Jorge Moragues, candidato por Asamblea Popular explica el alejamiento del F.A. La diferencia es programática, el Frente Amplio llegó al gobierno y se olvidó de los comités de Base…

Jorge Moragues, candidato por Asamblea Popular explica el alejamiento del F.A. La diferencia es programática, el Frente Amplio  llegó al gobierno y se olvidó de los comités de Base…

Jorge Moragues es candidato a intendente por Asamblea Popular, fuerza política escindida hace un par de años del Frente Amplio y que se presenta por primera vez a las elecciones departamentales en Salto. En esta oportunidad, Moragues aprovechó la oportunidad brindada por EL PUEBLO para presentar las ideas rectoras de su pensamiento, definiéndose como hombre de izquierda y donde deja claramente establecido cuáles son algunas diferencias con el gobierno que ha tenido el Frente Amplio en Salto.
– Lo invitamos a presentarse a nuestros lectores.
– En mi familia somos seis, tengo dos hijos y dos hijas, tengo 52 años, soy nacido en Montevideo, esta es mi segunda etapa en Salto, hace 10 años que estoy definitivamente acá y tengo un pequeño comercio en calle Uruguay, ya estuve anteriormente en los años 84 y 85.
– Políticamente, ¿cuáles son sus antecedentes?
– Pertenecí en la rama estudiantil a la Resistencia  Obrera Estudiantil (ROE), de ahí pasé a militar en lo que era la IDI (Izquierda Democrática Independiente), que después se transformó en la Corriente de Izquierda, siempre el liderazgo político que seguimos fue el del Dr. Helios Sarthou. En la ROE andaba ya desde el año 75 donde todos corríamos serio peligro, después con el tema de la dictadura se formó el OPR 33 (Organización Popular Revolucionaria 33 Orientales), el famoso pequeño grupo de la bandera.
– Por las dudas, ¿sabe quién se quedó con la bandera?
– Nadie sabe eso, al menos yo no lo sé. Además, yo después me fui al exterior y como que quedé un poco fuera de concurso. Estuve muchos años viviendo en Brasil, después volví en el 84 a Montevideo, estuvo luego un año acá y entonces me fui a Brasil de nuevo. Tengo mucha amistad con gente del PT (Partido de los Trabajadores).
– ¿Podría contarnos un poco el origen de Asamblea Popular y su separación del Frente Amplio?.
– Asamblea Popular es un grupo nuevo, tiene un par de años de escindido del Frente Amplio, no es un partido solo, somos un montón de grupos y partidos. Está el 26 de Marzo, el Grupo Bolchevique, están los Humanistas, el Grupo Avanzar que es un poco lo que nuclea a la gente de Sarthou, hay independientes y otros grupos más que aquí en Salto por el momento no tienen representación. Pero Asamblea Popular viene un poco a reencarnar la formación del Frente Amplio del año 71. Las diferencias con el Frente eran programáticas, para nosotros hubiese sido mucho más cómodo quedarnos en el FA, seríamos gobierno, lo que nos acredita un poco moralmente a hacer nuestro planteo. Nosotros mantenemos las banderas que tuvo el FA en el año 71, no hemos cambiado para nada esas banderas, creemos que la situación es peor que antes, no mejor, peor. Nosotros no quisimos renunciar a nuestros postulados socialistas y decidimos que era el momento de irnos, a pesar que, la comparación es así, el FA es un gran trasatlántico y nosotros somos un botecito y que estamos remando contra la corriente.
– ¿Tanto cambió el Frente Amplio?.
– Y mírenlo, es un tema de programa. Vean el programa del 71 y vean el de ahora, miremos el Presidente que tenemos ahora y lo que era 40 años atrás y es otra persona, la otra cara del Presidente.
– El que el Frente Amplio tenga en su interior tantas agrupaciones políticas distintas, ¿es beneficioso o perjudicial?.
