelaria Areta de Amorim testifica que este no es un lugar donde se amontonan fierros viejos. Efectivamente, se trata del taller de Juan Albini.

QUIÉN ES JUAN ALBINI

Tornero de profesión desde su juventud, apasionado por las motos, ha recorrido miles de kilómetros en su Kawasaki y en su Honda. “En la Honda recorrí totalmente Brasil”, comentó. “Ha sido una pasión para mí toda la vida. Si uno tiene un problema, agarra la moto,  sale a la carretera, anda un rato fuerte y al volver las cosas ya cambiaron”.

Ante la admiración que nos despertó el birrodado, manifestó su dueño que “todo es trabajo y trabajo, nada más, con trabajo se llega a todo. Mi padre me regaló la primera moto a los 12 años, había que arreglarla y todo era dificultad. Hoy en día todos tienen moto y en cualquiera se puede ir hasta Montevideo, por más chiquita que sea. Antes, salíamos de la 18 de Julio y nos íbamos a tomar grappa a Paysandú. Los caminos eran de tierra y nosotros íbamos, nos tomábamos la grappa y nos quedábamos en la playa. Al otro día nos volvíamos. Andábamos con unos vaqueritos, ¡y no sentíamos frío, no sentíamos nada! Era la juventud. Pero la moto es una pasión que tengo”.

Este salteño posee una mente inquieta y creadora que  lo ha llevado a transformar piezas metálicas en desuso en originales elementos. “Soy disléxico, por eso me dediqué a la tornería que era lo que podía aprender” señaló.

FUERON BARCOS, SON ESTUFAS

10 9 12 016Sobre el lado oeste del inmenso predio encontramos seis imponentes estufas de hierro, todas diferentes, construidas con hierro de 15 mm. proveniente de barcos. “No se pueden repetir los modelos -dijo Albini. Si alguien dice que quiere una estufa igual a esta, por ejemplo, le digo que no, que todas son diferentes. Las medidas están pensadas para que entren perfectamente por la puerta de una casa, o sea que no es necesario romper paredes ni entrarlas por un ventanal. Hay solo una que es para un lugar más amplio, por sus grandes medidas”. En el Sur y en el Estedel país estas estufas tienen mucha aceptación; también aquí en Salto, pero en menor medida. Perfectamente combinables con la madera y la piedra, una de ellas brinda calor a su casa, erigida en estos materiales. Todo allí transmite sencillez y sobriedad, a la vez que los pisos le dan un toque moderno.

Para calefaccionar su hogar, además de la hermosa estufa de hierro, Albini ideó un sistema por el cual tiene agua caliente mediante un panel solar confeccionado por él mismo y una caldera.

La bacha de piedra natural instalada en el baño parecía formar una sola pieza con las paredes de la casa.

En el patio, diferentes modelos de asientos en hierro -algunos provenientes de tractores- invitaban al descanso.

MOJÓN Y MORTERO

Juan Albini nos mostró un antiquísimo mojón de piedra que lucía en el frente de su casa;  fue encontrada en Constitución13 9 12 013cuando se hizo el relevamiento de las mediciones para Salto Grande. De un lado tiene grabada una concha marina y el número 1, y del otro, XCVII. “Está partida porque los que la encontraron supusieron que debajo habría un tesoro, pero el tesoro era la propia piedra”, comentó. Mojones similares fueron encontrados en diversos lugares del planeta, como ser en Isla de Pascua. De esa misma época es también un gran mortero de piedra que en su parte superior lucía una hendidura por donde se derramaban los líquidos. “Se le pasaba una soga por alrededor para que lo tiraran los animales de carga. Está liso en el fondo por causa del roce al ser arrastrado”.

TAMBIÉN CASAS

Señalando un montón de piezas metálicas, Albini dijo que estaban incursionando en la confección de viviendas, galpones y garages a partir de los radiadores de Salto Grande. “Compré todos los que sacaron. Aquí los cortamos, soldamos y armamos las unidades. Pueden ser para vivienda, depósitos u otros usos, para lo cual estamos experimentando con el poliuretano como aislante. El material que compramos a Salto Grande alcanza para construir más o menos 70 viviendas”.

