Curar las relaciones adentro y afuera del consultorio

Curar las relaciones adentro  y afuera del consultorio

La relación médico paciente ha sufrido una crisis de confianza y buen trato en los últimos años 

La relación médico paciente ha generado reiterados conflictos en los últimos tiempos. Si bien se vienen haciendo esfuerzos a nivel institucional y de las distintas instituciones, asociaciones y gremiales para revertir los problemas que se han venido suscitando en los últimos tiempos, los actores le atribuyen a esto un efecto multicausal y entienden que los incidentes que surgen adentro de un consultorio, son parte del resquebrajamiento de valores que viene afectando a nuestra sociedad. Salto sabe de esto y mucho, cuando el caso más paradigmático se dio en nuestro medio en enero del 2009, con el crimen del Dr. Pablo Gaudín a quien el esposo de una paciente, con revanchismo por el dolor causado ante la muerte de su mujer, abatió a tiros al médico luego de un asedio personal e incluso tras elaborar una lista con médicos contra los que planeaba atentar. Ese hecho generó la llamada Declaración de Salto, donde se establecía la necesidad de mejorar este vínculo.
¿Qué dicen los médicos? ¿Qué opinan los usuarios? ¿Qué se ha hecho hasta ahora en todo este tiempo? Esto y más en el presente informe de EL PUEBLO.

Dra. Natalia Martínez, Sindicato Médico de Salto

«En una sala de emergencia, espera más el que está menos grave y que la atención no es por orden de llegada», dijo

Médica Anátomo Patóloga de profesión, la Dra. Natalia Martínez integra el Sindicato Médico de Salto y dio su punto de vista acerca de la relación médico paciente, comentó algunas de las vicisitudes que se generan en esa situación y sostiene que es importante trabajar más en los temas de comunicación de los cuales el médico carece desde su formación.

MÁS FORMACIÓN
Consultada sobre cómo se ponen de manifiesto ante la opinión pública los temas atinentes a la relación médico – paciente, dijo que en enero de este año, «a raíz de un episodio de violencia que suscitó que en las redes sociales se manifestaran amenazas y se incitara a la violencia contra los médicos, por eso empezamos a trabajar en el tema de seguridad y se generó un vínculo entre la población en general y el equipo de salud. Lamentablemente, lo que comenzó siendo un comentario, pasó a ser realidad, existiendo en el mes de febrero dos hechos más de violencia contra dos médicos, lo que llevó a que nos reuniéramos el equipo de salud con los usuarios, para debatir respecto a esto».
Aunque quiso dejar en claro que «en la gran mayoría de los casos el vínculo entre el equipo de salud y la población, son pacíficos, amables y amigables; porque siempre tratamos que la persona que se acerca se vaya con su salud mejorada o con una prevención establecida, generando así un vínculo con el paciente, donde, más aún en una ciudad como Salto, por equis causa conocemos a su familia, su barrio, su lugar de trabajo, yendo dicho vínculo más allá del momento de atención, pues también al ser una comunidad relativamente chica, nos encontramos en todos lados».
Pero, Martínez reconoció que hay algunos momentos en los que la comunicación pueda estar mal mal y se pasa al plano de la agresión; empero destacó que analizando la situación respecto a lo que ocurre en otros países la situación se genera por muchas causas.
Asintió que por un lado, el Sistema Nacional Integrado de Salud «ha estimulado que la gente concurra, se atienda y consulte precozmente; hemos estimulado durante años que la gente aunque se sienta bien, vaya al médico, acostumbrándose a ir a la consulta por los casos más chicos y eso está bien, es lo que se busca».

