- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

El puente del Club Remeros

Construcción de pasarela que atravesaría la Costanera fue aprobada por la Intendencia pese a dos informes negativos
El Club Remeros Salto ideó un proyecto de reorganización urbana a implementar con el apoyo de la Intendencia de Salto para obtener así una mejora en la reorganización funcional y circulatoria en el marco de su entorno urbano, constituyéndose en un gestor y dinamizador del área circundante.
El Club Remeros ocupa una porción importante en la estructura barrial en que está inmerso y en base a eso planteó un proyecto de reorganización con una visión a mediano y largo plazo para poder continuar su desarrollo y crecimiento, respetando los valores paisajísticos y patrimoniales de la zona, según fundamentan en las bases de su proyecto al que se puede acceder a través de la página web del club.
Con estas acciones la centenaria institución social y deportiva con más de cinco mil socios pretende dar mayor fluidez y seguridad al tránsito vehicular y peatonal, con una intervención urbana que implica un aumento de estacionamientos públicos en la zona y crear además un puente peatonal que cruzaría la costanera Tomás Berreta desde la barbacoa del club sobre calle Belén hasta la secretaría de la institución ucibada en el edificio central sobre la costanera.
En la Intendencia de Salto, existe un expediente con esta solicitud al cual puedo acceder EL PUEBLO, donde se pueden leer dos informes técnicos negativos respecto a este proyecto, uno proveniente del Arq. Paul Bittencourt (funcionario de la Intendencia) y otro realizado por cuatro profesionales que integran un equipo de investigación del Área Teórica del Departamento Regional Norte de Arquitectura de la Facultad de Arquitectura de la UDELAR (Universidad de la República).
Pese a eso, el Intendente de Salto dio su aval positivo, entendiendo «conveniente acceder a dicha solicitud» según surge de la autorización otorgada el 10 de enero de 2016 que figura a fojas 29 de dicho expediente.
En el presente informe, se buscó tener todos los puntos de vista al respecto, desde la opinión de las autoridades del Consejo Directivo del Club Remeros, la Intendencia de Salto, vecinos que se manifiestan en contra del proyecto y la transcripción de los dos informes técnicos que figuran en el expediente y que son claramente negativos al proyecto en tanto altera una paisaje y una arquitectura emblemática de la ciudad, entre otros aspectos.

El Intendente autorizó hace un año la construcción
de la pasarela propuesta por el Club Remeros Salto

La resolución que se transcribe forma parte del expediente donde el Club Remeros Salto solicita la construcción del puente y está fechada el 10 de enero de 2017, donde se lee claramente que el Intendente de Salto, Dr. Andrés Lima autoriza la realización de dicha pasarela por la institución social y deportiva.

La presente resolución es firmada por el intendente y el Secretario General de la comuna Lic. Fabián Bochia, la cual se transcribe a continuación.

RESULTANDO: Que existe la inquietud planteada por el Club Remeros Salto de mejorar el tránsito peatonal entre dos padrones de su propiedad, situado entre Rambla Costanera Tomás Berreta, que permitirá prevenir accidentes de tránsito y acceder a sus instalaciones durante períodos de inundación.

CONSIDERANDO: I) La institución social solicita autorización para construir una pasarela para evitar los problemas que se producen por dificultades al libre tránsito peatonal. II) El Sr Intendente entiende conveniente acceder a dicha solicitud.

ATENTO: A lo expuesto y en uso de sus facultades legales, el Sr Intendente de Salto, RESUELVE:
1º) Autorizar al Club Remeros Salto a realizar la construcción de la pasarela peatonal entre el padrón 1807 y el predio de su propiedad ubicado en la intersección de la calle Belén y Rambla Tomás Berreta.
2º) Insértese en el Libro de Resoluciones, notifíquese a los interesados, publíquese, tomen nota las Direcciones Generales de Obras y Proyectos Especiales, el Departamento de Tránsito y División Jurídica. Cumplido, archívese”.

