Autoridades buscan apoyo internacional para la concreción de un puente que una las ciudades de Salto y Concordia

Autoridades buscan apoyo internacional para la concreción de un puente que una las ciudades de Salto y Concordia

Una idea de muchos años

Intendentes de Salto y Concordia se reunieron con integrantes de los clubes rotarios de ambas ciudades y firmaron un documento para promover el proyecto de un puente vecinal que una a las dos ciudades. Esta instancia se realizó en la sede del Club Rotary Concordia, el pasado miércoles 21 de junio. En dicha oportunidad, la Presidente del Rotary Club Concordia, Celia Lafourcade, destacó de la iniciativa que “no hubo nada político ni económico, sino pensamiento y corazón puesto en el futuro”. Asimismo, en representación del Club Rotary Salto Noreste, el Mag. Emilio Silva Sandes, expuso sobre la importancia de la integración a nivel de la región de Salto Grande. Las máximas autoridades departamentales de ambos márgenes del río, el Intendente de Salto, Andrés Lima y el de Concordia Enrique Cresto, se comprometieron en presentar al BID (Banco Interamericano de Desarrollo) los proyectos del puerto de barcazas de Salto, el aeropuerto internacional de Concordia y el puente vecinal. El hecho de que los proyectos se presenten con el respaldo de las fuerzas vivas de cada localidad, y el beneplácito de las autoridades nacionales, se presenta como fundamental para que la iniciativa de unir ambas ciudades a tan solo dos kilómetros de distancia sea un éxito.

En agosto tendrían pronto el proyecto para presentarlo a las cancillerías
El puente podría construirse desde la Avda. Paraguay sobre la ciudad de Salto hasta la Avda. Salto uruguayo en Concordia

Hay doce posibles lugares para la concreción del puente Salto – Concordia, pero se aconseja que una de las cabeceras esté sobre la Avda. Paraguay en Salto y se una con la Avda. Salto uruguayo en Concordia. Esta propuesta viene de un estudio que tiene antecedentes de varios años atrás, al cual se agregaron estudios actuales.
Sobre el tema, el intendente de Salto, Dr. Andrés Lima, dijo a EL PUEBLO, que el gobierno departamental se encuentra interesado en la propuesta, a tal punto que en el mes de setiembre presentará junto al gobierno de Concordia un proyecto ante el BID (Banco Interamericano de Desarrollo).
Se presentará un proyecto binacional que incluye tres iniciativas, el puente binacional, un puerto para barcazas en la costa salteña y la extensión del aeropuerto en Concordia. “Para nosotros, esto es parte de cómo concebimos el desarrollo, porque creemos que el desarrollo se logra con la región, tanto del litoral uruguayo como con la región de Argentina”, afirmó Lima. Más allá de eso, no se animó a aventurar un plazo para la concreción del puente limitándose a decir que para agosto deberán tener pronto el proyecto para presentarlo a las cancillerías.
PUERTO DE BARCAZAS ENTRE CORRALITOS Y DAYMÁN
En lo que respecta al puerto de barcazas, Lima señaló que el proyecto incluye un puerto para barcazas en Salto, que se ubicaría entre Corralitos y Daymán que no necesitaría un dragado del río Uruguay. Con la situación actual del río podría cruzar una barcaza, no un convoy, lo que significa que se podría utilizar. “Si al futuro pretendemos algo más grande, ahí sí hay que pensar en un dragado. Pero la idea es, con el río como lo tenemos ahora, adaptar las embarcaciones al río”, comentó el intendente de Salto.
EXTENSIÓN DEL AEROPUERTO EN CONCORDIA
Dentro del proyecto se incluye también la extensión del aeropuerto en Concordia, porque allí si bien existe un aeropuerto, su extensión sería algo que se vuelve importante también para nuestra ciudad y para un desarrollo conjunto. “En Salto las experiencias que tuvimos (en el aeropuerto) duraron poco, porque no hay mercado, pero del lado argentino es más rentable” sobre todo por un tema de mayor número de población.
EN AGOSTO TENDRÍAN PRONTO EL PROYECTO
“Nosotros tenemos que tener pronto para la primera quincena de agosto el proyecto del puerto de Salto para la misma fecha, Concordia tiene que tener el proyecto del aeropuerto, porque el proyecto del puente ya está. Después de eso, cada una de las ciudades los vamos a presentar a las cancillerías uruguaya y argentina para presentarlo en conjunto ante el BID”, informó Lima.
Entre los trámites que se han venido llevando a cabo el intendente dijo también que ya se mantuvieron algunas reuniones con los representantes del BID en Argentina y Concordia.
MÁS BENEFICIOS QUE INCONVENIENTES
Hay muchos salteños que trabajan o estudian en Concordia, los vínculos podrían profundizarse, al igual que desde un punto de vista comercial, donde se pueden generar muchos proyectos en conjunto y de forma más integradora. Sobre los inconvenientes que podría generar la concreción del puente, para el intendente no generaría mayores problemas. A modo de ejemplo citó el caso de Artigas y Cuaraí, donde hay prácticamente una libre circulación, al igual que entre Paysandú y Colón, donde se cruza a pie. “Si tenemos tantas experiencias cercanas donde no ha habido problemas no veo por qué nosotros seríamos la excepción. Yo le veo más elementos positivos y a favor que elementos en contra” del puente, concluyó Lima.