EMERGENCIA NO ES
POR ORDEN DE LLEGADA
A su vez, sostuvo que este mismo sistema promovió que los equipos médicos lleguen a la gente por medio de las policlínicas, lo que permitió que las personas consulten «mucho más, surgiendo la dificultad de que muchas veces el equipo se encuentra preparado para recibir a esa cantidad de gente, y a veces no, porque antes iba a la emergencia solamente el paciente que estaba grave», declaró.
«Al mismo tiempo, tenemos al funcionario que recibe al usuario desde la puerta, o el enfermero que le toma la temperatura, o el médico mismo, a veces no sabemos explicarle cómo funciona el sistema de salud, y por qué en una emergencia, espera más el que está menos grave y que la atención no es por orden de llegada».
En consecuencia, dijo que cuando llega ese paciente que está menos grave «si ya lo atienden mal en el mostrador, provoca que cuando accede al equipo de salud, ya está enojado, lo que se suma al estado de salud que motivó la consulta, porque no va por placer. Como también, es justo decirlo, en oportunidades el equipo de salud se encuentra estresado por muchas horas de trabajo».
Para la integrante del Sindicato Médico de Salto, otro de los aspectos por los cuales se generan los conflictos «son la larga espera que deben sobrellevar, la cual, si no es en un lugar agradable o ameno, la persona se sienta molesta, o porque considera que está perdiendo su tiempo o perdiendo de trabajar, lo que nos sucede no solamente en un centro de salud, sino que también en un banco, en una oficina pública o cualquier otro lugar en el que tengamos que esperar para ser atendidos».

FALLA LA
COMUNICACIÓN
Por otro lado, la Dra. Martínez señaló que «una gran carencia que hemos visto en el equipo de salud, es la falta de capacitación en materia de comunicación; carencia que surge desde la Facultad de Medicina, que lo padecen tanto los médicos como los enfermeros.
Nos referimos tanto a la comunicación interna entre el equipo, que es necesaria para que a su vez la comunicación que se tenga hacia afuera, sea única y encadenada, y que no se comuniquen distintas cosas».
Y por otro lado, expresó que «la comunicación del equipo de salud con el usuario o con la población, tiene que ser de forma profesional, capacitada, lo que no significa que no sea humana».
Consultada para este informe sobre hasta dónde influye en el entendimiento médico – paciente, que este último colabore y cumpla con las indicaciones, la Dra. Natalia Martínez manifestó que «la gran mayoría cumplen con los tratamientos y se mejoran, pero hay algún grupo de pacientes que se les hace difícil seguir las medidas de prevención por lo cual después que ya tienen un problema cardíaco, creen que es más fácil que le hagan un cateterismo, a que se cuiden no fumando, haciendo ejercicios, comiendo sanamente, previniendo de esa manera tener un infarto».
«Por lo general, son los menos; en realidad se está viendo que la gente «consume cosas de salud», invierte en su salud, teniéndola como un bien importante, y los resultados lo muestran al ser hoy en día la expectativa de vida en Uruguay de 76 años, cuando antes lo era menos de 70; en cuanto a la mortalidad infantil, se ha bajado a una cifra que es casi un ejemplo. Por lo tanto, en la mayoría de las veces la relación de la población y el equipo de salud es buena, los resultados, son buenos, pero, aún faltan ciertas cosas que ajustar, y es en lo que estamos trabajando», afirmó.
Respecto a las acciones a tomar en ese sentido desde el sindicato local de médicos, Martínez aclaró que «concluimos al final de la jornada que mantuvimos en febrero en el Palacio Córdoba, concretar a nivel de la Junta Departamental de Salud, el lugar en el que trabajaremos con una agenda durante todo el año para mejorar la comunicación y el vínculo entre el equipo de salud y el usuario, porque este último es protagonista de la mejora de ese vínculo».
Añadió que también consideran ir a las policlínicas barriales y a aquellos lugares donde es necesario que la comunicación del prestador de la salud y el usuario mejore.
El trabajo se hará en talleres, donde se profundizará la parte comunicativa, señaló.

Usuarios del CAM se manifestaron en su mayoría conformes tanto en la relación con sus médicos y con el personal de salud 

Para conocer la opinión de los usuarios del centro de asistencia privada que ofrece nuestra ciudad, EL PUEBLO consultó a varias personas que salían de la emergencia y los consultorios del Centro de Asistencia Médica de Salto.

Allí, el panorama que brindaron los usuarios fue bastante positivo, en su mayoría marcaron una buena relación con los médicos y las quejas se dieron por algunos casos particulares.