Secretario Fabián Bochia – “Consideramos que el puente es útil pero la intervención en el lugar debe ser mínima”

El Secretario de la Intendencia Fabián Bochia marcó la postura de la actual gestión frente al proyecto del puente de Club Remeros. Si bien no estuvo presente en la primera reunión. “Entendemos que el puente que propone el Club Remeros es de utilidad, pero no estamos de acuerdo en llevar adelante el proyecto en toda su dimensión porque en la zona la intervención debe ser mínima, dadas las características del lugar y su importancia para el departamento. El proyecto pretende sumar a la reestructuración vial, el ordenamiento del tránsito vehicular y la creación de espacios de estacionamiento.
La inquietud de la comisión del club es de hacer un puente con una intervención urbana importante.
El puente es útil, pero hay que tener en cuenta que la riqueza histórica y natural del entorno no puede ser vulnerada, de allí que la intervención deba ser mínima.
“Al puente los vemos útil en el sentido que permite la vinculación de la institución con la estructura más vieja y descongestiona la circulación de los peatones en el tránsito.
Nosotros somos partidarios de la construcción solamente del puente, más allá de que se propone un parque de estacionamiento”.
La envergadura de la obra, el espacio y demás será un tema que oportunamente – junto a los informes anexos será elevado a la Junta Departamental para ser posteriormente aprobado y ésta se muestra de conformidad.
Otro punto importante es que el puente quitaría gente del cruce de calles… no deja de ser un problema la cantidad de personas que cruzan de un lado a otro del río. El puente bajaría el riesgo al darse esta importante circulación.
Además – un tema que no es menor – que éste emprendimiento generaría mano de obra.
Vale destacar que de la obra en su totalidad se haría cargo el club.
El paso siguiente será analizar los detalles de la intervención menor y elevar el proyecto a la Junta para su aprobación.
En este momento las oficinas están en receso y se espera que éste proyecto cuente con el apoyo de la ciudadanía.

“El puente propuesto resulta muy comprometedor por el
lugar donde se inserta”, es la opinión del arquitecto de IdS

El informe Nº 114/2016, fechado el 2 de julio del mismo año y que surge del expediente de la Intendencia de Salto, es firmado por el Arq. Paul Bittencourt a cargo del departamento de Permisos y Fiscalización de Obras de la Intendencia de Satlo, como parte de un trámite de rigor en todo trámite de este tipo que requiere una modificación urbana.
En el mismo, Bittencourt entiende que el puente propuesto resulta “muy comprometedor por el lugar donde se inserta”.
A continuación se transcribe el fundamento que emitió el arquitecto sobre dicha opinión.
“El puente propuesto resulta muy comprometedor por el lugar donde se inserta.
Totalmente distinta sería la situación si se tratara de una zona degradada de la ciudad, sin diseño o sin identidad, pero el caso es que el puente se plantea para una zona de Salto donde el paisaje está consolidado, es de muy buena calidad y es de mucho interés para la ciudad preservarlo en su estado actual.
Los valores de este paisaje están en su calidad arquitectónica del propio edificio del club, con su torre en la cercanía del río, está en los edificios que se ubican al Este, en esa ladera de jardines con construcciones que son destacadas a nivel nacional como es el ejemplo de arquitectura moderna de la casa del Arq. Armstrong.
Los valores también están en la naturaleza circundante, el inteso arbolado, las áreas verdes y la presencia del río.
Dentro de ese entorno se abren visuales panorámicas que no deben ser perjudicadas, cuando se llega por la Avenida Costanera desde el Sur se tienen muy buenas perspectivas con la torre apareciendo entre las copas de Timbós y llegando desde el Norte del club la misma torre es protagonista entre los árboles de Ibirapitás y Tipas.
La Avenida Barbieri tiene un final que es único en Salto, con la curvatura de un trazado que suavisa elegantemente las diferencias topográficas y que va ofreciendo puntos de vista cambiantes hacia la zona, dondo justamente se propone colocar el puente.
También son importantes las visuales desde la plazoleta donde esta el monumento construído por el Arq. Rodríguez Musmanno a Barbieri. El puente no es un elemento menor ni imperceptible, al contrario, más allá de su ancho reducido es muy largo, atraviesa toda la avenida y debe sostenerse sobre importantes pilares apoyados en la vía pública. El puente no es neutro, es muy visible y dominante, porque hay un ator muy importante y es la altura a la que se ubica, que lo conviete en protagonista en todo este entorno tan equilibrado como frágil. Hay que tener en cuenta además que todo puente genera debajo suyo un área residual, que son siempre espacios de baja calidad, eso pasa siempre y es muy dificil de contrarrestar, se convierten en lugares propensos a la suciedad, los graffitis, los carteles de publiccidad y las pintadas en los pilares, etc. En conclusión, la idea de implementar un puente que tendrá impacto negativo a escala urbana, solo con el objetivo de otrogar mejoras circulatorias internas al club, no parece tener el suficiente peso y justificación. Otro aspecto a considerar es la opinión pública del salteño que, según lo que personalmente se detecta, es muy negativa ante una obra invasiva de este tipo”. Para ampliar la visión sobre la propuesta planteada por el Club Remeros Salto esta oficina solicitó un informe al Área Técnica de la Regional Norte de la Universidad de la República que asesora al Departamento de Obras en los temas de patrimonio cultural.

