- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

La situación actual del clima en la región y la furia de la naturaleza que desafía al hombre en el mundo entero

La furia de la naturaleza desafía al hombre a tener que diseñar estrategias cada vez más agudas para predecir fenómenos devastadores y crear líneas de acción inmediatas para la protección y el reacondicionamiento de las zonas afectadas.
En este sentido, setiembre comenzó como un mes aterrador. El Huracán Irma que golpeó Florida (EEUU) tras su paso por el Caribe en un nivel de categoría 5 (el más potente en la escala Saffir-Simpson), dejó un total de 38 muertos, entre ellos 10 en Cuba, que también fue azotada por fuertes vientos y olas de 11 metros. Asimismo, el terremoto de 8,2 grados, uno de los más potentes del último siglo, que sacudió el sur y el centro de México, culminó con 90 muertos en los Estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco, y cientos de heridos. Este tipo de noticias lleva al recuerdo de lo que fue el tornado en la ciudad de Dolores (Soriano) en abril del año pasado, donde en tan solo tres minutos vientos de entre 250 y 330 km/h dejaron gran parte de la ciudad destrozada, en lo que fue un tornado nivel 3 (en una escala que va de 1 a 5). El cambio climático preocupa y por ese motivo EL PUEBLO estuvo presente en la 42da reunión del Foro Regional de Perspectiva Climática para el Sudeste de Sudamérica en oportunidad de presentarse públicamente el pronóstico climático regional para los meses de setiembre, octubre y noviembre, elaborado por representantes de los Servicios Meteorológicos Nacionales de Uruguay, Brasil, Argentina, Paraguay, Chile y Bolivia y difundido en Montevideo, el pasado 13 del corriente. Si bien, los expertos consultados por este medio en dicha oportunidad aseguraron que esa realidad cruel que este mes sacudió la zona de México y el Caribe está lejos de darse en Uruguay, ya que las condiciones climáticas no lo permiten; lo que sí podría haber serían ciclones extra tropicales en invierno, que se podrían predecir.
Más allá de eso, cambios en los océanos como el calentamiento del Atlántico llevó a tener este invierno temperaturas y precipitaciones por encima de lo normal en la región, mientras el enfriamiento del Pacífico podría traer como consecuencia un coletazo de “La Niña” con una disminución de las precipitaciones para la primavera – verano que se avecina.
La situación actual del clima en la región, y el abordaje de un tema tan actual como los Huracanes que se vienen dando en el Caribe y América del Norte, fue el punto de partida para el presente informe, que además recoge la experiencia de salteños radicados en EEUU y México y el recuerdo de lo que fue el tornado Dolores en nuestro país.

Clima cambiante

Cuando hablamos de clima solemos referirnos a una serie de variables meteorológicas como ser temperatura, precipitación, presión atmosférica , duración de la insolación, viento , humedad y nubes, promediadas para una región dada durante cierto período de tiempo. A esto se denomina clima.-Pero el clima de la Tierra es aún m´ss complejo.- Ciertos gases de la atmósfera, como el vapor de agua, el dióxido de carbono y el metano retienen parte de la energía que se refleja en la superficie del planeta, creando así el  calor del efecto invernadero que hace posible la vida en la Tierra.-En los últimos 50 años el aumento del parque automotor y de la industria, la urbanización , la agricultura y la tala de montes, han elevado la concentración de los gases de invernadero hasta superar  los límites  naturales.-Vivimos tiempos tempestuosos.-Los desastres  relacionados con el tiempo y el clima han causado la muerte de cientos de miles de personas  y han afectado a millones.-Han sido devastadas tierras con cultivos y se han propagado enfermedades.-Este tipo de episodios son cada vez mas frecuentes.-Los desastres se han triplicado en los últimos 30 años en el planeta.-Las inundaciones pueden ocurrir en lugares donde el agua se acumula más rápido de lo que el suelo puede absorber , o los ríos pueden acarrear.-Pueden ser de diversos tipos.- Desde las  crecidas instantáneas hasta las inundaciones masivas de miles de hectáreas.-Las olas de calor, el aumento de las temperaturas máximas y un mayor número de días calurosos, son una realidad.-La calidad del aire cada vez más se deteriora.- La contaminación de la atmósfera va en aumento.- La industria y los vehículos siguen vertiendo contaminantes al aire, la mayoría son de origen fósil.-Los países vienen trabajando a los efectos  de  encontrar estrategias y tecnologías  para que el desarrollo no perjudique el medio ambientes, y de esa manera hacer frente los impactos del cambio climático.-