NORMA DE CERRO CHATO

“Para mí es impecable la atención, siempre fui bien atendida y pude expresarme bien y el médico siempre me escuchó. Mi doctor que es mi médico de cabecera está radicado en Valentín y siempre me ha atendido bien de bien y cada vez que he necesitado de un traslado ha sido muy buena la atención también. Además, yo trabajo en el área de salud, soy enfermera afuera (en el interior del departamento) por ASSE y hemos derivado cantidad de pacientes al Centro Médico y nunca tuve quejas”, comentó Norma.

CORINA, DE SALADERO

“En mi caso siempre me han tratado bárbaro, no tengo quejas, lo mismo con los remedios y la atención por sobre todas las cosas, que es lo que uno más necesita, ha sido siempre bien. Todavía no he estado internada pero las veces que tuve que llamar a la emergencia a mi casa también siempre fue bien. En el caso de mi hija que tiene cáncer de mama la trataron medio mal, ella estaba sola, había enviudado hace poquito y los hijos eran chicos. Hubo médicos que la trataron de pesado, no sé si porque al tener un cáncer ya la tratan como que es algo así. Pero ella la sigue peleando, ya hace seis años que tiene cáncer y todavía la sigue peleando”, dijo Corina.

JUAN, DE SALTO NUEVO
Juan, vive en la zona de Salto Nuevo y según dijo hace mucho tiempo concurre al médico por problemas de salud. “Yo me atiendo en el Centro Médico y la atención acá es buena, tanto de los médicos como los enfermeros.
Yo hace años que ando en las vueltas acá adentro, caí dos veces internado. Ahora estoy esperando para tomarme la presión.
Tengo un problema en el corazón que no me permite operar, y los médicos me la van llevando.
Cuando estuve internado hasta televisión miraba, tranquilo y nunca sentí ningún caso puntual de nadie que tuviera algún problema con los médicos”, señaló.

LILIÁN
“Mis doctoras son inmejorables, son divinas, tengo tres doctoras, mujeres todas. Una de ellas me sacó la Anemia y la geriatra me dio unas ocho inyecciones y se me desaparecieron todos los dolores y cuando supo que ya no tenía anemia me decía, ¡le ganamos, le ganamos!, realmente no tengo quejas de nada”, puntualizó Lilián.
CRISTINA
“Yo tengo para quejarme sobre la demora en la emergencia, estoy esperando desde las siete de la mañana para que venga un médico, un neurólogo y son casi las once y todavía seguimos esperando.
Aparte de eso, nunca tuve otro problema y el trato tanto con los enfermeros como los médicos es bueno.
Más allá de esto que pasa en la emergencia con la demora por los especialistas, no he tenido problemas”, comentó Cristina, visiblemente molesta.

FLORENCIA
La joven Florencia, afirmó que nunca tuvo que estar internada y las veces que se atendió por alguna consulta médica la relación siempre “fue buena y nunca tuvo problemas”.

“Una verdadera orquesta sinfónica”
Al haber muchas personas involucradas en la relación médico paciente, se genera mayor interferencia, dijo el Dr. Campos

“Antiguamente estaba el médico y el paciente y eso era como el guitarrista y el cantor, se miraban y ya sabían lo que querían uno y otros, hoy en cambio, la relación médico paciente es una verdadera orquesta sinfónica”, dijo el Dr. Néstor Campos, médico cirujano, en oportunidad de ser consultado por EL PUEBLO.

“Me parece que la relación, y hablo del personal de la salud en general, con el paciente es clave para tener una buena asistencia y de calidad. Yo lo que pienso es que en la mayoría de los casos es buena la relación médico paciente y que son las normales y en general no tienen ni prensa ni se comunican, en cambio las pequeñas cosas que pasan son las que salen en las comunicaciones y dan a parecer que son malas las relaciones”, agregó.
Sin embargo, opinó también que las agresiones que se dan en la actualidad se conocen más que antes “y sin lugar a dudas existe un aumento de agresiones”.
A modo de ejemplo, aseguró que en España, donde se llevan estadísticas, aumentó en el orden del 35 % en el último año los casos de agresiones en la relación médico paciente.