El informe de cinco arquitectos de UdelaR es claramente negativo sobre la viabilidad de la construcción del puente

El Informe de Valoración del área Teórica del Departamento Regional Norte de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República, está fechado el 1º de julio de 2016 y surge a fojas 17 del expediente muncipal. A continuación se transcriben los fundamentos de la opinión de cuatro arquitectos que integran dicho equipo en relación a la viabilidad de la propuesta presentada por el Club Remeros Salto.
DATOS DE LA OBRA
PASARELA PEATONAL
“Se propone la construcción de una pasarela peatonal sobre la Rambla Constanera Tomás Berreta que conecte el edificio principal sede del Club Remeros Salto y las canchas de Tenis propiedad del mismo club.Entendemos que dicho proyecto presenta graves inconvenientes que afectan muy negativamente tanto el área urbana de “particulares características”, como bien exponen los solicitantes, así como el edificio que pretende conectar.
A continuación se exponen los principales motivos:
1 – La Pasarela afecta muy negativamente el paisaje de la constanera, en un punto importante de inflexión a nivel urbano, que es remate a su vez de la Avenida Barbieri. Ese nodo de indiscutida calidad paisajística se vería irreversiblemente afectado por una pasarela cuya altura y diseño distorcionan visualmente el pasaje.
2 – La obra beneficiaría a los socios del club en detrimento de afectar un espacio urbano caracterizado, que es un bien público, disfrute de todos los salteños.
3 – Este tipo de obras viales usualmente genera espacios residuales que se tugurizan, descalificando la zona y generando serios problemas de seguridad.
4 – Afecta muy negativamente un edificio con claros valores patrimoniales, de una imagen urbana singular que debe respetarse y protegerse.
5 – Entendemos que las razones expuestas por los solicitantes no justifican en absoluto la acción. El Club Remeros se inserta en una zona inundable de la costa y ello no ha obstado al desarrollo de sus actividades desde la década de 1940. El puente, que daría acceso a la planta alta en casos de inundación, no va a evitar que de todas formas las principales actividades del club se interrumpan por las crecientes, ya que la mayoría de los gimnasios, piscinas, canchas y demás instalaciones deportivas se encuentran en zonas inundables.
6 – Con respecto a la seguridad vial, entendemos que puede solucionarse de otra forma como se hace en el resto de la ciudad, incluso en lugares de mucho mayor tránsito y afluencia de público (Hospital, Intendencia, Shopping, Instituciones Educativas, etc).
Por todas estas razones entendemos que esta obra no debe realizarse ya que significa una muy grave alteración de un entorno de excelentes características que se vería irreversiblemente afectado”.
Equipo de investigación del Área Teórica del Departamento Regional Norte de Arquitectura: Arq. Edmundo Rodríguez Prati, Arq. Adriana Machado da Silva, Arq. Paula Durán, Arq. Ana Grasso. Facultad de Arquitectura, Departamento Regional Norte de Arquitectura, Área Teórica Cenur Noroeste – Salto.

Cr. Álvaro Llama, Pte. del Club Remeros de Salto
“Proponemos un plan estratégico con miras al 2030”

El Club Remeros de Salto se encuentra abocado a la realización de una obra ambiciosa, que le cambiaría el rostro a la parte de la Costanera Norte de nuestra ciudad. EL PUEBLO dialogó con el Pte. de la institución, Cr. Álvaro Llama, quien manifestó su optimismo en la concreción de la idea, la que se enmarcaría en una plan de recuperación urbana de ambas Costaneras, y que revitalizaría esa zona tan transitada y característica de Salto.Captura de pantalla 2 [1]

El 2018 podría ver cristalizado un proyecto que el Club Remeros viene impulsando desde hace
algún tiempo, ¿de qué se trata?

