Docentes de Secundaria que trabajaron en los paros serán los más perjudicados tendrán que trabajar sin cobro extra

Docentes de Secundaria que trabajaron en los paros serán  los más perjudicados tendrán que trabajar sin cobro extra

urante las vacaciones deberán dar clase, pero no se les pagará extra; los descuentos de los que hicieron paro quedaron en suspenso hasta octubre.
«Al fin y al cabo acá los perjudicados somos los profesores que concurrimos a trabajar durante todo este tiempo en el que hubo paros”, manifestó enojada una profesora del liceo departamental de Melo al enterarse de la resolución del Codicen de suspender las vacaciones de setiembre. El organismo decidió que la medida deberá ser acatada por todos los docentes sin distinguir entre quienes se plegaron a las paralizaciones –que duraron casi dos meses– y quienes no lo hicieron. A cambio, se acordó dejar en suspenso la resolución aprobada por el Codicen en julio respecto al descuento de los paros. José Olivera, dirigente de Fenapes, señaló a Subrayado que a mediados de octubre, las partes se volverán a reunir y negociarán la forma de realizar los descuentos para que “tenga el menor impacto posible en el salario mensual de los trabajadores”. El dirigente adelantó que el criterio a aplicarse será “general y único” para todos los trabajadores.
En julio el Codicen había resuelto descontar los paros realizados desde el primer día de clase hasta el 30 de junio en dos partes.El primer 50% se descontó en el sueldo de julio y el otro se debería descontar en el de agosto. Sin embargo, el acuerdo de ayer dejó en suspenso esta segunda parte.
En tanto, para el 60% u 80% de los docentes que trabajaron durante ese tiempo no habrá ningún tipo de beneficio, ni pago extra, adelantó a El Observador el vicepresidente del Codicen, Javier Landoni.
“Lo importante es recuperar el tiempo pedagógico y el clima de aprendizaje. Y según lo que sabemos en el 99% de los casos en los que concurrieron los docentes, los alumnos no lo hicieron; por lo tanto no se dictaron clases. Acá lo importante es que haya clase, no que los docentes hayan concurrido”, afirmó. Si realmente existe un caso en el que el docente haya podido dictar clases, se tendrá que ver cada caso particular con la dirección del centro y la inspección, manifestó. “Quizás se puede considerar y terminar antes los cursos”, aclaró.
Trabajar gratis
Pero esto no conforma a los docentes que trabajaron durante las movilizaciones, pero es claro que no tienen sindicato que los defienda. “Es mentira eso que dicen que los profesores fueron durante los días de paro, pero los alumnos no. Los gurises saben perfectamente qué profesor va para dar clase y cuál va solo para marcar. Por eso iban a las clases que sabían que tenían”, aseguró la profesora de Melo.
“Yo no hice ni un día de paro y di clase sin problema. Me faltaron tres o cuatro alumnos como cualquier otro día normal y con el programa estoy al día. Por eso ya le dije a mis alumnos que en vacaciones de primavera voy a ir al liceo, pero no voy a poner falta, ni voy a dar ningún tema nuevo; solo voy a conversar con los gurises”, afirmó.
El caso de esta profesora no es el único. En Cerro Largo la mayoría de los docentes mantienen la misma postura. Muchos ya tienen planificados viajes con sus familias, con todo pagado, y no van a concurrir a dictar clase, comentó la docente. “¿Por qué tienen que hacerlo, si ya dieron clase mientras los demás hacían paro y no les pagan nada extra?”, se preguntó la profesora. “El tema acá es que negociaron todo con los de Montevideo, que fueron los que hicieron más paros, y de nosotros ni se acuerdan”, añadió.
El hecho es que mientras en Montevideo los alumnos de Secundaria perdieron 22 días de clase, los de Primaria 15 y los de UTU 16, en el interior el promedio de paros apenas llegó a dos días. Esta última cifra fue confirmada por el propio Landoni.
Huelga en vacaciones
En tanto, la filial de Fenapes de Colonia Este ya resolvió que durante las vacaciones de setiembre no van a dictar clases. Por el contrario, van a ir a huelga hasta que culminen los días de descanso y van a realizar ocupaciones sorpresivas.
Martín Retemías, dirigente de Fenapes Colonia, dijo a El Observador que la resolución del Codicen es “una cortina de humo”, que no soluciona nada. “Es pan y circo. Circo para la opinión pública y pan para la oposición”, porque en la práctica no se va a poder llevar a cabo. Muchos profesores tienen planeados viajes, algunos toman exámenes en UTU o Formación Docente y otros ya dieron clases mientras hubo paros.
Retemías adelantó que seguramente otras filiales se sumen a la medida de huelga durante las vacaciones. Fuentes sindicales señalaron a El Observador que el ejecutivo de Fenapes analiza la misma medida. “El Codicen es una improvisación constante, tanto que en definitiva están planteando la esencialidad, algo que no se podía hacer”, afirmó.
En Afutu la situación es similar. Ruben Figueroa, dirigente del sindicato, adelantó a El Observador que las filiales de Tacuarembó, Durazno, Río Negro y Paysandú ya decidieron no dar clases en las vacaciones.