EN GENERAL ES BUENA

Más allá de eso, el médico considera que “la relación médico paciente en general es buena, lo que sí hay que determinar es cómo se mejora”. En ese aspecto, se refirió a la “empatía” como algo que es “fundamental”, ponerse en el lugar del otro.
“Yo como paciente me tengo que poner en el lugar del médico y saber que no es Dios, que el médico va a hacer todo lo posible para mejorar la salud y el médico a veces representa el sistema. Lo que pasa es que todos los sistemas del mundo tienen cosas buenas y cosas malas y uno a veces ve solo las cosas malas cuando la sensibilidad que es una de esas cosas buenas, todo el mundo tiene derecho a eso. Desde luego, ya sea desde la enfermería al médico, son la cara visible de todos los sistemas”, comentó Campos.

MAYOR INTERFERENCIA

Para el cirujano, “lo que ha cambiado fundamentalmente es que antiguamente estaba el médico y el paciente y eso era como el guitarrista y el cantor, se miraban y ya sabían lo que querían uno y otros.
Hoy, en cambio, la relación médico paciente es una verdadera orquesta sinfónica, que la integran muchos sistemas y personas y como además no todos tienen la misma partitura no sale una buena sinfonía.
Por ejemplo, antes había un médico solo y ahora el paciente es visto por varios especialistas y a veces un especialista le da una información a un paciente que por ahí no la comprendió o no fue adecuada y después va a otro médico y recibe otra información y ahí se da un cortocircuito entre las informaciones, porque aunque los dos opinen igual a veces la comunicación no es la misma.
Por otro lado está la institución prestadora, la institución pagadora, donde cada uno tiene su normativa y eso lleva a que hayan muchas personas involucradas en esa relación y haya mayor interferencia entre el médico y el paciente por eso yo lo comparo con que antes era el cantor y el guitarrista y ahora hay una orquesta sinfónica, lo que provoca más interferencia”, concluyó Campos.

¿Qué opinan los usuarios del Hospital sobre la relación médico – paciente?

Para conocer las opiniones de los pacientes, EL PUEBLO fue hasta la puerta del principal centro asistencial público de la ciudad y habló con varios de ellos.

María del Rosario Fernández

Tiene sesenta años, es diabética, hipertensa, padece artrosis y desde hace tiempo se atiende con el Dr. Camacho. «La atención ha sido siempre muy buena» – nos dice. Desde su lugar de paciente entiende que lo más importante en el vínculo que se establece con el profesional es que la escuchen y que los médicos siempre tienen que ser claros y decir la verdad de lo que le está sucediendo al enfermo.
Fernández sostuvo que muchas veces se remiten a dar medicación sin brindar demasiados detalles. «Tal vez los médicos no quieren decir para no amargar a sus pacientes, pero aquellas personas que se encuentran conscientes, tienen que saber a ciencia cierta cuál es la enfermedad que los está aquejando».
Este concepto surge a raíz de la experiencia que está viviendo con su madre, que ya es anciana y se encuentra internada en un estado avanzado de una enfermedad terminal. Cuando hablamos de ese tema María del Rosario no pudo dejar de emocionarse…
«¿Por qué no nos dijeron que tenía problemas en el páncreas? Ahora ya es tarde». Lo cierto es que la familia debe saber la realidad desde el primer momento para estar preparada. Se entiende que saber la verdad sobre una enfermedad es un derecho humano.
María del Rosario también entiende que los reclamos posteriores no dan resultados, porque en la mayoría de los casos quedan solamente en el planteo. Le tocó vivir una experiencia muy negativa con una hija, que estuvo muy grave internada en el CTI y su historia clínica en un momento se traspapeló y fue hallada en la oficina de Defunción.
«Su historia se encontraba donde estaban todos los fallecidos. Pienso que no tendría que haber necesidad de ir a enfrentamientos; eso se evita si se hacen bien las cosas. Si uno se enoja, de inmediato llaman al personal de seguridad para que nos saquen. La queja debe ser presentada por escrito y firmada por quién hace el reclamo», expresó.