El proyecto se enmarca en lo que es un plan de reorganización de toda la Costanera (Norte y Sur), en el cual nosotros tenemos interés y por eso incluimos dos o tres temas en el acuerdo, a lo que le hemos llamado puntualmente – y se puede ver en la página web del Club-, el Proyecto de Reorganización Urbana. Ese proyecto afectará a todo el entorno del Club Remeros, y está incluido dentro del esquema que la Intendencia de Salto está planteando.
Hoy en día el Club cuenta con 5.500 socios; y la cantidad de gente que hemos evaluado en el 2017 que ha pasado por las instalaciones del mismo, nos ha sorprendido, ya que hablamos de alrededor de 13.000, en diferentes actividades que se desarrollan en la sede (natación, hockey, tenis, etc.).
Tenemos un crecimiento neto anual que ronda los 150 socios.
Entonces, pensando en la cantidad de personas que confluyen en el Club, retomamos una idea que está presente desde hace 20 años, como es la de construir un puente y remodelar el aspecto circulatorio del Club. Tomemos en cuenta la cantidad de gente que circula diariamente, más los 5.500 socios, estamos pensando en una circulación sumamente importante en el tránsito en la zona, con todos los riesgos existentes (niños que circulan, autos que pasan, el que disfruta de la Costanera, etc.). Hoy en día es una realidad a tener en cuenta, como también lo es el tema del estacionamiento, situaciones que han cambiado considerablemente , teniendo en cuenta que cada vez más personas intentando tener una vida más saludable, se acercan al Club a hacer deportes, por ejemplo.
Esto que le digo es lo que nos ha llevado a pensar en un reordenamiento urbano en la zona, y lo que proponemos es un plan estratégico con miras al 2030, considerando el importante crecimiento que año a año viene teniendo el Club.
Tenemos que pensar en la realidad de hoy, pero también en la realidad del mañana, debiendo compensar dónde estaciona, cómo circula en la zona el socio, y todo lo que lleva una buena reestructura vial, cómoda para todos.

Sería una obra de relevancia y ambiciosa

El Club ha contratado al Ing. Camarotta, quien nos ha hecho una propuesta que estamos estudiando y evaluando, hablando con los técnicos de la Intendencia, con la idea de poder dar fluidez, seguridad en el tránsito.
Estamos hablando que si circulan unas 13.000 personas hacia el Club, es más del 10% de la población de Salto, por lo tanto, es necesario realizar esa reestructuración vial. Eso lleva a pensar en el tránsito, en el peatón, en el estacionamiento, y en la recuperación de espacios que hoy, no son utilizados. También se incluye en el esquema del que estamos hablando, la recuperación de la escalinata que baja hacia la Costanera desde calle 8 de Octubre, la cual forma parte del acervo cultural de Salto, y que hoy, lamentablemente, nos sorprendemos, quienes hemos tenido la suerte de viajar por el mundo, al ver que en otras partes se paga hasta una entrada para ver una escalera como atractivo turístico, y Salto tiene una hermosa escalinata que termina en la Costanera, que está perdida entre los arbustos, sin aprovecharla. Y obviamente, lo que corona todo ese esquema, es el puente que une dos áreas importantes del Club, que son la parte de las canchas de tenis y el edificio principal.
El puente surgiría desde la puerta de entrada de la barbacoa, por calle Belén, y que llegaría a la terraza paralela a la Secretaría del Club.
Contaría con 62 metros de largo, por 2 metros de ancho, con una baranda de 1, 10 metros, y una altura de 4,50 metros; contará con todos los requisitos que requiere el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, quien también nos ha dado su respaldo para poder realizarlo.
La idea es la de construir un puente importante.
El proyecto, reiteramos, está a disposición de todos, en la página web del Club.

¿Cuál o cuáles serían los beneficios de la construcción del mencionado puente?

