- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

La imagen de dos mujeres al frente del país replantea la cuestión del género en el ámbito de la toma de decisiones

¡Te estaba esperando porque tenemos que sacarnos una foto las dos juntas!- dijo Lucía Topolansky a Patricia Ayala en oportunidad de que ambas ocuparan la Presidencia y Vicepresidencia de la República respectivamente. Dicho comentario, fue transmitido a EL PUEBLO, por la Senadora del MPP, Patricia Ayala, al ser consultada para este informe el pasado martes.
La foto registró un hecho histórico con dos mujeres al frente de los máximos órganos políticos de decisión a los que se puede llegar en Uruguay, aunque el mismo se hubiera dado por tan solo cuatro días y de forma coyuntural tras la renuncia de Raúl Sendic a la Vicepresidencia y el viaje a Estados Unidos del Presidente Tabaré Vázquez.
De esta forma, y al igual que sucedió hace 90 años, en la localidad de Cerro Chato (departamentos de Durazno, Florida y Treinta y Tres) cuando Rita Ribeira, una mujer afrodescenciente se convirtió en la primera mujer del continente en emitir su voto, ahora, con la imagen de dos mujeres al mando del país, se visualiza el devenir de un proceso que marca hitos históricos en la búsqueda de la equidad de género.
En el presente informe se cuenta con la reflexión de Patricia Ayala sobre lo sucedido el pasado 16 de setiembre, y el testimonio de lucha de varias mujeres salteñas, donde cada una en sus respectivos ámbitos ha llegado a cargos de poder, responsabilidad y toma de decisiones hasta no hace mucho tiempo pensados únicamente para el hombre. Sus testimonios dan cuenta que las mujeres continúan buscando su espacio y demostrando su capacidad pero también demuestran que estamos en un proceso y aún quedan muchas cosas por hacer en cuestiones de género, sobre todo si analizamos que la mayoría de los cargos gerenciales, empresariales, políticos, entre otros, continúan siendo primordialmente masculinos.

En diálogo con Patricia Ayala
La “Vicepresidenta” recordó durante su función cuando le preguntaron ¿quién manda en la Intendencia de Artigas?