Aníbal González

Vive en el campo y hace unos meses atrás tuvo un accidente ecuestre que lo afectó del cuello y tuvo que estar internado en el hospital capitalino. «Tanto en el hospital de Salto como en Montevideo he sido bien atendido. Estuve internado tres meses y ahora en recuperación cada tanto tengo que viajar a la capital y a Tacuarembó a hacerme los controles. En el caso de este paciente, asevera que desde que fue asistido le explicaron cuáles fueron las consecuencias de su accidente y le dieron minuciosamente todos los detalles del tratamiento. Al caer del caballo se hizo graves lesiones en su columna vertebral pero felizmente el tratamiento está dando resultados», dijo.

Luis Alberto Godoy
«Pasé por el médico solamente dos veces en mi vida». Tiene sesenta y cinco años y solo fue dos veces. La primera vez debieron intervenirlo de inmediato por un problema agudo de vesícula y en la actualidad tiene cataratas y deberá ser operado. «La verdad es que no tengo ninguna queja… cuando estuve internado y me operaron, los médicos fueron excelentes conmigo, tanto el Doctor Campos como (los cirujanos) Veroli y Leal. En mi caso se pudo establecer (una) muy buena relación… cuando mi hermana y mi madre se enfermaron, los médicos hicieron todo lo posible por ellas. Lamentablemente fallecieron pero me siento muy agradecido por el trato que le dieron los médicos y cómo fueron con la familia, realmente excelentes personas».
Cuando tuvo su problema de vesícula su operación duró ocho horas debido a complicaciones. Una de las reflexiones que hace luego de esas dos experiencias que lo llevaron a consultar es que aunque una persona esté saludable, siempre es bueno hacerse los chequeos con regularidad y de esa forma poder construir un buen vínculo con los médicos en pos de una buena calidad de vida y salud.

Eliana

«Muy pocas veces he consultado porque felizmente no me enfermo nunca.
La que está en este momento internada es mi madre y ha recibido muy buen trato por parte de los médicos.
En una vez anterior no me gustó mucho cómo la trataron las enfermeras.
Creo que lo más importante que los médicos escuchen y que sepan brindar toda la información de lo que nos pasa».

Frank Bueno piensa que el diálogo es buena solución
Representante de los usuarios convocó a participar de las reuniones con objetivo de mejorar relación médico-paciente

Frank Bueno es el representante de los usuarios de la salud en Salto. Consultado para este informe, indicó que hace quince días tuvieron una reunión de la Junta Departamental de Salud (Judesa) donde recibieron a representantes del Sindicato Médico de Salto ya que solamente en el Hospital hubo en un año, 137 intentos de agresión, verbal o física, del familiar hacia el médico, sobre todo en la sala de emergencia y fundamentalmente durante los fines de semana.

Bueno explicó que los principales motivos se deben a que los padres o familiares están ansiosos para saber las causas de la dolencia que presenta su hijo o familiar “y en la emergencia muchas veces no se puede dar un diagnóstico rápido, porque la emergencia bien lo dice, te sacan de un problema en ese momento, pero después hay que pasar a un médico general o especialista y muchas veces los familiares no entienden. También sucede que en muchas ocasiones esperan ir al médico los fines de semana, porque así se evitan las colas y van a la emergencia y ahí empiezan los problemas, porque van muchas personas”.
Frank Bueno resaltó que por lo general, estos son temas que se pueden hablar, para mejorar la relación. Dijo que “es cierto que muchas veces los funcionarios en general de la salud, desde administrativos, hasta los médicos, hay algunos que no respetan mucho a los pacientes, fundamentalmente de noche, tarde, y hay una ley que son los derechos del usuario, que indica entre otras cosas que el usuario tiene derecho a saber quién lo está atendiendo, por lo cual es necesario que el médico tenga algún distintivo que tenga su nombre y/o su apellido, lo trate con respeto al paciente y le explique qué es lo que le va a hacer, en el caso una inyección que le explique qué es y para qué; eso a veces no se cumple y muchas veces es lo que lleva a este tipo de problemas”.
Bueno señaló que “también hay que tener en cuenta que hay una falta de respeto desde el usuario al médico, o desde otro funcionario de la salud con el paciente o los familiares. No hay que olvidar que quien va a atenderse al Hospital o al Centro Médico, está en un estado de indefensión, cuando uno está enfermo está un poco débil anímicamente y lo que quiere es encontrar un trato mínimo y que se le permita intercambiar con el médico, respecto a su enfermedad, su tratamiento, etc”.

