Un “deporte” de alto riesgo

Un “deporte” de alto riesgo

El atractivo negocio de la caza de Jabalíes

– Europeos, norteamericanos y brasileños llegan a Salto en avión, atraídos por esta costosa actividad.
“Vienen a cada rato” cazadores provenientes de Canadá.
El último arribo de gente al aeropuerto internacional de Nueva Hespérides se produjo hace una semana en una aeronave con más de 12 extranjeros. Asimismo se nos manifestó que “también vienen brasileños y europeos, y la mayoría lo hace por vía área”. Vienen en tandas, no son siempre los mismos. “algunos vienen en aviones más chicos”, no señaló una fuente vinculada al servicio. Los lugares en donde se produce la caza de estos animales son tanto en el departamento de Salto, como en estancias del vecino departamento de Paysandú, “que están específicamente para eso”.

Uno de los cazadores más reconocidos en Salto, prefirió no identificarse, pero de todas formas aportó detalles de esta actividad. Manifestó que en el departamento de Salto se practica una caza de jabalíes bastante ordenada. Hay grupos de salteños que todos los fines de semana se van a campos con equipos adecuados y a cazar “porque nos gusta”. Dicen no hacerlo para vender la carne, sino porque les gusta la dinámica de la caza.
Los propietarios de los lugares adonde van los cazadores son muy “celosos” de la gente que dejan entrar, ya que muchas veces ocurre que los perros comen ovejas, o los cazadores se dedican a los carpinchos o a otros animales, motivo porque el permiso que dan los propietarios hay que ganárselo. Esto implica que sean “muchas veces los propietarios los que nos llamen para ir cazar”.
Manifestó además que en la zona del departamento de Paysandú, hay estancias (La Favorita, Los Olivos y La Itatí) en donde sus propietarios, que son extranjeros, han establecido una especie de “coto de caza”, y periódicamente al año traen gente de Europa, Norteamérica, etc, y cazan entre ellos. En dichas estancias se instalan guardias perimetrales con “policía” privada que impiden la entrada a la misma de personas ajenas.
Estas estancias están casi vacías, tendrán dos o tres peones y los dueños prácticamente no están nunca. Vienen en alguna oportunidad con sus amigos a cazar.

“Hay cantidad de grupos de cazadores en Salto”
En Salto ¿se da mucho la caza del jabalí? ¿cómo es la situación?, preguntamos a un integrante de uno de estos grupos.
“Hay cantidad de grupos de cazadores y todos los fines de semana hay gente cazando. Y cerquita. A 5 km de la ciudad ya se puede cazar.
Grupos de caza
Generalmente somos 4 o 5 los que vamos.
Caza con perros y
con armas
“Para cazar de día generalmente se usa más que nada los perros y algún arma se lleva por las dudas, pero se caza más que nada con los perros. De día se caza en el monte, porque el chancho se mete en lugares donde hay mucha mugre y en donde está tranquilo. De noche se caza con fusil o con rifle, y acá no se usan los perros, porque se sale en camioneta en donde hay cultivos y se caza ahí.
Perros Adiestrados
El perro sirve para rastrear el animal. No hay raza que se diga es la mejor, pero uno más o menos le busca las características que sirvan para eso. Tampoco es que tiene que ser tal perro, porque cualquier “cusco” capaz que sale bueno.
¿Cómo es la caza en si del chancho?
El perro lo rastrea y después que lo encuentra, si lo puede alcanzar el chancho se empaca y así se arma la pelea, y en ese momento empiezan a llegar los otros perros que son los de agarre. El chancho cuando es grande se defiende, y salen perros cortados, e incluso a veces los matan.
Pesaje de chancho grande
Un chancho grande en pie puede llegar a pesar 170 Kg. El promedio son 100 Kg.
Lugares donde se caza
Los propietarios de los campos a los que vamos a cazar muchas veces nos llaman para que vayamos. Generalmente lo hacen los productores ganaderos, que crían ovejas, que en la época de la parición por ejemplo el chancho empieza a comer ovejas y nos llaman para que vayamos a corretearlos . Entrar a cazar en los campos que nos permiten puede ser delicado porque a veces hay cazadores que piden entrar a cazar chanchos y agarran un carpincho o algún consumo, y por eso están medio delicados los permisos.
Equipos de caza
No hay nada especial. Tiene que ser una indumentaria fuerte. Tenés que usar pantalón o camisa en la que no se te enganchen las espinas. Generalmente el equipo militar es para eso, y uno utiliza eso no para andar camuflado, porque no es necesario andar así, es por el tema de que no se te enganchen las espinas que hay el monte, como uñas de gato.
Chancho jabalí se ha
cruzado con el doméstico
Hoy está muy cruzado el chancho, hay zonas donde prácticamente hay mucho jabalíes, pero hay otras donde está muy cruzado.
Uno identifica fácilmente el jabalí puro del cruzado. Los cruzados son más pesados, quedan más grandes, tienen distintos colores, pueden salir todos manchaditos, overos. Para la zona de Paysandú uno encuentra jabalíes más puros, pero para la zona de Salto está muy cruzado, aunque se encuentra también puro.
En Uruguay ¿en dónde hay chanchos?
En este momento el chancho jabalí está prácticamente en todo el Uruguay, hasta en Montevideo. En Artigas hay mucho chancho. La zona de Aiguá y de Maldonado tiene mucha difusión la caza, e incluso hay una famosa “Fiesta del Jabalí”.
¿Por qué salen a cazar?
Nosotros cazamos porque nos gusta la cacería. Es el hobby nuestro, las salidas nuestras son salir a cazar porque es lo que nos gusta. Y obviamente que también nos gusta la carne de jabalí, pero no es que uno vaya a cazar exclusivamente por la carne. Nosotros no vendemos la carne de lo que cazamos. La repartimos entre nosotros, o hacemos chorizos, guardamos para algún asado entre los compañeros. Se la aprovecha todo.