Durante el ejercicio de su función en la Vicepresidencia de la República, EL PUEBLO dialogó con Patricia Ayala, quien afirmó que más allá de la Real Academia Española prefirió referirse a su cargo como vicepresidenta. “Yo particularmente le pongo la A, porque creo que tenemos que empezar a acostumbrarnos que en esos lugares está la A y eso hace referencia a la presencia femenina. Cuando estuve en la Junta Departamental de Artigas, fue la primera ayala_patricia_150326 [1]vez que me llamaron Edila y entonces, me empecé a hacer la idea que sería lindo que hubiera una intendenta y así fue que empecé a notar la diferencia de lo que significaba que una mujer también tuviera la oportunidad de estar”, planteó Ayala.
La actual Senadora del MPP, que supo ser edil, diputada e intendente del departamento de Artigas, dijo que “esto es parte de una etapa y de un proceso histórico que se viene dando desde hace muchísimo tiempo, con la lucha de algunas mujeres que reivindicaron sus derechos hasta que hoy nos encontramos en esta etapa de la historia en que las mujeres llegan a lugares que antes eran impensados. Creo que también obedece a un cambio cultural y de esquemas que traemos muy intrínsecos como lo es la sociedad patriarcal en que vivimos”.
UNA FOTO QUE MARCA
LA HISTORIA
En lo que tiene que ver a la opinión de Lucía Topolansky sobre este tema, Ayala comentó que conversaron poco, sino más bien el diálogo ha sido por temas de trabajo y agenda.
“Ella me contó un poco cuál sería su trabajo en su función como vicepresidenta junto a Tabaré (Vázquez) y ahora por un hecho coyuntural ella permanece en la presidencia y yo en la vicepresidencia. Pero no le quitamos importancia a ese hecho histórico”, puntualizó.
“-¡Te estaba esperando porque tenemos que sacarnos una foto las dos juntas!-”, dijo Topolansky a Ayala, en una oportunidad y la senadora lo transmitió a este medio, para visualizar la importancia que tiene el hecho de marcar con una foto ese momento que es parte de la historia.
“Lo que compartimos es que la expectativa y la esperanza es que en las nuevas fórmulas presidenciales haya una cara de mujer, creemos que tiene que haber una mujer”, dijo Ayala. Asimismo, reflexionó sobre el efecto que esto tendría en los votantes, “influir va a influir de diversas maneras y como le caiga a cada uno, eso va en cada uno; pero creo que es importante que esté una mujer y estoy convencida que estamos en una era del despertar de lo femenino”, agregó.
SU VIVENCIA PERSONAL
Sobre su lucha como mujer al frente de organismos de toma de decisiones, dijo “quizás en el momento en que lo viví no tomaba tanta conciencia del cambio que estaba dando, sobre todo cuando rechinaba a muchos y a muchas, porque no solo a los hombre le cuestan estos cambios sino también a muchas mujeres y hoy, con el tiempo, recién me doy cuenta de lo que fue. Como edil y como diputada y como intendenta he tenido infinidad de situaciones, no tanto en la diputación, pero tengo muchas anécdotas. Al poco tiempo de haber asumido en la Intendencia (de Artigas), desde los medios de prensa y algunas figuras masculinas empezaron a preguntar ¿quién manda en la Intendencia? Con eso de pensar ¿quién está detrás de ella?, como si las mujeres fuéramos un monigote que necesitáramos a un hombre que nos diga lo que tenemos que hacer, se subestima a la mujer. Entiendo que es parte de este proceso y hoy lo comprendo mucho mejor, ya mirando hacia atrás pero en su momento duele mucho porque somos seres pensantes, que sienten y a nadie le gusta que la subestimen, pero fui aprendiendo que hay cosas que no son mías sino de los demás”, comentó Ayala.
LEY DE CUOTAS
“ES NECESARIA”
Sobre la ley de cuotas, Ayala dijo que hoy en día, esa ley “es necesaria”, aunque también dijo estar convencida que eso “va más allá de una ley” sino de la toma de decisiones y de que tiene que haber un convencimiento de que las mujeres y los hombres deben tener igualdad de oportunidades.
“Yo particularmente no puedo decir que en mi organización política no se tiene en cuenta a la mujer, de lo contrario no habría ocurrido que dos mujeres estuvieran al frente de la presidencia y vicepresidencia del país. Creo que esta bueno ir pisando firme sin querer ir apurando ese proceso que la historia nos da, hoy nosotras somos un puntito más en esto que todavía va a continuar ese camino”, concluyó.

Dra. Mónica Cabrera, Presidente de la Mesa Política Departamental del Frente Amplio
“A una mujer con poder no le tiembla la mano al momento de tomar decisiones”

