Con buena concurrencia en algunos locales dio comienzo ayer con normalidad la vacunación contra la gripe AH1N1

Con buena concurrencia en algunos locales dio comienzo  ayer con normalidad la vacunación contra la gripe AH1N1

De acuerdo a lo anunciado, se dio comienzo en la víspera a la vacunación contra la influenza AH1N1 en los distintos centros habilitados a tales efectos, entre los que se encuentran los dispuestos por ASSE en las distintas Unidades Básicas de Atención y en los horarios que fueron publicados en la edición de ayer.
De acuerdo a la información recabada por EL PUEBLO, pese a que en algunos de dichos lugares se produjo una asistencia importante de personas, no se generaron inconvenientes.
Se nos ha solicitado por parte de las autoridades y jerarquías correspondientes que tienen a su cargo la organización de la vacunación, que en primera instancia se está inoculando a personal que se desempeña en el área de la salud, embarazadas y puerpéreas hasta 6 meses.
Con posterioridad llegará el turno a los menores y personas mayores de 50 años, al tiempo que se hace mención al hecho que son mínimas las contraindicaciones existentes para recibir la vacuna, como es el caso de aquellas personas que son alérgicas al huevo.
En cuanto a la disponibilidad de dosis para atender la demanda, corresponde mencionar que será en forma semanal que se recibirán dosis para realizar la correspondiente reposición.
SÍNTOMAS DE LA
INFLUENZA A H1N1
A todo esto, es válido hacerse eco de algunas puntualizaciones realizadas por profesionales de la salud en cuanto a los síntomas que presentan quienes contraen la enfermedad.
Principalmente vale decir que los síntomas son muy similares a los de una gripe convencional, lo que puede conllevar a un cierto alarmismo entre la población.
Estos son los síntomas más comunes de la Influenza o Gripe Porcina
fiebre superior a 39 grados, que se presenta de manera repentina
tos, dolor de cabeza intenso, dolores musculares y de articulaciones, irritación de los ojos, falta de apetito, secreción nasal, puede presentarse diarrea, nauseas y manchas en la piel, dolor de garganta
Aunque no está confirmada su total efectividad para luchar contra esta variedad del virus, algunos gobiernos recomiendan la vacunación contra la gripe estacional, que habitualmente se aplica a niños y mayores de 60 años.
COMO SE TRANSMITE
LA INFLUENZA A H1N1
En primer lugar hay que saber que el virus de la Influenza A H1N1 no se transmite por consumir carne de cerdo, ni productos derivados del mismo, pero que si lo hace por contacto directo con estos animales.
El virus de la gripe porcina es eliminado al cocinar a temperaturas de 70º C.
Se trasmite del cerdo a personas cuando se está en contacto directo o indirecto con ellos o su hábitat.
Ahora esta nueva mutación de virus se transmite entre humanos por los mismos medios que una gripe común. Por vía aérea a través de tos, estornudo o por contacto con objetos infectados.
Por ejemplo: Si se toca un objeto infectado con el virus como un pañuelo, un pasa manos, un utensilio de cocina o un mueble donde se haya estornudado, y luego nos tocamos los ojos o la boca con la mano ahora infectada nos contagiamos.
Es por esto que es altamente recomendable el uso de barbijos o mascarillas e intensificar los hábitos de higiene personal para evitar contagiarse y contagiar.
ALGO PARA
CONSIDERAR
Un grupo de investigadores canadienses constató que las personas vacunadas contra la gripe estacional estaban más expuestas al riesgo de contraer el virus H1N1 que el promedio de la población, según un estudio publicado en la revista PLoS Medicine.
Sin embargo, la investigación realizada en Canadá y dirigida por Danuta Skowronski del Centro de control de enfermedades de Vancouver, evita establecer un vínculo de causa efecto, contentándose con plantear una «posibilidad».
En una ola de casos de H1N1 observada en una escuela en la primavera boreal de 2009 se constató que las personas que tosían y tenían fiebre habían sido más a menudo vacunadas contra la gripe estacional que las que mantuvieron la buena salud.
Cuatro estudios fueron lanzados para verificar la existencia de una eventual relación, sobre 2.700 personas en Columbia Británica, Alberta, Ontario y Québec.
El primero buscó verificar la proporción de personas vacunadas contra la gripe estacional en 2008 tanto en las personas que sufrieron H1N1 como entre las que no contrajeron ese virus.
Dicho estudio confirmó que la vacuna protegía bien contra la gripe estacional pero parecía asociada a un riesgo 68% mayor de contraer el virus H1N1.