El Centro Médico tiene “reservadas” cuatro camas en el CTI pediátrico del Hospital y ese número “es suficiente”

El Centro Médico tiene “reservadas” cuatro camas en el  CTI pediátrico del Hospital y ese número “es suficiente”

El cierre de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos de Salto (UCINSA), que estaba ubicada en el Sanatorio Panamericano y era gestionada por el Centro Médico, provocó la reacción de la gente. El viernes hubo una movilización frente a los dos nosocomios privados, donde los manifestantes exigieron explicaciones de parte de los responsables de los mismos.
Ayer, el director técnico del Centro Médico, Richard Boucq, y la directora del Centro Pediátrico del Centro Médico, Edit Arreseigor, visitaron la Redacción de EL PUEBLO para asegurarle a la población que “la continuidad asistencial de los niños está garantizada”.
“Corresponde aclarar a todos los usuarios del Centro Médico en qué condiciones está la asistencia a nivel pediátrico. Toda la cadena pediátrica está cubierta a través de un centro de asistencia médico pediátrico que tiene policlínicas determinadas, vacunatorio, emergencia, internación y ahora contamos con un área de internación para los niños de bajo riesgo. Se cuenta con incubadoras, con termocunas, con fototerapias, con todo lo necesario para un niño de bajo riesgo. Y para el niño de alto riesgo, los servicios se cumplen a través del CERENAP, por un convenio con el Ministerio de Salud Pública”, subrayó Arreseigor.
A partir de ahora, cuando un niño afiliado al Centro Médico requiera la internación en el CTI, será derivado al CERENAP, el CTI Pediátrico del Hospital. Allí, el Centro Médico tiene “reservadas” cuatro camas que “son suficientes para cubrir la demanda del niño crítico”, según explicó Boucq.
De darse una “situación compleja” donde se necesiten más camas, está prevista una “eventual derivación” del paciente a otro departamento, pero eso “ya se hace hoy”, porque “con UCINSA abierta también había derivaciones de niños críticos, porque si un recién nacido, por ejemplo, tiene una cardiopatía congénita, nosotros no tenemos la capacidad técnica para resolverla acá. Hay sólo dos centros en el Uruguay que operan cardiopatías congénitas y están en Montevideo, por lo que esos niños ya eran derivados a la capital. Y esa eventualidad se va a dar igual que cuando estaba UCINSA abierto”, reafirmó Boucq.
LA AMPLIACIÓN DEL CERENAP
El director técnico del Centro Médico aseguró que la institución está “contemplando” la posibilidad “de ampliar el volumen de camas y de personal del CERENAP” en el espacio destinado al propio nosocomio privado. “La confección del acuerdo va a demorar unos días, pero ya estamos pensando en evitar un posible desborde, que podría darse en junio o agosto. Dependemos un poco de las decisiones de las grandes autoridades para lograr nuestro cometido, pero en principio no habría problemas”, acotó Boucq.
Arreseigor, por su parte, explicó que CERENAP “es un CTI polivalente, pero ahora se pretende que sea monovalente, con un área para niños grandes y otras para niños pequeños, porque las afecciones, las patologías y la perfección del personal es diferente. No es lo mismo atender a un niño de 14 años que a un niño de 800 ó 900 gramos de peso. El manejo y el tratamiento es diferente”.
La directora del Centro Pediátrico del Centro Médico aseguró que en este nosocomio (ubicado en Beltrán y Uruguay) “se cuenta con una escala asistencial más” a partir de ahora, que será para tratar a los niños que no requieran cuidados intensivos. También hay una “zona aislada” para tratar “a los niños infectados que no sean críticos, o sea que no tengan una respiración asistida” y “un área de cuidados especiales para el niño grande que no requiere internación en CTI. Son dos camas que están en el centro pediátrico”.
“UNO DE LOS MEJORES CTI DEL PAÍS”
Boucq remarcó el concepto de “garantizar la continuidad de la asistencia”, valorando que el CTI del Hospital “reúne las condiciones académicas, técnicas, científicas, tecnológicas, de equipamiento y de infraestructura, como para brindar este servicio con muy buenos resultados. Es uno de los mejores CTI del país. Eso le da determinada garantía y seguridad a la población de que nos hemos preocupado para garantizar la continuidad asistencial”.
Según el DT del Centro Médico, “toda la cadena existencial está cubierta: desde el niño que llega a vacunarse como el que ingresa al CTI. No hay por qué preocuparse, ni por qué dejar a los padres con esa sensación de vacío de qué le va a pasar a sus hijos, porque el servicio está completo”.
Empero, Boucq admitió que puede existir una situación de riesgo por desborde de demanda que en los últimos tiempos no se registró. “El año pasado no la tuvimos en invierno porque el centro pediátrico realizó una vacunación masiva de niños y eso bajó los casos de infecciones respiratorias. Los asmáticos son tratados por un grupo especial que evita que llegue a la crisis. Antes, un asmático era candidato a terminar en el CTI por sus afecciones respiratorias. Eso ya lo teníamos bastante controlado el año pasado, por lo que bajó el número de niños críticos que requerían internación en CTI”.
Sobre el cierre de UCINSA, Boucq enfatizó que “el único habilitado a hablar por la Comisión Directiva es el presidente, y el presidente está en Montevideo porque su hija está por recibirse de médico”. Pese a ello, aventuró que “fue un tema muy complejo que llevó 17 meses de negociaciones. Si no encontramos una solución no fue porque no pusimos la mejor voluntad. Simplemente no pudimos encontrar una solución después de agotar todas las posibilidades para resolver el problema, porque el cierre de UCINSA era el peor escenario.
Nosotros somos gestores del dinero que aportan los afiliados y cuando hay que negociar hay que tener sentido común. Llegamos a determinado nivel, pero no pudimos ir más allá”.
Boucq concluyó que el CAM busca “una solución definitiva”, porque Salto “no puede quedarse sin un CTI pediátrico”, pero esa “ya es una decisión de carácter político”.