– El problema grave del Frente Amplio es que, como pasa siempre con el tema electoral, tuvo que abrir las puertas a montones de personas que de pronto en el principio no aceptaban la parte programática del Frente.
– ¿”Las culebras”?
– (Se ríe) Si, están todas adentro del barco. Entonces digo, creo realmente que esa fue un arma que se convirtió en contra, por un lado, por otro lado el Frente Amplio automáticamente que tuvo la opción de ganar el gobierno empezó a desarmar los Comité de Base, que en vez de ser un lugar de creación, discusión y formación popular, pasó a ser un simple estandarte, quedaron solo las banderas afuera. Eso fue también una de las cosas que nos llevó a irnos, nosotros queríamos que los Comité de Base siguieran como comité de formación, de cultura, que fuera un poco el sostén del gobierno. Nada de eso quedó. Basta con ver los postulados del Frente Amplio del 71 con los que tiene ahora… del Frente Amplio revolucionario que quería llegar a un gobierno socialista al Frente Amplio que se reúne hoy con Hillary Clinton en secreto sin saber lo que hablaron, digo, acá hay un abismo.
– Pero antes de transformarse en Asamblea Popular ustedes estaban dentro del mismo Frente Amplio que hoy critican, ¿qué pasó? ¿Cambió al asumir el gobierno o no se dieron cuenta la evolución que iba teniendo?
– Fue un proceso, se venían dando un montón de condicionantes para que nos fuéramos yendo, y se fueron dando cada vez más.
– Pero el Frente Amplio que ustedes ayudaron a ganar, es el mismo que después gobernó el país con Tabaré Vázquez, no cambió de la noche a la mañana. Vázquez hizo el gobierno que prometió y que ustedes votaron.
– Es muy difícil determinar el momento preciso en que se hace ese quiebre.
– ¿No leyó el programa de gobierno de Tabaré Vázquez? Ya a partir del año 1994 comienzan a visualizarse cambios programáticos importantes.
– Pasa que, vamos a decir, había un poco de credibilidad… lo mismo que le pasa hoy a muchos sectores que están dentro del MPP, de dirigentes del MPP que han conversado con nosotros, que dicen que ellos están esperanzados que el Frente Amplio con el tiempo vaya retomando aquellas banderas de lucha. Nosotros hicimos un proceso que dijimos, bueno, hasta acá llegamos.
– Bajemos ahora a nivel departamental, ¿cómo evalúa el primer gobierno de izquierda en Salto?
– (Se ríe)…
– ¿Por qué se ríe?
– Me río porque el concepto de izquierda hoy es muy amplio. Tenemos desde la izquierda que apoya la Iglesia a la izquierda marxista. Yo tengo una formación anarquista, tampoco soy marxista, pero no quiere decir que yo no acepte como una sociedad modelo el socialismo. Los ejemplos están ante los ojos, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Cuba, o sea, son países que van camino al socialismo. Nosotros nos reíamos hace mucho tiempo de esos países que eran unos pobres indios que andaban ahí en la vuelta, y resulta que ahora Bolivia… el Ché Guevara hace 40 años que andaba en Bolivia va camino al socialismo.
– ¿Debemos inferir de sus palabras que usted no considera al gobierno de Ramón Fonticiella como de izquierda?
– Por lo menos no ha sido un gobierno popular, en el que la gente haya intervenido en este gobierno, me parece que la gente aquí no intervino en el gobierno.
– ¿Y eso no estaría contemplado en el llamado “presupuesto participativo”?
– ¿Quién lo votó? ¿La gente?

– En principio si, la gente, según ha informado el gobierno departamental.
– ¿Qué gente?
– Los vecinos en los barrios.
– Ajá, perfecto, ¿en cuántos barrios hay comisiones vecinales? ¿Eso es popular?
– Pero usted no nos pregunte, usted está acá para responder a las preguntas de los periodistas.