La Dra. Mónica Cabrera es en estos momentos una de las personalidades políticas más importantes de nuestro medio, al presidir la Mesa Política Departamental del Frente Amplio; al mismo tiempo, ocupa otros cargos de relevancia en la Asociación de Abogados de Salto y en la Asamblea General del Claustro (órgano de cogobierno universitario) en representación de los egresados.
Trata, según expresó a EL PUEBLO, que sus múltiples roles (madre, esposa, hija, política, profesional, etc.), se complementen, sin dejar de darle supremacía, al que para ella es el más importante, el de madre.INFORME DRA MÓNICA CABRERA [2]
¿Fue dificultoso para usted alcanzar lugares de preponderancia dentro de la escena política, teniendo en cuenta su calidad de mujer?
En lo personal le puedo decir que no. Puede ser porque desde muy temprana edad comencé a militar, primero en el ámbito del gremio estudiantil del Liceo IPOLL; luego continuamos con la militancia en la Universidad de la República; y en 1987 aproximadamente, me afilié al Frente Amplio, momento en el que comenzó mi acercamiento a fuerzas políticas de izquierda.
En todo este tiempo puedo decir que, reitero, en mi caso particular, no me he sentido discriminada, ni he tenido que andar empujando para obtener lugares, sino que todo lo contrario, siempre he tenido reconocimiento por parte de mis compañeros y compañeras en los lugares en los que me ha tocado desempeñarme. En definitiva; a uno la tienen en cuenta para estar y ocupar determinados lugares; quizás sea algo que me ocurre particularmente a mí por andar a la vuelta, como se dice, desde muy joven, no lo sé.
¿Está de acuerdo con que la mujer pueda acceder a cargos políticos por medio de la cuota femenina?
Yo nunca fui partidaria de la cuota; siempre, desde el vamos, pensé que tanto las mujeres como los hombres, debemos ganarnos los lugares por medio del mérito, y no a través de cuotas; pero, acompañé y acompaño la lucha de aquellas mujeres que desde siempre han llevado adelante este tema, porque muchas veces la mujer no es contemplada –y eso es una realidad-, no se la tiene en cuenta, o se le pide que posea más preparación que el hombre, siendo que no conozco a ningún hombre al que se le haya solicitado el currículum para el desempeño de determinados cargos, pero, sí a las mujeres; por lo tanto, en ese sentido, entiendo que es necesario tener también una ley que obligue (porque las leyes están para eso, obligar), a tener una cuota femenina en los cargos públicos, por ejemplo, cuando se decide sobre quiénes ocuparán los ministerios, dentro de las intendencias cuando se reparten los cargos de confianza, etc.
Si esto podría salir mediante una ley, mejor; porque al existir una obligación, es cuando se cumple, sino, es bastante difícil. Pero más allá de la ley, creo que lo que debe de haber realmente, es un reconocimiento de que cualquier mujer puede desempeñarse en un cargo público: diputada, senadora, intendente, o cualquier otro cargo de responsabilidad; ya que en todos los partidos políticos hay mujeres muy preparadas para hacerlo.
Las mujeres siempre se están preparando; por ejemplo, en Uruguay existe la Red de Mujeres Políticas, donde permanentemente se está brindando talleres para ir aprendiendo el hacer política y cómo manejarse en ella; talleres en los que uno se conoce con otras mujeres de otros partidos, generándose un relacionamiento y una confianza entre todas.
Se dice que la mujer “dulcifica la política”; para usted ¿es así, o más que eso la aporta pragmatismo, firmeza, perspicacia y más practicidad que el hombre?
No sé lo de la “dulcificación”, ya que somos más duras que los hombres; a una mujer con poder no le tiembla la mano al momento de tomar decisiones, eso es así, le guste a quien le guste. Por lo tanto en cuanto a la “dulcificación”, no me parece que aportemos tal cosa.
Ahora, en cuanto a la practicidad, sí. En lo personal, soy partidaria de que las cosas sean ejecutivas; tengo tantas cosas para hacer en mi vida, una de las cuales es la política, que necesito, por lo tanto, que las cosas se hagan ejecutivamente. El rol que lleva adelante la mujer en la familia, y en su trabajo, la empuja a tener que hacer más cosas, por eso es que buscamos que las cosas se hagan de otra manera, se muevan, anden. Eso creo que permite que, también en la política, se actúe de esa forma; lo cual, por supuesto, la habilita a tener una mirada más amplia en muchos aspectos, viendo cosas que quizás, los hombres no ven. No es fácil; hay que tratar de que todos los roles (madre, esposa, profesional, hija, hermana, amiga, política), se complementen y que uno no esté por encima del otro, principalmente para las que somos mamás.
¿Pero no solamente la política la tiene como referente?
También formo parte de la Directiva de la Asociación de Abogados de Salto, y soy miembro titular de la Asamblea del Claustro por el orden egresados en la Universidad de la República -militancia universitaria que nunca abandoné por una cuestión de compromiso con nuestra educación-, lugares en los que también, la mujer ha venido adquiriendo una fuerte presencia.

“Me ha tocado ser discriminada por ser mujer y por opinar,  no solo por hombres sino también por mujeres”, dijo Eguiluz