Estancias reservadas y
con seguridad privada
¿Qué es un coto?: Son estancias, en las que generalmente los dueños no son de acá sino extranjeros, en donde crían, cuidan y protegen a los jabalíes, y le dan comida, le hacen comederos para que no se vayan a los campos de los vecinos y se queden ahí. Además estos cotos son cuidados con Servicio 222, con Policías, para que no entre de noche ningún cazador furtivo. Los chanchos son mantenidos en el campo, para que los propietarios cuando vienen de Europa con su gente, cazadores y amigos cacen, haciendo unas “batidas” ahí y cazan como dos veces al año”. Estos cotos son los puntos en donde más se reproduce el chancho y de ahí se empiezan a dispersar a todas partes. En Salto no hay, pero en Paysandú y en otros departamentos si hay.
En Paysandú hay y varios.
Extranjeros vienen por la caza menor
La gente de afuera no viene por el chancho, sino por la caza menor, de palomas y otros, porque les gusta tirar, no les interesa venir a cazar un jabalí, vienen por la caza menor.

La carne no
podría ser vendida
La fuente vinculada al MGAP, consultada por EL PUEBLO, hizo mención a que “cree que la carne de jabalí no puede procesarse y venderse para el consumo humano, ya que no tiene los controles de sanidad animal”. Aspecto que no condice con la reglamentación legal. Además, respecto a la prohibición de la cría doméstica de los mismos, se establece un régimen de responsabilidad por mordedura del animal que es muy gravosa para el dueño”. Asimismo indica que “sabe de la presencia de cazadores brasileros que vienen a cazar perdices y otros animales menores, pero que no son controlados”. No se sabe si cumplen con la normativa, porque tampoco hay funcionarios que cumplan con el procedimiento de control. A veces, en acciones en rutas nacionales la policía nos avisa y denuncia que junto con la caza de jabalíes también se encuentran especies de animales que no pueden cazarse (por ej. Carpincho, etc). Y se actúa pero a partir de las actas que se labran en el lugar, no ha partir de la propia inspección directa de las piezas de los animales.

