Ing. Gabriel Cazes Boezio, especialista del IMFIA, Facultad de Ingeniería Operando muy dentro de los márgenes de seguridad, Salto Grande ha dado excelentes resultados a los dos países

Ing. Gabriel Cazes Boezio, especialista del IMFIA, Facultad de Ingeniería Operando muy dentro de los márgenes de seguridad, Salto Grande ha dado excelentes resultados a los dos países

El Ingeniero Gabriel Cazes Boezio, es una de las autoridades del IMFIA (Instituto de Mecánica de los Fluidos) y conforma el cuerpo de investigación de la Facultad de Ingeniería, de la Universidad de la República del Uruguay.
Tiene varios títulos de post grados realizados en el exterior del país y es ingeniero en tres especialidades: hidráulica, vial y estructural.
EL PUEBLO mantuvo con él una entrevista. Vía corre electrónico, para conocer en detalle sus consideraciones del comportamiento de la presa de Salto Grande frente a las crecidas y cual es el mejor modo de operar ante estas circunstancias.
Cazes sostiene que la represa está ubicada en un punto estratégico y que la creciente está “muy dentro de los márgenes de seguridad”.
Señala a su vez que la energía hidroeléctrica sumada a la alternativa eólica conforman una excelente combinación en materia energética.
En materia de hipótesis, sin ningún viso de realidad al día de hoy, admitió que un evento realmente crítico – en donde se superaran los valores de la máxima altura, la represa sería desbordada y colapsaría.
Este fue el diálogo mantenido con el profesional mencionado.
–  ¿Se puede conocer exactamente en una presa altura a la que se desagota la mayor cantidad de agua posible?.
– “Sí, el “tirante” crítico se conoce con mucha exactitud: los vertederos, que desagotan los excesos de caudal que no se pueden turbinar, tienen una relación altura-caudal muy precisa, y conocida, a mayor altura más caudal desagotan.
La máxima altura posible, el tirante crítico, es la que evita que se desborde la represa, es decir, es la altura del dique menos una revancha, como se llama a un margen que permita al dique absorber también un oleaje del lago.
Trabajando a un nivel mayor que el crítico, una represa contemporánea, que esta constituida por un dique de tierra (salvo en las zonas de vertedero y sala de máquinas que son de hormigón), es desbordada y se rompe.
De todas maneras la creciente actual está muy dentro de los márgenes de seguridad”.

“LAS GRANDES
CRECIDAS SE PUEDEN
PRONOSTICAR CON
BASTANTE PRECISION”
“Las grandes crecientes en ríos de gran tamaño – subraya Cazes –  pueden pronosticarse con bastante precisión con algunos días de antelación, pues el agua caída con la lluvia en la cuenca demora en transitar hasta un punto dado. En esa hipótesis, que ha estado muy lejana en el caso de la represa de Salto Grande, se tiene algunos días para realizar obras de emergencia, y además, evacuaciones.
La última vez que se supo que un vertedero sería superado, fue en las grandes crecientes de 1959.
El vertedero de esta represa – me refiero a la del Rincón del Bonete  –  fue dimensionado con criterios antiguos, que pecaban de optimistas y se decidió con urgencia evacuar Paso de los Toros y abrir un vertedero secundario algunos cientos de metros al lado del dique de la represa, mediante voladura con explosivos.
Esto evitó que el agua pasara sobre el dique, y la población ya estaba evacuada al producirse el extremo de la crecida.
Deseamos hacer dos comentarios adicionales de este gran evento: primero, esa represa es toda de hormigón, por ser relativamente antigua. Sólo era viable hacer este tipo de represas en lugares bastante extrangulados del cauce principal, con cerros cercanos a un lado y otro del margen, por el costo de hacer un dique que fuera demasiado largo, todo de hormigón.
Debido a esto no es tan claro si se hubiera roto en caso de ser desbordada.
La voladura en la zona en la que se constituyó el vertedero de emergencia evitó de todas maneras el desborde, pero en Paso de los Toros el agua llegó a las escaleras de la iglesia, que está en el punto más alto – según versiones de una persona que vivía en esa ciudad entonces.
En segundo lugar, ocurrió que si se inundó la sala de máquinas de la represa, que debió estar en reparaciones por un período de varios meses. Pero se inundó desde el lado de aguas abajo de la represa, que se encontraba extraordinariamente crecido. El agua entró por las ventanas de la sala de maquinas.

“LA ENERGIA EOLICA
CON LA
HIDROELECTRICA
CONFORMAN UNA
EXCELENTE
COMBINACION”
– La represa no trabaja bien en épocas de estiaje, pues el lago tiene poca capacidad y tampoco lo hace en época de lluvias intensas. ¿Se podría afirmar desde el punto de vista hidráulico que su ubicación geográfica no es la óptima?.
– “Entendemos que la represa está en un lugar apropiado, que le permite generar mucha energía. El punto es que en ese lugar no se podía hacer un lago más grande y toda represa hidroeléctrica está sujeta a variabilidad en su generación debido a la variabilidad del recurso natural que es la lluvia.
Ello hace que siendo un excelente recurso energético, igual las represas hidroeléctricas no pueden ser el único aporte a nuestra red eléctrica.
La energía eólica, de gran potencial en nuestro país, se complementa de manera excelente con la energía hidroeléctrica.
En períodos prolongados, el viento tiene poca variabilidad promedio, a diferencia de las lluvias.  Por ejemplo, en promedios anuales, el viento medio anual tiene muy poca variación, a diferencia de las lluvias.
Sí tiene variabilidad el viento en períodos de pocos días, pero la misma es predecible, con 48 o 72 horas de antelación.
De esta manera, cuando se tiene mucho viento, si el mismo se aprovecha energéticamente, podría turbinarse un poco menos de agua en las represas, guardando una reserva de agua que se puede utilizar al cortarse el viento. Desde luego que se precisa a su vez tener un respaldo adicional de energía de centrales térmicas, en caso de tener sequías muy severas.
Las centrales térmicas hoy funcionan en Uruguay con combustibles fósiles, y algunas pocas, en fase en algún sentido experimental, funcionan con biomasa, fuente que también tiene un importante potencial.
Volviendo a las represas hidroeléctricas, el agua que se va por el Vertedero no se turbina, no genera energía, el vertedero solo funciona cuando el caudal supera la capacidad de turbinación.
Si se dispusiera de una cantidad exagerada de turbinas, estas grandes crecientes podrían turbinarse completamente sin desperdiciar la energía del agua que se va por el vertedero.
Sin embargo habría un desperdicio a la larga mayor de otra índole: la mayoría de esta gran cantidad de turbinas estarían la gran mayoría del tiempo ociosas no siendo capaces de generar la cantidad de energía necesaria para recuperar la inversión que se hizo al instalarlas.
La represa de Salto Grande ha dado y dará excelentes resultados a los dos países que la construyeron, y ha operado hasta ahora muy dentro de sus márgenes de seguridad” – manifestó el especialista.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...