“Yo creo que el valor que da el aporte de la mujer a la sociedad es fundamental y en eso radica su necesidad y en que nos complementamos. Por eso, ante un objetivo puntual tanto hombres como mujeres podemos aportar diferentes visiones y así se puede complementar de forma exitosa, por eso creo que es necesaria la igualdad de oportunidades”, comenzó diciendo a EL PUEBLO la Diputada del Partido Colorado, Cecilia Eguiluz.Eguiluz [3]
La exsecretaria de la Intendencia de Salto, se refirió a la asunción de Lucía Topolansky y Patricia Ayala al frente de la Presidencia y Vicepresidencia de la República respectivamente y sobre el particular dijo que en este caso hay una gran diferencia respecto a lo que sucedió en Argentina, Brasil o Chile, cuando la población votó a una mujer a la presidencia. “Aquí, la gente voto a Tabaré (Vázquez) y (Raúl) Sendic. Por eso hay que visualizar siempre las listas y a cada uno (de los integrantes)”. La senadora remarcó que “los procesos son diferentes” a lo sucedido en otros países y no se pueden equiparar dicha situación con la elección de Cristina Fernández, Michelle Bachelet o Dilma Rousseff.
Más allá de eso, afirmó que “para Uruguay, es histórico lo que pasó y es un hecho de romper algunos mitos y ver como la realidad es tan fuerte que uno no puede ponerse como una roca frente a eso porque las mujeres han llegado al poder y a tener la posibilidad hoy de ser presidente y vicepresidente”.
La diputada fue más allá en la idiosincrasia uruguaya y apuntó al Batllismo como gestor de un pensamiento de avanzada. “Yo creo que el Batllismo tuvo un gran aporte en ese sentido, en todo lo que es el pensamiento de avanzada que implantó. Después, hemos continuado con ese proceso y en eso seguimos”, agregó.
SU VIVENCIA PERSONAL
“En mi carrera política que ya finalizó, he tenido de todo, desde gente que me ha subestimado por ser mujer y hombres que te alejan también por ser mujer o porque prefieren otro tipo de mujeres. En mi caso, que soy muy cuestionadora y si no puedo opinar mejor no estoy, pasa que hay hombres que prefieren otro tipo de mujeres, que las hay también, y por eso creo que no todas las mujeres son iguales tampoco”, comentó Eguiluz.
“Me ha tocado ser discriminada por ser mujer y por opinar, no solo por hombres sino también por mujeres. Pero durante mi carrera política trabajé mucho en promocionar la participación de las mujeres en la actividad política para que sepan que cada una de ellas puede llegar por sí misma a donde se plantee porque pasa que muchas mujeres creen que no pueden llegar a determinada tarea.
También veo que hay discriminación entre las mujeres y freno desde ellas mismas, por eso creo que tiene que haber una mirada crítica dentro del género también”, agregó.
LA MUJER EN EL EJECUTIVO “ES UN DEBE TODAVÍA”
Sobre la ley de cuotas, dijo que “es solo una herramienta para el ámbito político porque la participación de las mujeres se puede dar en todos los ámbitos”.
En este sentido, agregó “la ley de cuotas es para el legislativo, pero la incorporación de la mujer a los órganos ejecutivos es un debe todavía, es algo que se da poco. Siempre hay que intentar equiparar todos los gabinetes.
En el caso de Germán (Coutinho) cuando fue intendente trató de que así fuera y a veces cuesta por todas estas resistencias, porque una mujer le hace tapón a otra o un hombre le hace tapón a una mujer y eso es real, existe todavía.
La ley de cuotas habla del poder de la mujer en el legislativo pero el paso verdadero va más allá y en el empoderamiento de las mujeres para encabezar sus propias listas.
Yo trabajé para integrar mujeres a la participación política, cuando me tocó ser edil titular en la Junta Departamental, eran todos hombres y yo era la única mujer y eso fue bien significativo para mi y me hizo pensar en que las mujeres seamos un ejército pero no solo en mi partido sino en todos los ámbitos. Ahí, hicimos un trabajo importante y en un proceso de ocho años tuvimos 300 mujeres con espacio para trabajar en mi sector y fue todo un proceso de empoderamiento interno que va más allá de un cargo”, puntualizó.
“Hoy veo una especie de vedetismo político como si todo fuera muy superfluo, es hacer la selfie pero hay que plantearse el papel de la mujer en los cargos de toma de decisiones, y eso va más allá de la política, va para las empresas, para las profesiones y así muchos ámbitos más, y creo que el aporte para lograr objetivos mejores tiene que ser de los dos géneros”, concluyó.

Dra Cristina González – Directora Departamental de Salud –
“Todavía existen dificultades para que la mujer pueda acceder a los mandos intermedios”

La Dra Cristina González es la Directora Departamental de Salud desde el 20 de marzo 2005, ingresando con el primer gobierno frenteamplista y su cargo es de responsabilidad política. “Participamos de todo el proceso de descentralización de las direcciones departamentales porque antes eran de carácter regional y en ese proceso somos un director por cada departamento” – remarca.dra cristina gonzález001 [4]
De los 19 jerarcas, 7 son mujeres. La Dra González entiende que si bien existe cierto avance de la mujer en posiciones de mando, éste se cierne en estratos muy determinados… “Somos personas que siempre hemos accedidos a tener estudios terciarios. Considero que se ha avanzado en los sectores más capacitados. Sigue siendo rezagado el hecho de dar lugar a mujeres en cargos de decisión en los mandos intermedios, esa es mi sensación.
De todas maneras se ha avanzado mucho y hoy el avance ha tenido que ver con la necesidad – como siempre – a lo largo de la historia.
Los hogares monoparenterales están a la orden del día y son cada vez más mujeres que se ocupan de guiar y abastecer su casa, por lo tanto debieron salir al mercado de trabajo y ese avance ha tenido que ver con la necesidad.