Magister Emilio Silva, integrante de Rotary Club Salto Noreste
El puente Salto – Concordia generará una aglomeración de más de 300 mil habitantes

“Los clubes rotarios lo que hacen es impulsar el proceso, participando en el acompañamiento y en la motivación”

¿Cuándo y por qué surge la idea de construir un puente entre Salto y Concordia, cuando existe ya el de la Represa de Salto Grande?
Me parece importante considerar algunos aspectos históricos, y que tienen que ver con la relación de Argentina y de Uruguay en la frontera con el río Uruguay.
Aunque parezca un poco increíble, Argentina y Uruguay fueron unos de los últimos países en Sudamérica que terminaron definiendo formalmente sus límites; de hecho el Tratado del Río Uruguay es de la década del 60 del año 1961, para ser más preciso-; porque fue un límite que nunca fue problemático, más allá de algún incidente puntual, habiendo los estados, dejado pasar el tiempo, y cuando en toda América del Sur se habían definido estrictamente los límites de los países, Argentina y Uruguay, lo realizan relativamente en forma tardía.
A partir de ahí, y ya con algunos antecedentes como había sido la creación de la Comisión Técnico Mixta de Salto Grande, se comienza con todo un proceso de articulación física y de producción energética, construyéndose los puentes San Martín (Fray Bentos – Puerto Unzué); el Gral. Artigas (Paysandú – Colón); y la represa puente aquí en Salto Grande.
Ahora bien; éstas obras, de alguna manera fueron reivindicadas y reclamadas por organizaciones sociales como por ejemplo los rotarios, que participaron en su momento para que dichas obras se concretaran; también es cierto que fueron pensadas más desde el punto de vista de los intereses geopolíticos – económicos nacionales, que desde los ámbitos locales; de hecho, hay algunas obras como el puente San Martín en Fray Bentos, que es básicamente un corredor entre áreas metropolitanas, y que en definitiva, por ahí, no ha servido tanto para vincular a los pueblos a orillas del río Uruguay, sino que más que nada ha beneficiado a las capitales; y en el caso del Uruguay, también a la zona este a través del turismo.
Algo similar sucede en el puente Gral. Artigas, y podríamos decir que en su medida también en la Represa de Salto Grande, que si bien es un vínculo, la articulación física es importante para conectar las ciudades de Salto Concordia, pero es poco práctica; y por otro lado, los beneficios de la represa, no necesariamente de éste lado del río Uruguay, han quedado perdidos para el desarrollo.
Originalmente de hecho habían proyecto de desarrollo, del punto de vista productivo, del riego, turístico, pero jamás se cumplieron.
Estaríamos directamente conectados conformando posiblemente una urbe de una importante dimensión, ¿será beneficioso para ambas orillas?
Ésta idea del puente vecinal entre Salto y Concordia, que a mediados de los noventa, surgió a instancia de los clubes Rotary de Salto y Concordia, tiene que ver con otra lógica que es la de conectar directamente dos poblaciones que se reconocen como hermanas por distintos motivos; porque comparten un mismo ambiente físico, un mismo río, actividades productivas, lazos familiares, porque además tienen el enorme potencial de que al articularse físicamente, al conectarse sus plantas urbanas, están generando una aglomeración urbana de mas de 300 mil habitantes, y un poco más si sumamos los alrededores de cada ciudad y la áreas de influencia.
