El artista recibió Mención de Honor en la 2da. Bienal de Arte de Guayaquil Juanito Conte y su experiencia en el exterior: «Siempre trato de proyectar una obra honesta»

El artista recibió Mención de Honor en la 2da. Bienal de Arte de Guayaquil Juanito Conte y su experiencia en el exterior:  «Siempre trato de proyectar una obra honesta»

El joven artista plástico salteño Juanito Conte – de conocida trayectoria a nivel internacional fue laureado en la Bienal de Guayaquil con mención de honor por una de sus obras intitulada «Escenografia Ciclo-temática de las Costumbres Uruguayas »
El relevante movimiento cultural se llevó a cabo en el museo Luis Novoa Naranjo de la mencionada ciudad ecuatoriana
Conte compartió a EL PUEBLO que el evento le abrió importantes puertas a nivel mundial para consolidar su ascendente carrera.
Participaron casi 400 artistas de 26 nacionalidades y  el salteño quedó dentro de los ganadores.
«La experiencia fue sin precedentes y sin lugar a dudas le da un nuevo giro a mi trabajo y pude hacer importantes contactos.» aseveró el plástico.
La obra fue adquirida por uno de los museos de Guayaquil, obra que dio que hablar en dicho evento cultural.
Juanito Conte reconoce que con su arte busca generar opiniones encontradas en sus propuestas.
Busca que las denominaciones de sus obras mantengan una consonancia estética.
«ESCENOGRAFÍA
CICLO-TEMÁTICA
DE LAS COSTUMBRES
URUGUAYAS »
El cuadro muestra como figura central una vaca con la lengua de afuera, rodeada de personajes monstruosos, impregnados de singular colorido.
«La obra posee algunas palabras muy fuertes y otras particularmente cálidas… expresiones contundentes».
Existen vocablos que están «mal, mal vistos…. es la realidad en su conjunto, producto de una experimentación.
Otra de las obras que fue expuesta en dicha bienal, «Movimiento sísmico», se conecta con palabras a saber del autor, le generan sensaciones terroríficas que están dentro de las costumbres uruguayas que es la «mortadela» (una palabra que al artista le suela lúgubre).
Otro de los personajes que aparece en ese cuadro revolucionario es el «Gauchoto»… al que el artista lo define como «un gaucho choto», que nada tiene que ver con las raíces gauchescas… así se va conformando la parodia uruguaya.
La obra revela una asociación libre en su máxima expresión. «No puedo cargar con la idea … no me gusta tener un argumento y soy absolutamente informal en la inspiración.
Se autodefine como una persona que se inclina por el positivismo, no se ata a ideas pre – definidas, buscando siempre proyectar una obra honesta.