El salir al mercado de trabajo va marcando pautas de capacitación y de poder acceder formas de trabajo que le permitan mantener la estructura familiar.
El cambio de la misma ha obligado también a la mujer a tener más posibilidades en cargos de trabajo y por lo tanto – a la capacitación.
En cuando a su experiencia como jerarca del Departamento de Salud – la Dra. Cristina González sostiene que la Salud es un área muy particular; es un tema muy sensible y todos somos pacientes y usuarios de los sistemas de salud.
Ello también facilita mucho el vínculo con el resto de la población, inclusive con el resto de las autoridades departamentales, la transversalidad del tema Salud en todo tiene mucho que ver con esa cuestión de buscar aliados dentro de la misma para lograr un mejoramiento sustancial en la calidad de vida.

UN FUERTE ROL LIGADO AL GÉNERO
“Tal vez si hubiera tenido un cargo de dirección en otra área, no sé si hubiera sido igual” – subrayó.
Consultada la médica señala que felizmente nunca tuvo una confrontación por el hecho de ser mujer, ni ha perdido posiciones por ello.
“Sí me parece que todavía no tenemos los lugares que corresponde dentro de la sociedad en su conjunto, en particular en Salto.
Cuando hicimos una encuesta a nivel nacional acerca de los diferentes roles en lugar de decisión en Salto se hicieron entrevistas calificadas se desprendió que había un fuerte rol ligado al género, a la mascunilidad en los cargos de decisión” – sostuvo González.
Se necesita mucho más capacitación creada para las mujeres, se debe facilitar más dado a los múltiples roles que cumple la mujer tanto fuera como dentro de su hogar.
También influye notablemente en el desarrollo de los roles la mujer cuidadora, la que se ocupa de sus hijos, de su familia y también de los adultos mayores.
Ello ha llevado a organizar un Sistema Nacional de Cuidados, que está dando los primeros pasos y de la importancia de que la sociedad cuide al que cuida.
A su vez el hombre está adquiriendo algunos roles que antes no tenía dentro del cuidado y la atención de su hogar y eso resulta positivo.
“Hoy los jóvenes tienen la posibilidad de formar una pareja y compartir las tareas de la actividad cotidiana, que permite que la mujer pueda ir ganando otros espacios”.
La capacidad y los tiempos van aumentando en la medida que se van ejerciendo las diferentes profesiones y se van desempeñando en los diversos ámbitos.
En cuanto a la visualización del rol de la mujer en la sociedad futura, la Dra. González entiende que la mujer poco a poco va conquistando espacios mediante su capacitación, hace falta valorar más esa mirada diferente, ni mejor ni peor.
“Mientras aprendamos a caminar – ni adelante ni atrás – sino que juntos con el Hombre, vamos a lograr una sociedad más equitativa y solidaria” – cerró la jerarca.

Lizabeth Machiavello – ex Presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto
“Una mujer al frente da lugar a un sistema más humanizado”

Lizabeth Machiavello – ex Presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto hace un análisis desde su experiencia en cargo de mando. “Presidí la dirección del Centro Comercial por dos años porque era el compromiso que yo había asumido. Hoy estoy al frente de la Federación de Agremiaciones Empresariales” La FAE es una institución que nuclea a todas las agremiaciones que tienen a sus socios que son las cámaras empresariales del país. El cometido de la lizabeth machiavelo001 [5]organización es agremiar a esos centros comerciales y lo fundamental es el uso y la disponiblidad de INFOCRED, el Banco de Datos del Uruguay, donde todos los empresarios tienen la posibilidad de conocer a sus clientes.
“Mi experiencia en la dirección del Centro Comercial fue excelente.
Durante mi gestión conté con el apoyo y respeto de los directivos que fueron – a su vez – muy buenos compañeros y caballeros.
Me sentí en todo momento muy bien respaldada. Hemos tenido épocas buenas y de dificultad, como por ejemplo el tema del Cero Kilo que fue bastante duro.
Hubo gente que no le gustó y otros que comprendieron. Fueron las reglas de juego de ese momento” – puntualizó.

