Especialistas advirtieron que la ley de negociación colectiva será innovadora para el derecho del trabajo

Especialistas advirtieron que la ley de negociación  colectiva será innovadora para el derecho del trabajo

Analizando los pormenores que presenta la nueva ley de negociación colectiva, la que promueve el actual gobierno de izquierda en el marco de las transformaciones del mundo de la relaciones laborales, algo que ha llevado a cabo la administración de Tabaré Vázquez, se efectuó ayer en la Regional Norte de la Universidad de la República, una jornada académica denominada “Negociación colectiva en los sectores público y privado: sistema y articulación en la nueva legislación nacional”.
La actividad fue organizada por el grupo de estudiantes y egresados de la Facultad de Derecho de la Regional Norte llamado “Espacio Norte”, quienes se dedican con entusiasmo al estudio e investigación del Derecho del Trabajo y la Seguridad Social.
El evento que se desarrolló en el aula magna Eugenio Cafaro de la Universidad local, contó con la participación de cuatro exponentes nacionales del derecho laboral. Se trató de los profesores Carlos Casalás (catedrático de la materia en la Regional Norte), Jorge Rosenbaum, Octavio Racciatti y Mario Garmendia, destacados panelistas que arribaron desde la ciudad de Montevideo.
La jornada académica se llevó a cabo con un salón repleto de estudiantes, docentes, egresados y representantes de los distintos sindicatos.
La discusión y el análisis acerca de la polémica norma de negociación colectiva, que obligará a los trabajadores y a los empresarios a sentarse en la misma mesa para negociar las condiciones de trabajo, fue calificada en la jornada como una herramienta sustantiva para mantener “el espíritu de participación de los trabajadores en sus respectivos ámbitos de trabajo”.
Abrió el evento académico el profesor de Derecho del Trabajo en la Regional Norte, el abogado Carlos Casalás, quien manifestó que esta ley de negociación colectiva Nº 18.566 es “muy importante”.
Adujo que la misma “establece cambios sustanciales en el derecho del trabajo uruguayo” y destacó asimismo que por ejemplo “la huelga y la negociación son instrumentos que utilizan los trabajadores para poder participar nada más y nada menos que del sistema democrático” ya que los mismos son mecanismos que “no deben reducirse a las meras reivindicaciones de estos”.
Asintió por otro lado, que leyes como la de protección y promoción de la libertad sindical (Nº 17.940), han sido vitales para la innovación y la transformación del derecho del trabajo en nuestro país, y han sido una base sólida importante para la creación de leyes como la de negociación colectiva.
Por otra parte, el profesor Octavio Racciatti, realizó un análisis pormenorizado de la nueva ley de negociación colectiva. Los docentes dejaron traslucir que la norma se incorporará como una herramienta jurídica que ofrecerá garantías en el mundo de las relaciones laborales, pero que además tiene como base las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), lo que asegura que la misma respeta las tradiciones internacionales en esta materia.
Señaló que a partir del año 2005, en nuestro país empezaron a producirse cambios sustantivos en el mundo de las relaciones laborales y a partir de entonces se convocaron a las mesas de negociaciones entre trabajadores y empleadores.
En su análisis sobre la nueva ley de negociación colectiva, Racciatti dijo que el artículo 4º que refiere a las negociaciones acerca de las “condiciones de trabajo”, si bien no lo específica, en ese ítem se entiende que la palabra “condiciones” es en sentido amplio y por lo tanto lo primero que debe negociarse en ese caso, es la pauta salarial de los trabajadores, más allá de que no lo diga a texto expreso.
El docente rescató como un aspecto “positivo” el hecho de que si bien al momento de llevarse a cabo las negociaciones, cada sector involucrado envía a los “emisarios mejor preparados” para poder obtener los resultados más favorables a sus pretensiones, esta norma crea incluso ámbitos de capacitación para tal cosa, los que se constituyen en un elemento fundamental para la puesta en práctica de los cometidos de esta legislación.
Además de establecer la “obligación de negociar” las condiciones de trabajo y hacer un seguimiento de los procesos que devienen con el paso del tiempo, la nueva ley también comprende a los Gobiernos Departamentales, algo que hasta el momento no ocurría, siendo que las intendencias tenían una situación particular al momento de celebrar convenios colectivos con sus trabajadores, aparte de los demás organismos públicos.
La ley también apunta a la “negociación de buena fe”, lo que implica la designación de “negociadores con idoneidad” para alcanzar un acuerdo saludable a las partes.
La ley de negociación colectiva es el corolario de una serie de transformaciones en el mundo de las relaciones laborales. Aunque la misma no es de recibo por parte del sector empresarial, que aspira a la no intervención del Estado en la regulación del derecho del trabajo, se entiende por el momento como la herramienta más viable para continuar con el camino de  negociaciones que se advierte desde los últimos años.