Las aguas del Pacífico se enfrían por debajo de lo usual y en Uruguay llueve menos
Las condiciones están dadas para que en los próximos meses en el norte del país se desarrolle el fenómeno de “La Niña”

Desde el 12 y hasta el 14 de este mes se reunió en Montevideo el 42º Foro Regional de Perspectiva Climática, instancia donde técnicos e investigadores de Uruguay, Argentina, del sur de Brasil, Bolivia, Chile y Paraguay elaboran informes sobre las previsiones del tiempo en esta parte del planeta.
El Foro fue organizado por el Instituto Uruguayo de Meteorología (INUMET) y se enmarca dentro de las actividades del Centro Regional del Clima para el sur de América del Sur (CRC-SAS) reconocido por la Organización Meteorológica Mundial (WMO). foro clima (8) [1]
En un momento del foro, del que participó EL PUEBLO, se presentó el informe correspondiente al trimestre en curso de setiembre, octubre y noviembre de 2017.
Además de los participantes en la presentación de los resultados estuvieron presentes otras autoridades, como el Ing. Elec. Gabriel Rodríguez (presidente de la delegación uruguaya en la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande –CTM) y el Ing. Civil Daniel Greiff, director nacional de Agua (DINAGUA), ex delegado en la citada CTM.
El Doctor Marcelo Barreiro, Director del Departamento de Ciencias de la Atmósfera del Instituto de Física, del Departamento de Ciencias de la Atmósfera de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, fue el vocero del Foro y expuso los resultados a los que arribaron luego de tres días de trabajo, en una instancia que busca volcar información a los organismos e instituciones que trabajan con el clima.
Se destacan ciertas tendencias hacia temperaturas más cálidas que las habituales en cierta zona del país, pero lo que es novedoso es la ocurrencia de una especie de “coletazo” del fenómeno de La Niña sobre fines de la primavera y comienzos del verano.
Este episodio que afectaría a Salto y a todo el norte del Uruguay, traería como consecuencia la disminución de las precipitaciones.
PERSPECTIVA CLIMÁTICA
La perspectiva se da en función de terciles: superior, medio e inferior a condiciones normales.
Se ofrecen probabilidades. Respecto de la temperatura en toda la región, en la zona sur de Uruguay hay mayor probabilidades de temperaturas por encima de las habituales, junto con el centro de Brasil, el Altiplano-centro de Bolivia, Paraguay, noreste, noroeste y centro norte de Patagonia y sur de Buenos Aires, norte y noreste de los departamentos de Pando, Beni y Santa Cruz de Bolivia. En el caso del norte nuestro país, y del sur de Brasil hay mayor probabilidad de que sean condiciones normales de temperatura.
La única región en la que podrían sucederse temperaturas por debajo de las normales sería la región costera de Chile.
Respecto de las precipitaciones Uruguay viene de un mes de agosto y comienzos de setiembre muy lluvioso: “Uruguay viene con una anomalía de lluvia importante”. La perspectiva es que en Uruguay, el nordeste de Paraguay, el sur de Brasil y el centro – este argentina se produzcan lluvias por encima de las normales. Será inferior a lo normal en el Cuyo y centro-norte de la Patagonia, Argentina, región de Maule y Biobio, en Chile, y en el centro-oeste de Brasil.
Barreiro reiteró que “el enfriamiento en el Pacífico viene ocurriendo muy rápido, entonces se tendrá que monitorear los próximos meses porque justo el trimestre que viene es el de mayor impacto del Pacífico sobre Uruguay.
Dependiendo de si este enfriamiento crece de forma significativa, ello puede cambiar bastante esta proyección de precipitaciones que se compartió.
EL NIÑO Y LA NIÑA
Una de las cosas que se visualizaron en el Foro es que “el océano Pacífico, que tiene gran influencia en el clima de la región, está cambiando muy rápidamente.
Las temperaturas relativamente cálidas o neutras cambiaron y está mostrando una tendencia clara hacia el enfriamiento. El océano Pacífico se está enfriando y los modelos muestran que hay una probabilidad bastante significativa de que para fin de año se pueda desarrollar el fenómeno de “La Niña” débil.
El expositor explicó que el fenómeno de La Niña se da cuando las temperaturas de superficie del Océano Pacífico ecuatorial van por debajo de los valores normales, es decir que se enfrían.
Este fenómeno ocurre cada dos a siete años.
Actualmente el Pacífico está cambiando muy rápidamente su temperatura: en julio las temperaturas eran por encima de las normales o neutras, pero desde agosto se viene enfriando, y al día de hoy se tienen temperaturas cercanas menos un grado de lo normal.
Todavía no se desarrolló una Niña, pero habría posibilidad de que sobre el fin de este año se pueda dar y eso tiene implicancias directas en el norte del país, ya que llovería menos de lo usual.