-¿Alguna vez sintió que por ser mujer se planteara alguna dificultad?
-”Yo me lo he planteado varias veces. Nunca sentí el desprecio, ni que me dejaran de lado, ni que me dijeran que no sé nada por ser mujer, sino todo lo contrario.
Siempre primó el respeto. Suelo ser muy concreta para decir las cosas y muchas veces guardo silencio. Espero a ver cómo se plantea el tema y allí recién doy mi respuesta.
Esta forma de actuar me ha dado muy buenos resultados. Porque en realidad, hablar antes de tiempo o con enojo no es bueno.
Para hacer valer la investidura y encima ser mujer, es necesario reunir un montón de condiciones y tener decoro”.
-¿Y qué lectura hace usted de la mujer en lugares de mando?
-”Creo que ha venido cambiando sustancialmente. En mi caso, me costó mucho imponerme como empresaria, pero luego ocupar la presidencia en el Centro Comercial, no me costó.
Hay un tema que yo he escuchado ultimamente de que las mujeres deben llegar y poner su impronta. La mujer es muy intuitiva y más resuelta a negociar para encontrar una solución a algo. El hombre va directo al choque muchas veces o se pone a negociar y termina haciendo algo que capaz no era lo mejor.
En aquel momento algunos directivos me comentaban que a veces la mujer tenía la capacidad de argumentar y dedecir las cosas que fueran tomadas en el buen sentido.
En una discusión se diluían un tanto las cosas y se establece un cuidado cuando existe un trato directo entre hombres y mujeres.
-¿Considera usted que el hombre ha aceptado que la mujer esté a la par?
-”Pienso que sí… al menos en nuestro medio no he notado grandes diferencias en este sentido. Sigo yendo en algunas oportunidades al Centro Comercial y soy muy bien recibida. Creo que también juega el tema de la edad… yo no admito ciertos tratos y tampoco lo hago con el otro. Se trata de imponer el respeto y no dar lugar a la super confianza.
Por sus características el hombre y la mujer son diferentes. El hombre es un guerrero y la mujer también, pero desde otro ángulo.
La mujer defiende su territorio y que éste no sea invadido por nadie.
El hombre en ese sentido guerrea porque sí, o por un reino o un pedazo de tierra.
La mujer ve las cosas desde el terreno de madre y ello la humaniza. El hombre tiene el poder de la guerra y la mujer el de la persuasión.
Se ha dicho que si la mujer dominara más en algunas partes del mundo donde aún está subyugada, serían mucho más benévolas las guerras o se irían aplacando”.
-¿Cómo ha visto usted a las mujeres en las altas esferas de gobierno en el mundo?
-”Como mujeres muy bien plantadas… más allá de que me gusten o no. Es la impronta personal de cada una de ellas. Se ven como mujeres firmes, en el acierto o en el error.
En el Uruguay somos más moderados y la mujer queda muy expuesta al llegar a lugares de mando. En cambio en países grandes, la mayoría las ve como algo inalcanzable.
No es por falta de empoderamiento porque hay mujeres con buen perfil para llegar a la presidencia, pero creo que aún no las van a dejar Es un tema cultural y de que el hombre no quiere sentirse en segundo lugar.
No estoy a favor de la cuota pero me doy cuenta que es la única posibilidad que hay para que la mujer pueda llegar”.
-¿Pensó alguna vez en ocupar un lugar de relevancia en el gobierno nacional?
– “No lo descarto. Hoy me encantaría… estoy en una edad en la que logré una trayectoria lo suficientemente sólida como para que no me importe el qué dirán y sé que no me va a afectar Más allá del gobierno de turno, no lo veo bien a mi país… creo que algo no está funcionando”.