Nos permitiría un montón de cosas: accesibilidad en la planta alta del Club, sobretodo para que los socios con discapacidades y con lesiones transitorias puedan hacerlo; el gran anhelo, que es el funcionamiento los 365 días del año, sin tener que preocuparnos de las crecientes del río, fenómeno con el que año a año tenemos que convivir, y que ha aumentado en sus apariciones.
Esos objetivos de mejor acceso, funcionalidad, aprovechamiento de espacios que hoy están perdidos, los que deseamos que se cumplan; serán desarrollados respetando siempre los valores paisajísticos, patrimoniales, con un proyecto de muy buen nivel, que estará inserto en el proyecto municipal, de hacer la remodelación de Costanera Norte y Sur, gran paseo de los salteños.

¿De qué valor hablamos y para cuándo estaría pronto, estimativamente?

Todavía estamos liquidando los últimos números; continuamos en la parte de las adjudicaciones y demás. Pero hablamos de un valor importante, sin lugar a dudas. Estamos finiquitando los últimos permisos; creemos que una vez que estén prontos, ya estaremos en condiciones de largar. Es una obra que se estima en poder hacerse en un plazo de 90 días, algo muy rápido. Para éste 2018 creemos que ya contaríamos con la construcción del puente.

De concretarse, ¿colocaría al Club Remeros de Salto entre uno de los clubes de mayor y mejor infraestructura a nivel nacional?

Modestia aparte, podemos decir que el Club Remeros ya se encuentra hoy, en esos niveles. Acabamos de inaugurar y terminamos de incorporarlo en el mes de marzo, el campo deportivo de Avenida Garibaldi y Saturnino Ribes, que es el primer campo deportivo del Uruguay con iluminación 100% led, que cuenta además con una cancha de hockey sintético oficial, dos canchas fútbol seniors y dos canchas de fútbol. Eso se suma a la infraestructura con la que contamos en calle Diego Lamas entre Atahualpa y República Italiana, y la de las canchas de tenis y la sede misma del Club. También seguimos trabajando e incorporando obras, haciendo la bahía que pensábamos para el desarrollo del deporte estrella del Club que es el remo y todo lo que es canotaje. Seguimos con el apoyo a todas las actividades sociales y deportivas, que creemos que el socio requiere.

Vecinos que están en contra de este proyecto se reunirán el martes para establecer los pasos a seguir ante esta situación

Un vecino y socio del Club Remeros Salto, manifestó su malestar por el proyecto planteado por la centenaria institución deportiva y social y si bien prefirió mantener su nombre en el anonimato por el momento, aseguró que son varios los vecinos y socios que están en contra de este proyecto e informó que el próximo martes mantedrán una reunión para establecer los pasos a seguir ante esta situación.Captura de pantalla 4 [2]
En este sentido, el vecino dijo que su inquietud “no es de carácter personal, ni defender intereses particulares, por el contrario, se basa en que este proyecto degradaría el patrimonio natural, urbanístico, arquitectónico y la calidad visual de una zona emblemática de la ciudad de Salto”, puntualizó.
“No me mueve otro interés que velar por que se mantenga una política de planeamiento y gestión del ambiente urbano y defender un proceso de ordenamiento territorial y ambiental, participativo y permanente que promueva entre otros aspectos lo anteriormente mencionado.
Hay opiniones contrarias a la construcción, ya lo dijo el Arq. Paul Bittencourt y el Área Teórica de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República, los cuales comparto plenamente.
O sea, hay informes técnicos de las áreas específicas que indican su opinión contraria al puente, así que la mía no es una opinión personal, es precisamente fundada en la de los técnicos especializados en estas áreas”, agregó.
Asimismo, enfataizó en que este proyecto “no pasó por la Junta Departamental, se está construyendo en la vía pública, o sea, fuera de la normativa.
En el expediente no consta que se solicitó autorización al DINAMA (Dirección Nacional de Medio Ambiente) se está construyendo dentro de las cotas de crecidas del río Uruguay. En la página web del club, indica una obra aún mayor, la construcción de varias áreas de estacionamiento en las calles circundantes al citado club, cambiando su afectación, o sea calles públicas se transformarían en estacionamientos”, dijo con preocupación.
“En resumen, se degrada una zona emblemática de la ciudad de Salto, a beneficio de un particular, un club, que no deja de ser por eso un particular, contrariando informes categóricos de técnicos especializados, sin pasar por la Junta Departamental ni darle intervención a DINAMA”, concluyó el vecino y socio del Club Remeros Salto.