No se necesita permiso para cazar jabalí
El Jabalí es considerado “plaga nacional y no necesita permiso para la caza. Lo que si precisa es la autorización del dueño del campo para cazar.
Es un tema personal entre el propietario y el cazador, “porque el jabalí le hace mucho daño principalmente ahora que hay pariciones de ovinos o bovinos. En ese sentido el dueño del campo llama a estas personas que dedican a la caza, y ellos van y hacen el trabajo, eliminando y matando la cantidad que quiera de animales”.
COTOS DE CAZA
No hay cotos de jabalí porque tiene una caza libre. En cualquier parte del territorio se puede cazar, pero lo importante es que el propietario autorice la caza. Si el dueño no autoriza, el cazador no puede entrar. Hoy por hoy del río Negro para el norte abunda el jabalí, se ha reproducido abundantemente. La estadística hoy por hoy marca que la mayoría de los chanchos son cruza, pero siempre tiene la agresividad del jabalí puro. En la cruza siempre predomina la raza del jabalí, por eso es que no se puede tener ni como mascota. Hay mucha gente que crían jabalíes, pero eso no está autorizado. La cría de mascotas de jabalíes en casa no está autorizada.
SI LA UTILIZACIÓN
DE ARMAS
Cualquier persona que se dedique a la caza el reglamento sabe bien que es necesaria para cazar, aunque sea libre, la guía, la tenencia y la propiedad del arma. Eso se encarga el Ministerio de Defensa en la parte de armamento. Para la caza deportiva, la persona que quiere salir a cazar por ejemplo palomas, patos, ciervos, perdices ellos tienen que venir al Ministerio (de Ganadería, Agricultura y Pesca), y sacar un permiso de caza. Por ejemplo si es un permiso para caza de perdices tiene un costo de 2 Unidades Reajustables , y está autorizado hasta 15 días y puede cazar 10 perdices por día y por permiso. El decreto nº 104/2000 es el vigente en la materia y todos los años se establece la cuota diaria que se puede cazar y la extensión de la temporada. Para todo tipo de caza, a excepción del jabalí, es necesario el permiso otorgado por el MGAP.

Ing. Agr. Gabriel Capdevilla (Director Int. De Fauna en MGAP)
Poco personal para inspeccionar
y controlar lo que se caza
EL Ing.Agr. Gabriel Capdevilla (Director interino de la División Áreas Protegidas y Fauna de la Dirección General de Recursos Naturales Renovables del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca).
“Para las especies de fauna nativa hay permisos específicos, que establecen determinadas especies y plazos y cantidades. En el caso del jabalí no es necesario permiso porque es declarado plaga, y su caza es libre.
Respecto de los cotos de caza “personalmente no tengo conocimiento, pero en ciertos lugares del sur del país como Maldonado, no existen cotos y como que habiendo jabalíes en el predio su titular estaría obligado a abrir el predio para la caza.
Respecto de la comercialización de la carne, eso es resorte de Sanidad Animal.
Respecto de los controles que se efectúan a los cazadores, manifestó Capdevilla, “que existe control pero en estos momentos está demasiado centralizado, ya que se lleva a cabo a través del cuerpo de inspectores de Montevideo, y tampoco es mucho personal. Estamos pensando en lo que existió en otra época que eran las Comisiones de Flora y Fauna Departamentales, y estamos trabajando para poder reeditar este tipo de comisiones, porque a nivel local tienen más facilidad para trabajar”. Se hace una fiscalización, que no es al 100% de los cazadores, por un tema de capacidad de tanto personal, pero si se hace en todos los lugares donde hay caza, en algún momento cae una inspección.
El MGAP hace una muestra representativa y con esa muestra se visitan los lugares de caza
Hay un Coto de Caza de Jabalí registrado en el MGAP (en la zona del departamento de Treinta y Tres). Si bien no existe obligación de registro, tal extremo es útil en cuanto le da al coto normas que lo regulan.
Cometidos del Departamento de Fauna de la Dirección General de Recursos Naturales Renovables del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca
-Coordinar las actividades inherentes al inventario nacional de fauna -Analizar y proponer medidas de regulación para el aprovechamiento sustentable de especies en el medio silvestre y en cautividad -Estudiar y proponer medidas de conservación de especies de la fauna silvestre consideradas amenazadas -Realizar las actividades de fiscalización del uso permitido de la fauna silvestre -Monitorear las especies de valor como recurso, así como las especies amenazadas -Evaluar las solicitudes de habilitación y realizar el seguimiento técnico de criaderos de especies de la fauna silvestre -Estudiar e informar las solicitudes de importación y/o exportación de especies de fauna, sus productos y subproductos -Coordinar su actuación con otros organismos públicos competentes en materia de fiscalización del cumplimiento de las normas legales.