TALLERES
“Es un tema que hay que trabajarlo, por ello, se va a hacer talleres, con algunos usuarios que quieran participar, al igual que con funcionarios de la salud para mejorar la relación. Si bien no se han hecho aún los cronogramas, y no se ha establecido el lugar, dichos talleres se van a realizar a lo largo de este año, aseguró Bueno, al tiempo que agregó que esto es lo que propuso el sindicato médico que reúne a todos los médicos, y nosotros estuvimos de acuerdo para brindarlo a nivel de los usuarios y del personal de funcionarios de la salud en general”.
La próxima reunión de la junta departamental de salud está prevista para el próximo viernes 8, donde “se seguirá avanzando sobre este tema, y ver cómo está evolucionando”.

MEJORAS
Bueno comentó que una de las molestias más frecuentes es el tema de la puntualidad en las consulta, así como cuando un médico falte, que se avise. En este sentido destacó que el Centro Médico ha implementado un sistema de mensajes de texto que recuerda el día de la consulta así como también avisa si hubo algún cambio, pero no todos tienen celular, no es a todos que les llega bien la señal en el interior del departamento, pero son mejoras que van avanzando.
“El grado de violencia que se ve a nivel de la sociedad en general, también se ve en los consultorios médicos o en la atención de la salud en general, por esto es importante que los usuarios empiecen a participar de las reuniones de las distintas asociaciones que hay de usuarios para informarse de los derechos y obligaciones que tienen los usuarios y el médico y así exigir sus derechos “.
OFICINA DE ATENCIÓN
Por otro lado, Frank Bueno informó que en el hospital y también en el Centro Médico, hay una oficina de atención al usuario que le soluciona los reclamos. “Es simple, solamente hay que concurrir, porque siempre se trata de solucionar. Las urnas de quejas o sugerencias, son muy poco utilizadas, por eso es importante que los usuarios sepan de la oficina de atención, donde si hay una queja, se lo hace hacer por escrito, y en 48 horas tiene que tener una respuesta de la institución”.
Asimismo resaltó que “hay mucho miedo de hacer reclamos (por escrito), hay muchos tabúes que hay que empezar a romperlos”.

Dra. Patricia Nava
“La relación médico – paciente ha ido acompasando los cambios de la sociedad”, dijo la médico psiquiatra