Patricia Gorriti: Presidente de Asociación Fomento Rural
de Valentín, no ha habido diferencias por ser mujer

Para Patricia Gorriti, presidente de la Asociación Fomento Rural de Valentín, hasta el momento, todo ha transcurrido “muy normal”, “en este caso no ha habido diferencias por ser mujer, desde el punto de vista que no he tenido problemas con nadie, siempre se me ha respetado, desde la comisión los compañeros han sido muy compañeros,  las cosas siempre se deciden en conjunto”. Gorriti reiteró que “no ha habido distinciones porque seas mujer”. Consultada acerca del rol de la mujer en el medio rural donde generalmente es el hombre quien está al frente, manifestó que “hoy por hoy ya está más equiparado, la misma vida ha llevado a las mujeres a intervenir más en las cosas, a que tengas que tomar más resoluciones incluso en el ámbito rural”. A propósito de esto, como integrante de una familia de productores, comentó que “nuestras cosas se hacen en familia, las decisiones son compartidas”. Y en la Asociación Fomento Rural de Valentín es  igual, las decisiones se toman de manera compartida”. Gorriti hace un año y medio que está en la presidencia de la institución, pero hace alrededor de 4 años que está en la comisión. “En mi caso fueron hombres los que me invitaron a formar parte de la comisión, era algo que no tenía planteado, pero como soy de la zona, me integraron y todo transcurre muy normal”. “Uno trata de hacer las cosas de la mejor manera,  todas la decisiones que se toman dentro del club tienen el respaldo de profesionales, generando de esta manera una mayor transparencia en la gestión”. Luzardo agregó que en algunas ocasiones se han generado discusiones, se ha sentido vulnerada, pero “va más allá del género”, ya que siempre que intente romper con costumbres o estructuras, van a haber opiniones a favor y en contra. “Pero la tarea es hermosa. Más allá de los sinsabores, es gratificante, porque sino no estaría (en ese cargo)”. En este sentido destacó que tiene “un grupo de trabajo excelente, que trabaja, que está y estamos a completa disposición para solucionar todos los requerimientos de nuestros  socios”. Comentó que “no hay ninguna decisión individual”, sino que “todas son en equipo al igual que el trabajo”.

Andrea Luzardo – Presidente del Club Deportivo Artigas
“No ha sido una tarea fácil, en especial cuando a nivel popular se maneja que las mujeres sabemos poco de fútbol”

Andrea Luzardo comenzó a participar en la comisión de Deportivo Artigas el año pasado cuando a raíz de la renuncia de varios directivos se formó una comisión interina a la cual la invitaron a participar y luego a través una asamblea general pasó a formar parte de la comisión como secretaria general. Este año se produjeron las elecciones en el club, y el 22 de marzo asumió como presidente. “No ha sido una tarea fácil, en especial en un ámbito que está dominado por hombres, insertarte en el medio no es fácil, en especial cuando a nivel popular se maneja que las mujeres sabemos poco de fútbol cuando en realidad no siempre es así”. “Obviamente que no lo sé todo,  en la marcha he ido aprendiendo muchas cosas, he ido mejorando diferentes conceptos y manejos”. Teniendo en cuenta que el Club Deportivo Artigas “es un club muy importante” con varias actividades, ya que se divide en dos grandes partes, el fútbol y la parte social que incluye la piscina en verano, hockey , clases de baile, atletismo, danza para niños, gimnasia funcional, salones que se alquilan para socios, equinoterapia, entre otros, son muchas decisiones las que debe tomar, pero para Luzardo, “la mujer como protagonista dentro de la dirección es muy bien aceptada, y en lo que tiene que ver a la discusión, existe un respeto muy especial con el género independientemente de los cuestionamientos que puedo tener tanto de hombres como mujeres, reconozco y acepto que parte del rol tiene que ver con eso. Cuando uno está en un lugar donde toma decisiones, y está representando a un grupo, indudablemente puede tener gente que lo acompañe y lo apoye a un 100% y gente que lo cuestione, pero eso independientemente del género. Creo que las críticas son siempre constructivas”.

