La niña cuyo caso sacudió al país en el 2009 aún sigue luchando A meses del drama, Blanquita Filippini cumplió 4 años de vida y festejó rodeada de gente muy especial

La niña cuyo caso sacudió al país en el 2009 aún sigue luchando  A meses del drama, Blanquita Filippini cumplió 4 años  de vida y festejó rodeada de gente muy especial

Nueve meses después de la primera vez que intentó ser bien atendida en la sala de emergencias del Hospital local, momento en que nadie soñaba que se iniciaría un largo calvario, la niña Blanca Filippini cumplió ayer sus 4 años de vida y los festejó rodeada de una variopinta que según sus padres, fueron partícipes de la recuperación que tuvo la pequeña desde el difícil proceso que le tocó vivir hasta hoy.
El lugar escogido por la familia para celebrar el cumpleaños de la pequeña cuya historia conmovió al país entero en el 2009, fue el centro educativo que está ubicado en la esquina de las calles Enrique Amorím y Santa Rosa, a escasos metros de donde vive la niña, cuya casa ya no luce despintada sino que se la ve prolijamente reformada, con el fin de mejorar el hábitat de Blanquita.
Mientras vecinos del lugar, amigos de la familia, demás familiares, personas que se hicieron allegadas bajo las circunstancias del drama como era el caso de distintos periodistas, así como del ortopedista riverense Enrique Ostrovski, quien le donó las prótesis de sus dos piernas para volver a caminar, además del grupo musical “Flecha” que viajó desde la ciudad de Minas (Lavalleja) para desearle el feliz cumpleaños, y de sus abogados María Noel Biassini y Pablo Perna, Blanquita, hastiada de las cámaras que se posicionaron sobre ella por varios minutos en reiteradas oportunidades, se divertía como una niña más en los juegos inflables que fueron colocados para el divertimento de los más pequeños.
Sin embargo, luego de tantos meses, la pequeña de tres años a la que una atención “cuestionada” en el hospital local, le deparó terminar en un quirófano donde fue intervenida en múltiples oportunidades y culminó amputada de sus dos piernas y un brazo, además de permanecer internada debatiéndose entre la vida y la muerte por varias semanas en Salto y Montevideo, caso que movilizó a toda la sociedad uruguaya meses atrás, celebró un nuevo aniversario de vida y en diálogo con EL PUEBLO, su padre, Omar Filippini, habló de la paulatina recuperación de su niña y de cómo piensan encarar el futuro.
ESTA BIEN
Tras hacer un alto en la fiesta en la que estaba atendiendo a los presentes, Filippini dedicó unos minutos a este diario y contó que Blanquita se viene “recuperando bien, dentro de las posibilidades que tiene lo está haciendo muy bien”.
Informó que la niña se viene haciendo fisioterapia en la clínica CER, ubicada en la calle Rincón al 100, donde cumple con el tratamiento indicado por los especialistas del BPS que además cubre los costos. Dijo que el próximo mes de enero comenzará a realizarse el tratamiento en las piscinas de las Termas del Daymán.
Aunque con todo, Omar Filippini reconoció que la recuperación de la niña “va a costar mucho, es algo dicho por los profesionales que esto va para largo”. Incluso dijo que como la niña tiene problemas para hablar, los profesionales entienden que deben agregarle un tratamiento a tales efectos el cual comenzará a recibirlo a partir de los próximos meses.
El padre de Blanquita se refirió además al pasaje de ésta por la Teletón. “El tiempo que estuvimos en el Centro Teletón fuimos bien recibidos y muy bien atendidos. Aunque me llamó la atención que durante la jornada de televización de la cadena para juntar fondos para la Teletón no se mencionó una palabra de Blanca para nada, y eso que estaba la expectativa de un país entero detrás de ella. Poderosamente me llamó la atención, el por qué, no quiero rozar con nadie”, sostuvo.
Con respecto al manejo de los dineros recibidos por la ayuda de la gente y de parte de instituciones para la rehabilitación de la pequeña, el padre de Blanquita fue muy claro “cuando yo anduve muy bien, Blanquita vivió muy bien, porque le di todo. Cuando anduve mal, bueno no podía. Entonces aprovechamos la oportunidad de hacer todo lo que el médico nos indicó, que no haya humedades ni aspectos que puedan perjudicarla, y habiendo el capital se hicieron todas las cosas que tenían que hacerse”, especificó.
Y aclaró “han televisado todos los canales que hicimos las reformas que tenían que hacerse (para mejorar las condiciones de vida de la niña). Yo pedí para que la gente dé, y el dinero de ellos fue bien invertido, no se malogró ningún peso para ningún lado. Hubo gastos de comida, de casa, de ropa, pero estamos luchando y viviendo”.
EL FUTURO
A sus 4 años, los padres de Blanquita ya piensan en su futuro y por lo tanto solo hablan de su educación. Filippini dijo que hablaron con la maestra que dirige el centro educativo en el que se estaba celebrando el cumpleaños de la pequeña anoche y que está en la esquina de su casa, para que ella pueda comenzar el año lectivo en marzo. “Aunque todavía estamos conversando porque no quieren exponerla mucho a la curiosidad, y por lo tanto estamos viendo como podemos hacer para no golpearla mucho”, expresó. Luego de todas las cosas que pasaron juntos, los padres de Blanquita siguen esperando que un futuro promisorio se avizore en la vida de la pequeña. “Mi esperanza es que mi hija pueda caminar lo antes posible, es poder ver felicidad en ella y en mis otros hijos, y en todo el pueblo de Salto, porque hay que luchar con el alma y tener fe, y nosotros hemos recibido el cariño de toda la gente y eso ha sido lo más importante. Hemos sembrado con la desgracia de mi hija, pero hemos sido gente honesta y estamos reconfortados con la experiencia que nos ha tocado vivir, pero seguimos pensando que vamos a poder salir adelante”, expresó Omar, el padre de Blanquita Filippini.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...