– Perfecto, estoy contestando que desde mi punto de vista este gobierno no es popular porque no se dedicó a crear los centros populares de uso de la gente para enseñanza, salud, o sea, para que fuera un centro cultural general, no solamente para votar el presupuesto. En el tema de salud podía haber habido una salud preventiva en los barrios que se nuclearan en un centro vecinal o comunal, como quieran llamarlo, pero que fuera popular. La diferencia nuestra es ideológica, es de raíz, no es la diferencia entre un pozo más o un pozo menos en las calles, no es cuatro lamparitas acá y tres allá, porque si no hacemos el mismo gobierno que los anteriores. ¿Quién hizo más calles? ¿Quién puso más bombitas? No, no, son diferencias de fondo, si no vamos a seguir siempre con el mismo problema, este gobierno hizo un poquito más, aquel hizo un poquito menos.
– ¿Usted considera que este gobierno del Frente Amplio ha sido lo mismo que los anteriores gobiernos de los partidos tradicionales?
– Debo ser sincero y honesto, se han hecho cosas, se han puesto luces… pero no se han hecho otras cosas como las que estaba diciendo y se han hecho cosas malas.
– ¿Cómo qué?
– Por ejemplo, según nuestra propuesta, los directores y asesores municipales deben ser elegidos por concurso.
– ¿Para ustedes no serían cargos de particular confianza del intendente?
– No, no.
– ¿Tienen que ser técnicos?
– Exactamente, de acuerdo a nuestro programa de gobierno.
– ¿O sea que usted está de acuerdo con la tecnocracia?
– No, yo estoy de acuerdo con que la persona que esté más capacitada, siempre sujetándose a nuestro programa de gobierno, es el que tiene que estar, y no elegir a dedo porque sea cargo de confianza o familiar a la persona que esté integrando nuestro gobierno municipal. El mejor tiene que estar, es lo mejor.
– ¿Usted cree que en este gobierno ha existido nepotismo?
– No se si nepotismo, lo que si puedo decir es que no quedó muy ético o muy lindo el poner a un familiar como Director dentro de la intendencia. Y otra cosa que no es muy ética son los salarios de los Directores.
– Pero eso lo vota la Junta Departamental, no es responsabilidad del intendente.
– Bueno, pero pueden decir que no.
– ¿Está de acuerdo entonces con el Presidente Mujica?
– Perdón, no se lo que dijo Mujica, lo escucho poco. Nosotros en nuestro programa hablamos de un máximo de sueldo para el intendente de dos canastas básica, y de ahí para abajo los asesores. Esa para nosotros es una diferencia sustancial, porque en el tema de la ética se puede decir que entonces estamos como antes. En eso estamos igual que antes.
– Usted habló de un déficit a nivel salud, ¿qué otros déficits destaca de este gobierno municipal?
– En base a lo que recién decía en cuanto a la creación de centros culturales, hablemos de un tema que es clave y específico. Se achaca a la juventud el delito, el alcohol, pero a la juventud no le estamos dando opciones. Si nosotros le damos una opción a la juventud, por ejemplo, que en esos centros culturales o comunales se estatice el deporte, se responda a la gente de otra manera, que se forme política y socialmente, que retome los valores de la solidaridad de la gente, entonces ahí vamos a tener una herramienta para combatir lo otro. Y la intendencia que tiene una herramienta para hacer eso, ni siquiera controla a los que venden el alcohol, o sea, es el otro extremo. Yo no digo que nadie tome alcohol, pensar eso es ridículo, pero que se haga un estricto control de quién vende, cómo se vende y a quién vende el alcohol.
– Asamblea Popular en las pasadas elecciones tuvo poco más de 200 votos, ¿qué objetivo se ha fijado de cara a las elecciones departamentales?
– La idea principal es mantener un poco la votación en cuanto a la parte electoral. En cuanto a la parte de perfil, mostrar a nuestro partido en esta posición ideológica que entendemos es la que debe mostrarse.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...