Adriana Martínez de De Brum – Directora del diario EL PUEBLO
“Lo fundamental es trabajar con responsabilidad y adoptar una postura firme”

Desde su lugar de estar al frente de un medio masivo de comunicación – Adriana Martínez hace un análisis del posicionamiento de las mujeres en los cargos de mando y entiende que lo fundamental es que se ejerza la función con responsabilidad y una postura firme.
Entre el hombre y la mujer no se tiene que dar una lucha sino que las tareas deben ser complementadas. Por otra adrianamartínez001 [6]parte en ciertos roles como que aún la mujer debe rendir en forma permanente una prueba para demostrar sus capacidades y habilidades.
-Le costó mucho llegar a donde llegó?
– Entré a trabajar a los 27 años, cuando se inició la segunda etapa del diario EL PUEBLO. Cuando entré era solamente una lectora de diarios y de libros porque siempre me gustó.
Tampoco cuando entré lo hice en carácter de directora, en un principio fui administrativa, luego quedé encargada de la administración y finalmente me atrapó el mundo periodístico.
Fue un proceso, un camino donde tuve que ir buscando y encontrando mi lugar.
En ese trayecto – no sé si por ser joven o ser mujer, o no saber del tema – obviamente me encontré con muchos obstáculos. En esto hay gente que brinda su ayuda y otras que se alegran de nuestros errores… pero pasa en todos los ámbitos de la vida”.
“HAY QUE RENDIR TODOS LOS DÍAS UNA PRUEBA DE EFICIENCIA”
-Enfocándonos en la temática de la mujer en un lugar de mando. ¿Cuál es su percepción acerca de la respuesta por parte de los grupos masculinos?
– “De los puestos jerárquicos que había en su inicio, nunca sentí discriminación alguna, por el contrario – siempre se apoyó mi trabajo.
Siento que muchas veces se le resta importancia al trabajo que uno hace… pasó hace mucho tiempo y en la actualidad sigue pasando.
Es verdad que cuando se está en un lugar de jerarquía donde se deben tomar decisiones, máxime en una empresa hacia adentro donde hay que manejar el personal y también una empresa hacia afuera donde la responsabilidad de la información – en este caso – pasa por la directora.
En ocasiones el trabajo se subestima… y si se subestima el trabajo de las mujeres es una forma de demostrar cierta debilidad. No solamente el mío sino también el de las periodistas.
Esto lo he vivido a lo largo de estos 25 años. Cuando ingresé había una periodista y en ese momento lo único que podía hacer era Sociales, que tampoco es un área menor.
Después con los años se empezó en Generales, Agro y Deportes.
Y hoy hay un número importante de mujeres trabajando, mujeres ocupando disciplinas que antes eran exclusivamente de hombres.
Esas mujeres día a día han demostrado que hacen su trabajo correctamente y con responsabilidad, que es lo fundamental.
Es como que hay que rendir todos los días una prueba para demostrar que estamos capacitadas para desempeñar la función que nos ha tocado”.
-¿Podemos decir que se ha venido ganando terreno?
– “No sé si plantearlo en estos términos de ir ganando… creo que la mujer ha ido haciendo su camino y se tiene que formar y actualizar igual que el hombre.
Pasa más por una cuestión hasta de ignorancia del otro, que de las propias mujeres.
Es importante hacer el trabajo con responsabilidad y adoptar una postura firme. A su vez si nos equivocamos, saberlo reconocer y hasta enmendarlo si se puede”.
-La mujer por naturaleza propia – ¿Tiene una visión más humanizada de la realidad?
– “Puede ser… creo que hoy los roles del hombre y la mujer se van encontrando. Así que no podemos decir que se humanice más desde el costado femenino. Veo a hombres que cuidan de sus hijos mientras las mujeres trabajan. Existe una conexión y una planificación diferente y ello es bueno.
En el terreno periodístico las mujeres tenemos esa habilidad de involucrarnos más en el tema y no tomar una distancia que de repente el hombre sí lo hace… sobre todo cuando se trata de temas sensibles”.
-¿Qué proyección se puede hacer en torno a la sociedad del futuro donde una mujer ocupa esos lugares estratégicos en todas las áreas?
– “Lo tomo naturalmente… onviamente celebro los derechos que tenemos las mujeres, pero tampoco me considero una persona feminista al cien por ciento. Los extremos no van.
La mujer va tomando puestos de importancia donde debe tomar decisiones. Y si veo que – por esa misma condición – que sabe que la están mirando más detalladamente, en forma espontánea se potencia la labor.
Cuando las periodistas consiguen notas que por su propia condición las pueden abordar, es una satisfacción personal. Ello da impulso a poner la vara más arriba.
No creo tampoco que la mujer tenga que hacer todo lo que hace el hombre o viceversa. Ésto no es una lucha entre el hombre y la mujer sino un complemento”.