ORIGINAL CHURRASQUERA

En el lugar donde nos encontrábamos en ese momento había una hermosa y original churrasquera portátil con un pequeño techo a dos aguas, producto del ingenio de este tornero. Sobre calle Candelaria, otras en modelos circulares muy adaptables a pequeños espacios completaban la colección.

Preguntamos a uno de los empleados sobre los procedimientos empleados para cortar el material, y este manifestó que los hierros más gruesos se cortan a altas temperaturas y los más finos, con amoladora.

FINALMENTE, LA PUERTA

Culminamos el recorrido donde lo empezamos: en la puerta. De 6 m. de alto por 6 de ancho, fue diseñada por Juan Albini a pedido del mexicano Roque De La Fuente, creador de La Vista, para ser instalada a la entrada de la sala de exposiciones en Punta del Este. En un folleto proporcionado por el dueño de casa, decía al repecto: “Así como Alcalá, Alicante, el Camino de Santiago y otros sitios en el mundo tienen una puerta que los caracteriza, Punta del Este podrá contar con un nuevo símbolo de la función integradora de nuestro querido balneario, en la Parada 1 de la Playa Mansa. Pero esta puerta, además de ser una obra arquitectónica en sí misma, será una especie de puzzle de obras de arte de artistas uruguayos yde otra parte del globo”. Aún no han conseguido el permiso de parte de las autoridades municipales, por ese motivo la obra se encuentra en manos de su creador.

En la parte superior de la entrada se apreciaban grabados del sol, la luna, un símbolo masónico, una cadena de gruesos eslabones, la firma del artista y la leyenda: “Gracias Roque de la Fuente por abrir las puertas a la luz y al arte”. Explicó el mismo que esta puerta está pensada de tal forma que el público que pase por ella entre directamente a la sala de exposiciones, por lo  cual no sería apropiado instalarla en otro lugar, como sugiere la Intendencia de Maldonado. “La idea es que, cuando sea inaugurada, los artistas la abran y pasen directamente a la sala de arte. Ese es el significado de esa frase”. Las letras fueron confeccionadas en acero inoxidable.

El sol y la luna significan la vida.  “Sin el sol no tendríamos la vida porque es el origen de la luz. Sin la luna no existirían los ciclos de la mujer. La cadena enlaza toda la puerta; representa a todos los hombres de la Tierra hermanados, dan toda la vuelta alrededor de la Tierra”. La abertura  es giratoria y  está sostenida por un gran rulemán.

“Ayer llegué y había una barra de gurises sacando fotos. Cuando me vieron se dispersaron, pero les dije que no, que volvieran y sacaran las que quisieran”, dijo complacido.

Como nos llamó la atención los remaches metálicos de las chapas, nos explicó que antes las piezas se ensamblaban por medio de estos remaches y hoy se hace con autógena, que tiene el inconveniente de dejar las soldaduras a la vista. “Me llevó seis meses realizarla”, manifestó orgulloso mientras paseaba su mirada por ella.

Todo en esta imponente creación denota ingenio, imaginación y empeño, además de conocimientos técnicos. Con conocimientos técnicos  y sin creatividad, el metal sería un elemento frío y distante. Cuando las cualidades van aunadas, como en el caso de este tornero y artista, hasta el trozo más viejo de metal es una fuente de inspiración.

LA OLLA DEL GUISO CARRERO

En medio del terreno y sobre los hierros allí existentes estaba la olla que construyó Albini para el guiso carrero que se hizo en el Hipódromo. “No pudo entrar en el libro Guiness porque se hizo con los mismos componentes que el español -comentó. Se le daba el nombre de guiso carrero porque era hecho con arroz y charque, que era lo que llevaban los carreros en sus carretas”, historió.

Fue a Diamante (Arg.),  Santa María (Brasil).

LA BACHA Y LA CALDERA están instaladas en el baño. Si bien la casa cuenta con electricidad proporcionada por UTE, la calefacción se alimenta por energía solar y por fuego.

La viga principal tiene 11 m. de largo. Cuando la hicieron, cedió 1 cm. Después calculé y le di la flecha, y ella no cedió el centímetro que le di.

MOTO

Esto para mí es la “pasta base” o “el opio”, expresó dando a entender que es “su vicio y cuando tiene ganas recurre a él”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...