La representante del Sindicato Médico de Salto, Dra. Patricia Nava, con respecto a la relación médico – paciente señaló que hoy se habla del tema y el equipo de salud con el paciente y su familia. Tanto el equipo de salud como el profesional de la Medicina participan activamente del proceso asistencial de salud con un paciente en el que se dan diferentes tipos de vínculos e interacciones.
LA EVOLUCIÓN EN LA RELACIÓN
MÉDICO – PACIENTE
“Tal vez la primera apreciación que hay que hacer es que ese vínculo ha cambiado con el correr del tiempo. Antes lo que se veía en la relación médico- paciente era un vínculo de carácter paternalista, en donde el médico era el que tenía la palabra y el paciente aceptaba todo sin cuestionar”, manifestó.
“Había una relación desigual, el médico actuaba y el paciente se sometía al tratamiento; en estos momentos la relación entre el médico, el paciente y la familia es mucho más horizontalizada exigen más información, explicaciones, saber mucho más detalles, ya que se maneja muchísima información a través de las redes sociales”, señaló. “Los médicos debemos aceptar que la realidad cambió y hay que informar, explicar y hacer que la comunicación el paciente y su familia entiendan lo que el profesional quiere transmitir. En la actualidad se habla de los derechos de los pacientes, pero también de los deberes. A través de las redes el paciente ya va tomando contacto con el proceso, la tecnología, los procedimientos y va reclamando. Entonces el médico tiene que informar todas las particularidades vinculadas al diagnóstico y explicar cuáles son los procesos de tratamiento y por qué se utilizan esos y no otros”, dijo la médico psiquiatra.
La comunicación va más allá de lo que nosotros llamamos información. La Dra. Nava entiende que muchas veces “las condiciones laborales con mucha presión y de sobrecarga, con una rémora en torno a las especialidades, dificulta un tanto esta relación. Por otra parte, los médicos tenemos la obligación de corroborar que el paciente haya entendido lo que le queremos transmitir”. Dijo que dentro de las obligaciones que “tiene el paciente de cumplir con el tratamiento, colaborar con el mismo y si no está de acuerdo está en libertad de buscar otras opiniones”. Si los usuarios están en desacuerdo con la atención cuentan con los mecanismos para hacer por las vías pertinentes los reclamos y las quejas. Lo que no se puede hacer es recurrir a la agresión. “También se da que el paciente en ocasiones le exige al médico procedimientos o exámenes que en su caso son totalmente innecesarios” – puntualizó la Dra. Nava. El médico tiene que comunicar el diagnóstico al paciente o a la familia. En el caso complicado o de alguna enfermedad más grave se le irá informando al paciente o a la familia. Si el paciente pregunta, hay que responder. La relación entre el médico, el equipo, frente al paciente y la familia ha ido acompasando los cambios de la sociedad”.

Lo confirmó el Dr. Marcos García
Las autoridades del Hospital “se ocupan” de mejorar la relación médico paciente con charlas al personal de salud

La relación médico paciente “es un tema que nos ocupa pero no nos llega a preocupar en la medida que las relaciones humanas han ido cambiando en los últimos tiempos”, dijo a EL PUEBLO, el Director del Hospital de Salto, Dr. Marcos García.
“No obstante eso, sabemos que el paciente llega a un servicio de salud con problemas y nosotros tenemos que brindarle soluciones y no más problemas. En eso tratamos de concientizar a nuestro personal de salud, de cómo se debe tratar al usuario o paciente. Por eso hemos hecho jornadas de capacitación con médicos de adultos y médicos pediatras”, agregó.
Los lugares que las autoridades del hospital consideran “más sensibles” son las puertas de emergencia y por eso se han enfocado hacia ellos. “En estos últimos días, hemos traído la cátedra de pediatría con neuropediatras, psiquiatras infantiles, haciendo talleres de forma de comunicar cómo deben dirigirse a los pacientes que puedan estar pasando por situaciones un tanto vulnerables. También, hemos trabajado para brindarle las noticias porque muchas veces no estamos preparados para tener que dar malas noticias y eso puede desencadenar en una reacción y por eso tratamos que eso no suceda, capacitándonos”, comentó García.
CASOS AISLADOS
Una realidad que se está dando en todo el mundo es el incremento de este tipo de situaciones donde hay agresiones en la relación médico paciente “y nosotros si bien hemos pasado por algunas situaciones, no podemos decir que han aumentado o disminuido porque han sido casos muy aislados los que se dieron, pero sí trabajaremos en pro de que esto no aumente porque han sido casos muy aislados”.
Más allá de eso, el jerarca reflexionó sobre el aumento de la violencia en todos los ámbitos, “la sociedad ha ido cambiando y la violencia no solo se incrementa en el área de la salud sino en general en todos lados”.
DERECHOS Y DEBERES
Sobre el accionar que lleva adelante el Hospital de Salto ante casos de agresión o violencia en la relación médico paciente, García afirmó que en el nosocomio local “existen protocolos y se los ha ido enseñando a los médicos, tanto del Colegio Médico como del Sindicato Médico de Salto y se los ha puesto en conocimiento para saber cómo proceder frente a esto. Lo que recalcamos es que tanto el personal de la salud como lo usuarios tiene derechos y deberes que debemos cumplir para ser una sociedad amena y equilibrada”, concluyó.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...