Jefe de Región III admite que hay pobreza e indigencia en el Ejército

Jefe de Región III admite que hay pobreza e indigencia en el Ejército

- Las manifestaciones de Mujica son políticas, expresó.

Tras el llamado a la “unidad nacional” y a la convocatoria de construir una “Patria para todos y con todos” por parte del presidente de la República, José Mujica, el pasado martes 16 desde la base aérea de la ciudad de Durazno, con la intención de que la sociedad “mire para adelante”, las jerarquías castrenses hicieron su reflexión al respecto.
En una visita realizada ayer por la mañana al Cuartel General Artigas de nuestra ciudad por parte del Comandante de la División de Ejército III, a la que está sometida jerárquicamente la unidad militar de Salto, el General Raúl Gloodtdofsky dijo que el primer mandatario expresó su aspiración a que la sociedad uruguaya “seamos uno”, pero que la misma es “política” y la política es “el arte de lo posible”.
También reconoció que siguen habiendo atrasos en los pagos de parte de las Naciones Unidas a los soldados que cumplen funciones en las Misiones de Paz en el extranjero.
LAS IDEAS DEL PRESIDENTE
“El presidente basó su discurso en un concepto de unidad nacional y de que su gestión tendrá como pilar la atención de la pobreza, eso fue lo que él expresó y al menos yo lo entendí así, tal cual”, dijo el militar restando la posibilidad de una traducción más profunda al asunto.
Con respecto a las tareas que el presidente pretende atribuirle al Ejército de corte social y con mayor presencia en la sociedad, el general Gloodtdofsky sostuvo que “el presidente tiene una idea y él lo manejará a su manera, yo tengo mi opinión pero no me corresponde decirla, si algo (de lo que pretende Mujica) llega por la línea de mando es una orden y hay que acatarla, y como ciudadano tengo mi apreciación, pero no corresponde que sean trasmitidas”.
El jerarca castrense que asumió hace pocos días como comandante de la División de Ejército III, ubicada en el kilómetro 394 de la ruta 5, en el departamento de Tacua-rembó, hizo su primer visita inspectiva al Batallón de Infantería Nº 7 y al Comando de la Brigada de Infantería Nº 3, junto al 2º Comandante de esa División, el coronel Gustavo Rolín y al comandante de la Brigada de Infantería Nº 3, el coronel Carlos Bruno.
Los jerarcas también recorrieron el entorno, puesto que el general atendió los requerimientos de la prensa en la sede de la Asociación de Jubilados y Pensionistas Militares, ubicado en la avenida Enrique Amorím.
Señaló que en el marco de la celebración del centenario del Batallón de Infantería Nº 7, la unidad “merecerá de una atención especial”. Destacó el complejo deportivo del cuartel y de toda la infraestructura con la que cuenta el destacamento militar en Salto.
Subrayó por su parte, que los objetivos del Ejército se establecen “en función de los recursos” y que “hasta donde vamos es hasta donde tenemos y lo que no hacemos es porque no alcanzamos a hacerlo por falta de recursos”. Pero además admitió que “estos objetivos también siempre son políticos, porque están avalados por el mando superior que es el Ministerio de Defensa, en ese entorno es la capacidad que tenemos para movernos”.
SOLDADOS POBRES
No obstante, Raúl Gloodtdofsky, reconoció que el estado de “pobreza” y hasta de “indigencia” dentro de la fuerza de tierra “es una cosa que la venimos viendo desde hace mucho tiempo. Aún cuando no estuviéramos en ese estado también tendríamos la preocupación por el personal, porque es nuestro personal. Y los relevamientos están hechos y parecería que el gobierno ha tomado conciencia en las posibilidades de atender ese problema y lo va a atender dentro de sus posibilidades. A medida que se vayan dando los hechos, seguiremos trabajando”.
Evitó pronunciarse sobre la condición de ex guerrilleros tupamaros de las actuales autoridades del gobierno. Pero señaló que más allá de esto, el Ejército “hoy tiene un problema real, y es el de la pobreza en los oficiales, y en el personal. Y algún caso de indigencia también en los oficiales, eso es una lectura de la realidad, y el gobierno que está hoy es el que tiene (que lidiar con) el problema. (Pero) no es un problema del Ejército, es un problema del país, por lo tanto lo atienden en la medida que lo reciben”.
Hizo un paralelismo sobre la importancia de que haya soldados en situación de pobreza, aduciendo que “es como un niño que si no come bien, no rinde, un soldado que venga al cuartel y tenga un entorno familiar de pobreza e indigencia en contexto a veces incluso de marginalidad, siempre va a rendir menos, eso es en cualquier profesión. Y en la nuestra más tal vez, porque el soldado no tiene horario, sale en Misiones de Paz y su familia se queda acá, hay un contexto que incide mucho”, destacó el general.
LA HISTORIA RECIENTE
Sobre los conceptos que señaló el presidente José Mujica en Durazno el pasado martes, referidos a la historia reciente y el llamado a la “unidad entre todos los uruguayos para construir hacia el futuro”, el jerarca castrense dijo “es una aspiración del presidente que en el futuro podamos ser uno y para eso está trabajando”.
Consultado sobre si creía viable esa aspiración del presidente Mujica, señaló que “el planteo es político y la política es el arte de lo posible, (pero) la conducción (del país y de ese planteo) es política. Y nosotros tenemos que cumplir con nuestro rol, con pobreza o sin ella”.
Por su parte, el general Raúl Gloodtdofsky, afirmó que el rol del jerarca militar es el mismo en cualquier punto del país, pero que “lo que lo hace diferente es que el interior es diferente de Montevideo. En el interior tenemos una proximidad con la población mucho más directa, en Salto juega el cuadro del Cuartel (Deportivo Artigas) y ustedes saben que lo es. Eso tiene efectos, en el relacionamiento, en la función, en algunas cosas se asumen más funciones que en Montevideo porque a su vez en la capital se cumplen otros servicios que acá no hay que cumplir. El relacionamiento local siempre ha sido bueno, los soldados son de acá, son vecinos suyos, y usted se llevará bien o mal porque es buen o mal vecino, pero no por ser soldado”.
El jerarca informó que las directivas impartidas a la unidad militar local son la preparación para celebrar el centenario del Batallón Nº 7 de Salto, la instrucción de más tropas para enviar a Haití en Misiones de Paz y las tareas de apoyo a la comunidad.
También reconoció que siguen habiendo atrasos en los pagos a los efectivos que cumplen servicios en las Misiones de Paz de la ONU, pero que los mismos refieren a un problema de las Naciones Unidas y no del gobierno uruguayo.