Por lo cual, deja abiertas otras posibilidades que, cada una de estas ciudades por sí mismas no las tienen; es decir, no es lo mismo decir 100 mil habitantes que 300 mil; eso da espacio, escala, a otras posibilidades educativas, comerciales, de servicios; otro tipo de relacionamiento que puede permitir perfectamente, generar un núcleo urbano que entre a dialogar de otra manera con núcleos urbanos y áreas metropolitanas importantes de lo que es el sur suramericano, me refiero a Rosario, Paraná, Santa Fe, Buenos Aires mismo, Montevideo, Río Grande del Sur, Asunción; y además ubicado en el corazón de ese cono sur.
Esto es muy importante, no sólo por el sentimiento de vecindad y hermandad entre las dos ciudades; fíjense que los concordienses y de hecho han investigado esta temática de desarrollo local de cerca-, muchas veces dicen sentirse más allegados a los uruguayos y a los salteños en particular, que a los habitantes de otras provincias argentinas, con las cuales ni siquiera se sienten identificados culturalmente, o desde el punto de vista migratorio; o sea, que hay una identidad de base, donde hay muchos elementos compartidos, que pueden ser el sustento de estos procesos.
Y bueno; los clubes rotarios propusieron la construcción de un puente, que tuvo alguna receptividad en su momento; pero, todos sabemos que a partir del 2001 – 2002, nuestros países entraron en crisis; después, a partir del 2005 sobrevino el conflicto por la instalación de Botnia -hoy UPM- en Fray Bentos, y todo esto enfrió y dejó de lado estos proyectos que eran más bien locales.
Hoy el contexto es otro; hay voluntades políticas, en autoridades locales y al parecer también en autoridades nacionales; y el impulso de los clubes rotarios de Salto y Concordia, siempre está ahí, eso quedó como un estado de vida latente, y recientemente, hace menos de un año, se retomó la idea, y fue bien acogida por ambos gobiernos locales, quienes incluso fueron más allás, y propusieron instalar una serie de obras que no sólo quedarían en el puente, sino que implicaría también un puerto de barcazas al sur de Salto, y un aeropuerto de carga en Concordia; ambas obras de uso binacional.
Ese es el panorama y el contexto que explica un poco el interés por promocionar estas obras.
¿Se manejan fechas tentativas del comienzo y finalización de dichas obras?
En realidad se debería conversar un poco más entre ambos gobiernos locales, que están llevando a cabo un proceso de concurso ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el financiamiento de éstas obras. Según nos han informado, en septiembre hay que presentar un anteproyecto, el que se está formulando, y después hay que concursar, y aparentemente hay buenas posibilidades, porque el BID tiene fondos especiales para obras binacionales, por lo tanto las posibilidades serían importantes, pero eso ya es un tema que no es que no nos competa, pero la gestión de lo que es el financiamiento y las obras, ya corren por parte de los gobiernos locales y nacionales, pues los acuerdos deben ser suscriptos por ambos países.
Los clubes rotarios lo que hacen es impulsar el proceso, participando en el acompañamiento y en la motivación.

El Centro Comercial e Industrial entiende que el proyecto suma y generaría mano de obra, entre otras cosas positivas