Aguas superiores a 27º y débil cortante vertical de viento, son los ingredientes de estos fenómenos
La estación de huracanes que se viene dando en el Caribe nunca ocurrirá en Uruguay y en la región

Marcelo Barreiro, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, en diálogo con EL PUEBLO explicó que ya se habían previsto las precipitaciones copiosas que se produjeron en los últimos meses en el país, fundamentalmente en el sur. Agregó que “ha llovido realmente de forma intensa y puntual y los pronósticos no apuntan a los valores específicos sino a determinar que probabilidad hay de que llueva por encima, normal o por debajo de lo normal”. La situación actual del clima en la región, y el aboradaje de un tema tan actual como los huracanes que se vienen dando en el Caribe y América del Norte, también fueron abordados por el investigador, a raíz de la consulta puntual de este diario. Lo concreto es que esa realidad cruel está lejos de darse en Uruguay, ya que las condiciones climáticas no lo permiten. Son realidades distintas, donde las características de las zonas marcan la existencia de fenómenos especiales para cada región. En Uruguay puede haber ciclones extra tropicales; a los que incluso en invierno podríamos predecir la cantidad que ocurrirán. En el Caribe por otro lado, la estación de huracanes ya estaba predicha, y no ocurrió otra cosa más que plasmar la previsión.
BASTANTE MÁS
CÁLIDO QUE
LO NORMAL
El profesional y docente explicó que a nivel de temperatura en los últimos tres meses ha estado “bastante más cálido que lo normal en la mayor parte del territorio, excepto en el sudeste de Brasil donde las temperaturas fueron un poco más frías que lo usual. Pero en general estuvo todo más cálido; cerca de 2 grados por encima de lo normal”. En cuanto a precipitaciones “hubo regiones con déficit de lluvias (Chile), pero en el caso uruguayo, de la provincia de Buenos Aires y de la Pampa argentina, hubo lluvias por encima de lo normal, entre un 10 y un 20% en todo el trimestre”.
COSTA URUGUAYA
TRES GRADOS POR
ENCIMA DE LO USUAL
Explicó Barreiro que para hacer una perspectiva climática de tres meses uno necesita saber “qué es lo que están haciendo los océanos, que son los que dan predictibilidad sobre lo que va a pasar de acá en adelante”. Las anomalías de temperatura de superficie de los océanos son un insumo fundamental, expresó. En general la mayor parte de los océanos están “en condiciones más cálidas que lo habitual, en particular el Pacífico ecuatorial tiene medio grado por encima. Esto se podría considerar que es un fenómeno de “El Niño retirado”. Algo a resaltar en particular es que en las costas de Uruguay y Argentina (el Atlántico sud occidental) hay temperaturas de hasta tres grados por encima de lo normal y eso ha contribuido a que la costa uruguaya esté por encima de la media de temperatura”.
CICLONES EXTRA
TROPICALES
Explicó que “el viento no es una de las variables usuales para hacer las predicciones a nivel mundial. Tiene una variabilidad muy grande, depende mucho de las condiciones de geografía, es muy local. Lo que a veces se suele hacer es una predicción sobre el número de ciclones extra tropicales que pueden ocurrir sobre nuestro país. En algunos casos se puede contemplar, por ejemplo en invierno. Y como los ciclones afectan muchos los vientos costeros fundamentalmente, se podría obtener un pronóstico de vientos indirectos”.
HURACANES
EN EL CARIBE
Explicó que el clima en los trópicos es bien diferente. En esas zonas se habla de huracanes o de ciclones tropicales. Ese tipo de fenómenos en esta región no hay. Los huracanes tienen dos tipos de ingredientes para formarse. Que las aguas sean muy cálidas, superiores a 27 grados y que tengan poco cortante vertical de viento. Si los vientos varían muy rápidamente con la altura tampoco se forman huracanes. Esas temperaturas al sur del Ecuador no existen.
La estación de huracanes que se viene dando en el Caribe se había predicho que “iba a ser más activa que lo normal, fundamentalmente porque las aguas en la región del Atlántico norte, están más calientes que las normales y el cortante vertical de viento iba a ser débil”.
LOS FOROS
El Foro regional celebrado en Montevideo es uno más de los diecinueve foros que se dan en todo el mundo. Este “tiende a ser más del sur que es un clima que no es tan tropical, y se contrapone los que se desarrollan en climas en la parte norte de América que es tropical. Por lo tanto los fenómenos que dan predictibilidad y cambian el clima son distintos. También los foros se separan respecto de la parte andina, ya que el clima al oeste de Los Andes es bien diferente del que se da donde no hay Andes.

