- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

José F. Gallo Barcos: “A veces no nos manejamos con la responsabilidad necesaria”

Rescatando periodistas salteños…

José Francisco Gallo Barcos es un periodista que integra el grupo de coterráneos que desarrollan su actividad profesional en la capital del país.

Al enfrentarse con la etapa en que debía decidir su futuro académico y laboral, se inclinó por el periodismo, pues pensó que ese camino lo podía llevar rápidamente a trazarse un porvenir en la vida.

n la actualidad trabaja en la edición de la revista “Galería”, perteneciente al semanario “Búsqueda”, propuesta que el mismo la define como “destinada a todo público”.

“Crecí en la Zona Este y viví siempre en un radio de cuatro o cinco cuadras respecto a la sede de Ferro, donde pasé buena parte de mi infancia y adolescencia” – compartió el periodista.

 – “Se desempeñó en las tres líneas periodísticas  y en un portal de Internet, “que si bien es escrito, no tiene las mismas reglas de trabajo que un diario o una revista semanal”.

Actualmente trabaja como periodista en la Redacción de la revista Galería y además de ser el editor de la sección “Sociales” del mismo medio.

TRAZANDO EL RUMBO LABORAL

 - ¿Por qué eligió el periodismo?

 – “En realidad la primera elección académica fue que no quería hacer una carrera larga, que me hiciera estar en universidad durante 6 ó 7 años.

Quería algo que me llevara al mercado laboral más rápido y la carrera de comunicación me daba esa posibilidad.

Además en ese momento quería algo relacionado al deporte, por lo que el periodismo deportivo cumplía todas las características.

Con el correr de los años y una vez que empecé a trabajar mi atracción hacia el periodismo se potenció mucho más”.

  – ¿Cuál es su concepto de noticia y en qué medida se puede influir en la opinión pública?

– “La influencia que los medios tienen en la opinión pública es innegable, el problema es que muchas veces creemos (como periodistas) tener más de la que tenemos y otras tantas (e igualmente peligrosas) no manejamos esa influencia con la responsabilidad necesaria.

Con el desarrollo cada vez mayor que tienen los medios con base en Internet, la situación podría empeorar.

Por ejemplo, es genial que un blog o una cuenta de Twitter o Facebook puedan marcar cierta agenda, pero eso le exige a su autor una responsabilidad que, por ser un medio informal, este no siempre se siente obligado a cumplir -aunque en Uruguay todavía no está tan desarrollado este tipo de fuentes de información-.

 – ¿Cómo ve posicionados a los medios periodísticos del interior del país con especial énfasis en Salto?

 – “Sería muy irrespetuoso si hago un balance porque, exceptuando los de Salto y a los diarios que compro cuando temporalmente viajo a alguna ciudad del interior, no tengo un acceso fluido al trabajo que realizan.

La información que me llega es a través de los corresponsales de los medios nacionales o de alguna información que se destaca en ellos, pero no creo que sea suficiente para hacer un análisis justo.

Tengo un debe allí.

Respecto a los medios salteños, por suerte sí tengo más acceso, tanto a través de Internet como en la ciudad.

En los últimos meses viajé seguido a Salto y me parece buena la cobertura que se hace -me refiero en especial a la prensa escrita que es a la que tengo más acceso-, aunque hay cosas que se pueden mejorar. 

Sin embargo, lo que más destaco de Salto respecto a otras ciudades es el hecho de que haya competencia. Tres diarios obligan a un esfuerzo extra al trabajar que va en beneficio del público, objetivo final de todo medio”.

 –  ¿Le fue fácil ingresar al mercado laboral?

 – “No me puedo quejar.

Durante el último año de Facultad hice pasantías en televisión e Internet y dos meses después de terminar ya estaba trabajando en Estadio Uno.

Allí estuve al aire tanto en radio como en televisión y trabajé en la productora durante dos años excelentes, tanto humana -aún hoy tengo muy buenos amigos ahí- como profesionalmente.

En marzo de 2005 pasé a la sección Deportes del diario El País, donde también estuve dos años.

Aprendí muchísimo allí y, más allá que a veces los horarios son duros de llevar, el diario me dio muchas oportunidades.

Por último, en abril de 2007 pasé a Galería, un cambio muy grande porque por primera vez salí del mundo del deporte.

No tengo más que palabras de agradecimiento para Galería porque me permitió desarrollarme en un montón de temas que antes no manejaba, aprender un montón de cosas y crecer en todo sentido”.

- ¿En que consiste  “Galería”?.

 – “Es una revista que sale a la venta con el semanario Búsqueda desde hace diez años y que, si bien tiene un énfasis en temáticas que pueden parecer o resultar más atractivas para las mujeres, está destinada a todo público.

La revista toca temas muy diversos: salud, arte, literatura, moda (se hacen muchas producciones durante todo el año), deportes, cine, teatro y hechos históricos que ganan actualidad por diferentes razones.

Además hay tres columnas en cada número -una de la directora, Mónica Bottero, otra de Hugo Burel y otra de Claudia Amengual-, entrevistas, una sección fija de gastronomía y se dedica un espacio muy importante a la sección sociales, en la que se cubren los principales encuentros sociales que suceden durante la semana, y a la parte gráfica, gracias al equipo de fotógrafos y de diseño”.

 – ¿Cuáles son hoy las principales herramientas con las que contamos quienes trabajamos en los medios para lograr buenos resultados en el manejo y emisión de la información?

 – “Tanto en el manejo como en la emisión hay una herramienta que controla a todas las demás y son los valores periodísticos del medio.

Todos cometemos errores, pero lo verdaderamente importante es ser honestos con el público.

A ellos les debemos más que a nadie el portarnos dentro de las reglas que hacen a nuestra profesión lo que es”.

 – Una reflexión…

 – “Es más una expresión de deseo. Ojalá los periodistas y los medios para los que trabajamos tengamos la posibilidad de seguir creciendo y trabajando con la libertad necesaria para defender esta profesión como se merece”.