El Centro Comercial ha participado en diferentes instancias donde se trató la temática sobre el proyecto del puerto de Salto, el aeoropuerto de Concordia y el puente vecinal, que apunta a ser una obra binacional aprovechando el interés en desarrollar un proyecto de este tipo desde ambos países, comentó al ser consultado por EL PUEBLO el secretario del Centro Comercial e Industrial de Salto; Atilio Minervini.19060158_1948815802071145_5284849074898090530_n
En cuanto al puente vecinal puntualmente, Minervini consideró que «la integración siempre es buena», y de hecho las fuerzas vivas lo están impulsando, en el ámbito político hay una buena relación entre la Intendencia de Salto y el Municipio de Concordia, es decir que es algo que se puede plasmar, pero son decisiones que hay que trabajar mucho. Desde el Centro Comercial como gremial empresarial pensamos que «es algo bueno porque generaría desarrollo, suma, seríamos una gran ciudad, creo que hasta del punto de vista laboral generaría mucha mano de obra porque una obra de esa envergadura generaría mucho trabajo –que hace falta además- para ambas ciudades».
Cualquier obra de estas que se ejecute, sería muy bueno porque generaría mano de obra y ya desde el «vamos», dinamizaría el mercado, habiendo trabajo, hay ingresos, que es lo que se busca.
En cuanto al tema económico, lo que hace que convenga (comprar) de un lado o del otro, es la diferencia cambiaria, en este momento está beneficiando al Uruguay; la diferencia cambiaria hace que hoy Uruguay sea más conveniente, pero la mayoría de las veces el tema cambiario beneficia al comercio de Argentina, y yendo puntualmente a Salto y Concordia, hay una muy buena relación entre los centros comerciales de ambas ciudades, y «uno entiende que las diferencias son por el tema cambiario, pero no por intereses diferentes porque al fin de cuenta cada ciudad quiere lo mejor para su ciudad y defender el comercio es parte de buscar cuidar las fuentes de trabajo».
En cuanto a las relaciones laborales, indicó que ya hoy hay muchos ciudadanos salteños (y uruguayos en el caso de Colón-Paysandú) que trabajan del lado argentino, de manera que ya hay un intercambio de trabajadores entre ambos países.-
Por otra parte el tema universitario que no es menor, también es importante porque hoy por hoy hay muchos estudiantes que vienen desde Concordia a estudiar a Salto y a la inversa, hay proyectos de la Universidad, de hecho en los debates que han surgido ha estado presente la academia, tanto del lado argentino como uruguayo, y sería un polo de desarrollo muy bueno, porque el puente vecinal permitiría acortar distancias, hoy para llegar al centro de Concordia tenemos 40 kilómetros y con el puente se llegaría en 10 minutos.
También la integración pasaría por dinamizar el tema migratorio, de Aduanas que es una de las cosas que lleva tiempo al decidir cruzar la frontera.
APOYO
El secretario de CCIS manifestó que el puente es para crecer y en este sentido «apoyaremos en cuanto sea bueno para la ciudad».
Respecto a la seguridad, indicó que es un tema importante por el que siempre hubo debate, y el CCIS hizo hace alrededor de 15 años una encuesta a nivel de los socios, pero cada situación y cada momento merecería hacer un buen análisis.
«La seguridad que es el tema que más se ha tenido en cuenta, es un tema solucionable en cuanto quienes tienen a su cargo esa parte, busquen los canales y lo hagan».
En este sentido mencionó que hoy en Salto que tenemos el cambio del Jefe de Policía, la venida de la Guardia Republicana a nuestra ciudad que «ha sido un cambio positivo y eso hay que resaltar. Cada país tiene las herramientas y llegado el momento se aplicarán, no por ser más grandes (porque pasaríamos a ser una ciudad de doscientos cincuenta mil habitantes), vamos a tener más problemas, creo que los problemas existirán como toda la realidad de cada país pero es solucionable», comentó el Secretario del Centro Comercial.
«Estamos para apoyar para sumar, apostar al desarrollo y para participar en todas las oportunidades que nos soliciten para hacer nuestro aporte como gremial empresarial y también viéndolo desde un punto de vista de generar trabajo», concluyó Minervini.

El Centro Comercial e Industrial entiende que el proyecto suma y generaría mano de obra, entre otras cosas positivas