Salteña que reside en La Florida relata experiencia vivida frente al Huracán Irma
“Lo importante es poder estar a salvo… lo material queda en segundo plano”

Andrea Panizza es una salteña que desde hace más de una década reside en La Florida junto a su familia y nos cuenta cómo se vivió la situación del Huracán Irma en aquellos lares. “El Centro de Huracanes avisó con suficiente tiempo para que estuviéramos listos. Hace 14 años que vivo acá. Siempre viví en la ciudad de Hollywood – nos relató
Recientemente se instaló en un barrio que es Hollywood Hills que es uno de los puntos más altos de el sur de La Florida, a cuarenta y cuatro cuadras del mar.

Andrea Panizza [2]

Andrea Panizza

“La gente se pone muy paranoica y los supermercados se quedaron sin algunos de elementos esenciales como el agua, papel higiénico y enlatados especialmente sardina y atún.
La gasolina empezó a escasear y las colas en las estaciones de servicio eran de cuadras.
Otro elemento que se termino rápido fue la madera para tapar las ventanas”.
“POR SUERTE NUESTRA CASA ES FUERTE…
LA CONSTRUCCIÓN ES DE CEMENTO”
-¿Qué medidas toman cuando el Centro de Huracanes da aviso que se va a producir un evento?
-”Es necesario asegurar todas las ventanas y puertas. Especialmente porque los vientos son muy intensos y traen cosas como ramas de árboles mesitas macetas y cosas que ni nos podemos imaginar… que la gente no deja a buen recaudo.
Mi casa es muy fuerte… la construcción es de cemento con techo de tejas
Como no tenemos ventanas con vidrios de alto impacto tapamos con shutters ( así se llaman a las protecciones que se les colocan).
La mayoría de mis ventanas tienen shutters de chapa que estan ya instalados que se bajan y aseguran a la pared.
Las otras con plywood de madera ( madera compensada) y con shutters de chapa Mi núcleo familiar está compuesto por mi marido y mi hija de ocho años, pero le dimos refugio a más personas.
Un matrimonio amigo con un hijo tuvo que evacuar porque vive en zona inundable y otra amiga con sus dos hijos que se quedaba sola porque el marido es paramédico y le tocó hacer guardia durante todo el Huracán, se vinieron a mi casa. Éramos un total de diez personas… es importante poder ayudar a quién lo necesita.
-¿Los dispositivos que se instauran son efectivos?
-”Los dispositivos si están bien instalados funcionan”.
-¿Cómo se vivió ya la llegada del Huracán?
-”Es complicado… no se sabe cuando llega ni que velocidad de vientos trae ni de que punto cardinal viene”.
En donde ustedes viven… ¿Fue muy grande el impacto?
-”En esta zona además se sumaron tornados. En el condado de Broward que es donde está la ciudad de Hollywood hubo 4 y 5 nos pasaron cerca”.
Ustedes permanecieron en el hogar?
-”Solamente nos llegaron ráfagas de viento muy fuerte. Y los únicos destrozos que sufrimos fueron ramas de árboles. Nada grave.  El Centro de Huracanes avisa a partir de que hora ya no se puede salir.
Y en los canales de televisión van dando toda la información necesaria para que te mantengas a salvo.
Nosotros fuimos unos de los pocos privilegiados que en ningún momento nos quedamos sin luz, además de que no se nos corto ni el cable ni la televisión.
-¿Extrañan a su tierra o ya están adaptados allí?
-”Yo ya estoy adaptada. Extraño mis afectos, la familia y los amigos.
Pero acá se vive tranquilo, aunque corremos todo el día.
Cuando los tornados estaban cerca teníamos que hacer que los chicos (eran cinco niños) se escondieran en un closet que es uno de los lugares más seguros”.
-¿Cuándo los tornados pasan cerca… se siente mucho el impacto?
-”El ruido es muy fuerte y vibran las ventanas. Los tornados destruyen todo.No hay construcción segura. Por suerte esta vez no pasaron tan cerca”.
-¿Y cómo es el proceso de recuperación de los espacios?
-”Ya casi terminamos con lo exterior. Ahora nos queda la tarea de volver muebles a su lugar y limpiar la casa. Pero estamos todos a salvo que es lo importante
¿Qué reflexión haces con respecto a estos hechos?
-”Estamos concientizados que lo material que se pierda en estas circunstancias es irrelevante, se recupera con el tiempo o no.
Lo importante es proteger la vida de los que queremos y ser solidario con quien nos necesita. Si uno no es solidario es porque no aprendió de las lecciones de la vida.
Siempre hay alguien que necesita una mano y ese alguien a veces puede ser uno mismo”.