La fiesta del jabalí
En la localidad de Lorenzo Geyres (Paysandú) se desarrolla todos los años una “Fiesta del Jabalí”, y en la zona del río Queguay es donde hay más abundancia de chanchos.
En el campo de De León hay todo tipo de “bichos, hay carpincho, hay ciervo, venado y eso no está permitido cazar y a eso hay que controlarlo. El jabalí está permitido cazar, pero con la presencia de perros se ahuyentan muchos los animales. Hay que mantener el turismo, pero hay que conservar la fauna. Y a veces quizá hay un montón de perros que van corriendo unos chanchos y sale una bandada de ciervos y te pasan por arriba todos los alambrados. Donde se usan más los perros es en la parte de chacras más afuera, y en los montes en donde hay forestación porque son extensiones grandes, y ahí si no lo sacas a los chanchos con perros no los cazas.

Desde baqueanos hasta helicópteros
Por Internet se ofrecen
servicios completos
Empresas uruguayas ofrecen e invitan “a vivir una cacería de la más amplia variedad de jabalíes, cuervos, perdices, palomas, cotorras y patos”. Se ofrece acompañamiento de especialistas en cada estilo (los baqueanos), jaurías de perros entrenados y se ofrecen medios de transporte que van desde camionetas 4 x 4, avionetas y helicópteros”. Se ofrecen también armas permitidas en el país, que se alquilan a una tarifa diaria aproximada de 25 dólares: escopetas (calibre 12 y 16), revólveres (calibres 38, 357 Magnun, 44 Magnun) y rifles (calibres 22 Magnun 243 – 2506). También se tramitan los permisos de entrada temporaria para otros tipos de armas y calibres. Según averiguó EL PUEBLO se suelen utilizar armas largas tipo Mauser (carabinas) indicándose que son prácticamente “armas de guerra”. Se brinda además a los turistas extranjeros los más variados servicios con una atención personalizada en el propio campo de caza con el confort y la tranquilidad para los extranjeros en cumplimiento de toda la normativa referida a permisos, que suele incluir el posterior envío internacional de la cabeza del animal (que oficia de trofeo para el cazador). Las operaciones de caza ofrecidas y organizadas pueden ser salvaje y coto, individual y grupal.
LOS COTOS DE CAZA
Según pudo investigar EL PUEBLO algunas de las estancias en donde se establecen los llamados Cotos de Caza, ubicadas en la zona del departamento de Paysandú (Arroyo Malo y Chapicuy), propiedad de extranjeros, cuentan con Aeródromos privados habilitados que tienen pistas de césped y habilitación VFR Diurno, que les permite operar durante el día con referencia visual.
PERMISOS DE CAZA DEPORTIVA
Y CARENCIA DE CONTROLES
Si bien la caza del jabalí no necesita permiso de caza porque es libre, respecto de la caza menor, en la oficina local del MGAP se nos informó que para obtener el permiso de caza deportiva “es necesario la presencia personal de la persona interesada (sea nacional o extranjera), los datos del arma (tipo, marca, nº de serie y nº de guía del Servicio de Material de la Armada) y para qué especies se pide (perdices, palomas, patos, ciervos). Debe adjuntarse un plano indicativo del lugar de caza. El permiso se otorga por 15 días y tiene un costo de 2 0 4 Unidades Reajustables” (valor Unidad: $ 463.56). Según se nos manifestó, y lo han reconocido las autoridades ministeriales, no se están efectuando los controles y las fiscalizaciones correspondientes, motivos por los que no se puede saber si se están respetando las cantidades diarias de caza, e incluso si se da la misma sin permiso.
NORMATIVA VIGENTE
Por decreto nº 463/982 se “declara plaga nacional al Jabalí europeo (Sus scrofa) y se autoriza su libre caza, transporte, comercialización e industrialización, en todo el territorio nacional”. En la citada norma se establece que el jabalí es “una especie introducida al país hace varias décadas y se ha adaptado y reproducido en forma alarmante, aumentando su área de dispersión”. También se indica que “provoca grandes daños, especialmente en los cultivos y majada e incluso cruzándose con el cerdo doméstico, degenerando las razas”
Por decreto nº 47/001 “queda prohibida la tenencia y cría en cautividad de ejemplares de jabalí, salvo en parques o jardines zoológicos públicos o en aquellos casos en los cuales el MGAP lo considere conveniente”.
Por decreto 96/04 se incluye al jabalí en la nómina de plagas de la agricultura, “en función de los daños que ocasionan a la producción nacional y para la economía del país”. El decreto establece que “los titulares de los predios que presenten jabalíes, deberán efectuar a su costo, la eliminación de los mismos”.
Si se detecte la falta de control de la plaga o control insuficiente se dará plazo para la eliminación de la plaga”.







El tiempo


  • Otras Noticias...