El Centro Comercial ha participado en diferentes instancias donde se trató la temática sobre el proyecto del puerto de Salto, el aeoropuerto de Concordia y el puente vecinal, que apunta a ser una obra binacional aprovechando el interés en desarrollar un proyecto de este tipo desde ambos países, comentó al ser consultado por EL PUEBLO el secretario del Centro Comercial e Industrial de Salto; Atilio Minervini.19060158_1948815802071145_5284849074898090530_n
En cuanto al puente vecinal puntualmente, Minervini consideró que «la integración siempre es buena», y de hecho las fuerzas vivas lo están impulsando, en el ámbito político hay una buena relación entre la Intendencia de Salto y el Municipio de Concordia, es decir que es algo que se puede plasmar, pero son decisiones que hay que trabajar mucho. Desde el Centro Comercial como gremial empresarial pensamos que «es algo bueno porque generaría desarrollo, suma, seríamos una gran ciudad, creo que hasta del punto de vista laboral generaría mucha mano de obra porque una obra de esa envergadura generaría mucho trabajo –que hace falta además- para ambas ciudades».
Cualquier obra de estas que se ejecute, sería muy bueno porque generaría mano de obra y ya desde el «vamos», dinamizaría el mercado, habiendo trabajo, hay ingresos, que es lo que se busca.
En cuanto al tema económico, lo que hace que convenga (comprar) de un lado o del otro, es la diferencia cambiaria, en este momento está beneficiando al Uruguay; la diferencia cambiaria hace que hoy Uruguay sea más conveniente, pero la mayoría de las veces el tema cambiario beneficia al comercio de Argentina, y yendo puntualmente a Salto y Concordia, hay una muy buena relación entre los centros comerciales de ambas ciudades, y «uno entiende que las diferencias son por el tema cambiario, pero no por intereses diferentes porque al fin de cuenta cada ciudad quiere lo mejor para su ciudad y defender el comercio es parte de buscar cuidar las fuentes de trabajo».
En cuanto a las relaciones laborales, indicó que ya hoy hay muchos ciudadanos salteños (y uruguayos en el caso de Colón-Paysandú) que trabajan del lado argentino, de manera que ya hay un intercambio de trabajadores entre ambos países.-
Por otra parte el tema universitario que no es menor, también es importante porque hoy por hoy hay muchos estudiantes que vienen desde Concordia a estudiar a Salto y a la inversa, hay proyectos de la Universidad, de hecho en los debates que han surgido ha estado presente la academia, tanto del lado argentino como uruguayo, y sería un polo de desarrollo muy bueno, porque el puente vecinal permitiría acortar distancias, hoy para llegar al centro de Concordia tenemos 40 kilómetros y con el puente se llegaría en 10 minutos.
También la integración pasaría por dinamizar el tema migratorio, de Aduanas que es una de las cosas que lleva tiempo al decidir cruzar la frontera.
APOYO
El secretario de CCIS manifestó que el puente es para crecer y en este sentido «apoyaremos en cuanto sea bueno para la ciudad».
Respecto a la seguridad, indicó que es un tema importante por el que siempre hubo debate, y el CCIS hizo hace alrededor de 15 años una encuesta a nivel de los socios, pero cada situación y cada momento merecería hacer un buen análisis.
«La seguridad que es el tema que más se ha tenido en cuenta, es un tema solucionable en cuanto quienes tienen a su cargo esa parte, busquen los canales y lo hagan».
En este sentido mencionó que hoy en Salto que tenemos el cambio del Jefe de Policía, la venida de la Guardia Republicana a nuestra ciudad que «ha sido un cambio positivo y eso hay que resaltar. Cada país tiene las herramientas y llegado el momento se aplicarán, no por ser más grandes (porque pasaríamos a ser una ciudad de doscientos cincuenta mil habitantes), vamos a tener más problemas, creo que los problemas existirán como toda la realidad de cada país pero es solucionable», comentó el Secretario del Centro Comercial.
«Estamos para apoyar para sumar, apostar al desarrollo y para participar en todas las oportunidades que nos soliciten para hacer nuestro aporte como gremial empresarial y también viéndolo desde un punto de vista de generar trabajo», concluyó Minervini.

Si bien autoridades del gobierno nacional no están informados oficialmente, no descartan su estudio

De acuerdo a lo informado, desde algún sector de las fuerzas vivas de las ciudades de Concordia y de Salto, en conjunto con sus gobiernos municipales, encabezados por Enrique Tomás Cresto y Andrés Lima respectivamente, vienen trabajando en la concreción del viejo proyecto de la construcción de un puente vecinal. Según también se ha informado, existe voluntad política en que este proyecto pueda concretarse a la brevedad y se viene avanzando en ese sentido a paso firme.
Pero la semana pasada visitó la sede de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande el Canciller de la República, Rodolfo Nin Novoa, pues en el marco de los 70 años de creación de dicha institución binacional, disertó sobre “La importancia de las obras binacionales en los procesos de integración”. En la oportunidad fue acompañado por el Embajador de Uruguay en Argentina, Héctor Lescano. Ambos fueron consultados por la prensa sobre esta iniciativa, donde el Canciller Nin Novoa reconoció que no tenía información oficial sobre la misma. Ambos jerarcas del gobierno nacional coincidieron en mostrar preocupación por la posible saturación de obras sobre el río Uruguay.