Héctor “Chumbo” Molina: vive hace 25 años en Cancún
“Estábamos muy preocupados por lo que les pudiera a pasar a nuestros hermanos de Cuba”

Héctor “Chumbo” Molina es un salteño que vivió cuarenta años en México y 25 de ellos en Cancún… siempre se tomó su tiempo para venir a Salto, pero desde que llevó a su madre a vivir junto a su familia.
A nosotros no nos tocó el Huracán Irma puesto que paso por el Atlántico del lado de afuera de Cuba .
A nosotros nos toca cuando pasa sobre el canal entre Cuba y México como fue el Huracán Wilma que nos destrozó todo y muchisimos más de menor categoría . chumbo001 [3]
Al estar en época de huracanes y tormentas en estos días hemos tenido tormentas tropicales de las que son muy normales para nosotros que perjudican mucho el poder moverse por la ciudad porque se inundan las calles dado que esta ciudad tiene muchas partes mas bajas que el nivel del mar” – remarcó el entrevistado.
“Con la experiencia en estos fenomenos estábamos muy preocupados por lo que pidiera pasar a nuestros hermanos ya sea de la isla de Cuba como de el sur de la Florida, inclusive el gobierno mexicano ya ofreció todo el apoyo a ambas partes y aca tenemos centros de acopio para poder ayudar cada quoen con lo que pueda tanto a ellos como a nuestra gente del Atlántico que tiene muchas nesecidades por la afeccion del terremoto reciente”.
-¿Particularmente éste Huracán ha hecho más estragos que los anteriores? -”Sí. Éste ha sido un Huracán de mucha destruccion dado que le pego a muchas islas del Caribe donde existe mucha infraestructura más débil pero en ciudades como Miami y La Habana… no fue más que viento y agua a diferencia de Wilma que cuando llegó a Cancún categoria 5 detuvo su marcha y se estacionó 12 horas sobre nuestra ciudad, acabando con un 70 % de la zona hotelera”.
-¿Algunas de las personas afectadas han recibido ayuda ahí en Cancún? -”Este Huracán a nosotros la única afectación relacionada con el ha sido unos días con problemas de mar de fondo.
Así se le llama cuando sube la marea del mar mas de lo normal y ha entrado a los terrenos colindantes.
En Cancún hay lugares donde proteccion civil ofrese una ayuda constante en estas fechas de Huracanes y tormentas a las personas mas vulnerables”.
-¿Aproximadamente cuántas personas han recibido ayuda?
-”No tengo el dato preciso pero he visto que con las inundaciones han llevado gente a refugios, además de poner a disposición comedores populares en zonas afectadas por las lluvias. No sé cuantos milímetros cayeron pero así fue constante durante cuatro horas mínimo.
-¿Y ello les dificultó circular en la calle?
-”Ésto para nosotros en esta época es normal y no hay manera de circular… normalmente hago 15 ó 16 minutos en llegar desde mi restaurante a la casa.
Ayer tardé 1 hora 10 minutos buscando calles donde se pudiera pasar y así sucede con todo el mundo… imagínense la locura del tráfico”.
-¿Éstos eventos climáticos se dan con mayor frecuencia cada vez? -Sí… de hecho acá ha cambiado bastante el clima. Nosotros normalmente teníamos algo de invierno a fines de diciembre y enero con temperaturas bajas de hasta 10 grados ultimamente ha hecho calor todo el año… la temperatura más baja que se ha registrado son 22 grados.