LESCANO
Consultado por EL PUEBLO sobre su postura de la propuesta de construcción del puente vecinal entre las ciudades de Salto y Concordia, Lescano recordó que el gobierno tiene en carpeta otro proyecto, que es el puente Zárate-Brazo Largo y Conchillas, aunque no lo descarta.
“Es un tema que como dicen los cronistas deportivos, el partido está abierto. Se ha manejado la posibilidad de algún otro proyecto que también tiene sus años, como el puente Zárate-Brazo Largo y Conchillas. Todo lo que sea conexión, sin duda que es muy importante. Pero lo que los gobiernos están manejando es la posibilidad que haya previamente un estudio bilateral técnico del más alto nivel que estudie el impacto económico-social y el impacto ambiental de estas propuestas”, sostuvo escuetamente.

NIN
Por su parte el Canciller Nin Novoa dijo no tener información oficial y recordó que ya “tenemos varios puentes vecinales a lo largo del río Uruguay, hay otro en Bella Unión”, remarcando “que llega un momento en que puede haber una saturación de estas obras de infraestructura, pero es parte, precisamente, de la propuesta que nosotros hacemos, de la importancia que tienen las obras de infraestructura en las obras binacionales en estos procesos de integración”.
“No conozco en detalle (el proyecto), lo digo con toda franqueza, esto se debe estar operando más bien desde el punto de vista técnico en el Ministerio o Secretaría de Transporte, con seguridad. Sabemos por referencias, porque así no los han contado, pero no tenemos nada oficial, por ahora. Cuando llegue el momento de analizarlo, por supuesto que ameritará una firma de un convenio, de cartas reversales y de un tratado internacional, obviamente, de eso no les quepa ninguna duda, esto termina en la Cancillería firmando un tratado de corte internacional”, concluyó.

Construcción del puente vecinal Salto Concordia: ¿Qué opina la gente?

El proyecto de la construcción de un puente vecinal entre Salto y Concordia tiene larga data y si bien éste surgió con fuerza y fue tenido en cuenta en ciertas esferas políticas, su concreción se fue dilatando hasta quedar en la lista del olvido de cuestiones por hacer.
El pueblo quiso recabar la opinión de algunos ciudadanos a fin de saber cuáles serían las ventajas y desventajas de este puente que a simple vista contribuiría a la unión y cercanía de ambas márgenes y una forma más de fomentar el turismo regional.

Milton Pirana – “Creo que sería beneficioso para todos, aunque todavía no lo tengo bien en claro… creo que facilitaría muchas cosas como por ejemplo que la gente que no tiene dinero para una conducción pudiera conocer otra ciudad. Hay muchos salteños que todavía no conocen la ciudad vecina.
De un pueblo al otro de esa forma se achican las distancias”. Milton va aproximadamente a Concordia una vez por año.
“Con o sin el puente la delincuencia siempre va a existir”.
Mónica – “Solo del hecho de poder ir caminando es algo de fácil acceso… mucha gente no puede pagarse un vehículo para pasar. Dicen que esa idea fomentaría la delincuencia pero creo que no… porque los delincuentes pueden pasar por otras vías igual.
Ana -” Me parece muy bien que se pueda crear cuánto antes el puente, es más fácil que tomarse un ómnibus ya que allí hay muchos artículos más baratos y algunas cosas nuestras que a ellos les conviene.. pienso que vendría más gente a visitarnos y eso es bueno para el turismo. Yo no conozco la ciudad de Concordia. Vivo en el barrio Saladero y cuido a una viejita. No tengo mucho tiempo para pasear y pienso que esta sería una buena posibilidad”.
Coco Castillo – “Para mí no es necesario construir ese puente… hay cosas mucho más prioritarias… no lo veo útil… siempre hay dificultades para pasar mercadería. También pienso que favorecería a los delincuentes, tanto de acá como de allá-
En lugar de hacer un puente se deberían crear más fuentes de trabajo. Hay mucha gente en situación de desempleo. Hay que atender todo eso primero.
¿Para qué queremos otro puente si no podemos traer nada de allá? Hay otras cosas más importantes que hacer”.

Atair Ferreira – “Estoy muy conforme con la construcción del puente… mucha gente pobre va a poder pasear y hacer turismo… mediante la conducción todo cuesta mucho más. Hace muchos años que no voy a Concordia y para mí sería un paseo ir caminando y poder comprar alguna cosita”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...