-Con la experiencia del Huracán Irma… ¿Se ha generado mayor temor en la gente?
-”Acá estamos muy informados de que hacer en Huracanes… tenemos una educación de ello aunque el temor siempre existe”.
-¿Ha pensado alguna vez en retornar a Salto o su vida definitivamente está allí? “No… realmente yo nací y viví en Salto hasta los 20 años, con unos recuerdos maravillosos y con amigos que aun conservo como hermanos pero acá en México he formado una familia con mi esposa y un hijo de 35 años además de mis negocios.
Mi vida esta hecha acá . Aunque nunca uno sabe que pueda pasar en el futuro”. -¿Le ha tocado vivir algún tornado?
Solamente uno hace como dos años pero no es zona de tornados es mas bien de Huracanes y tormentas tropicales… me tocó un tornado fuerte en Frisco (Texas) estando de vacaciones. Y en Salto un día estaba en una cena con amigas en el Club Remeros y llego una racha de viento de la nada y tiró el muro de la piscina hace como once años atrás. Muchos temblores eso sí… incluyendo en ciudad de Mexico en el año 1985 que destrozó gran parte de la ciudad con muchas lamentables pérdidas humanas”.
¿Qué lectura hace de todo ésto?
-”Son circuntacias que nos toca vivir . Por eso hay que tratar de vivir la vida intensamente al no saber cuándo llega a su fin y lo más importante es amar y tratar de ayudar a los demás dentro de lo que cada quién pueda… intentando de aportar un granito de arena para dejar un mundo mejor o similar al que vivimos a las futuras generaciones”.

«O te ibas del estado, o te quedabas y lo esperabas tomando todos los recaudos; decidí quedarme»

Hugo Videla Pereira, a un año de vivir en Miami, enfrentó la fuerza del Huracán Irma.
El salteño Hugo Videla Pereira, reconocido profesor de Educación Física y Campeón Sudamericano 2008 de Físicoculturismo, hace menos de un año, se trasladó a vivir a la ciudad de Miami, Florida; siendo una de las tantas personas afectadas por el imponente Huracán Irma, que azotó la mayor parte del Caribe algunos días atrás. Decidió no evacuarse, quedando en su apartamento, en el cual enfrentó los intensos vientos, cumpliendo con las recomendaciones impartidas por las autoridades, a quienes, como él, optaron por permanecer en sus hogares. Deseoso de que dicha experiencia sea la primera y última que deba sufrir, dialogó con EL PUEBLO, compartiendo sus vivencias.
¿Cómo vivió los preparativos ante la eminente llegada del Huracán Irma?
Con mucha incertidumbre ante la falta de experiencia ante este tipo de fenómenos naturales; viendo a muchos irse y a otros quedarse.
¿No era obligatoria la evacuación?
En cuanto a la orden de evacuación, todos acá la tuvimos, pero esa orden no es obligatoria. Tenés el derecho a quedarte bajo tu propia responsabilidad, como en muchas otras cosas de este país, en las que prima la libertad.
¿Permaneció en Miami refugiándose en algún lugar cercano a su residencia o prefirió salir de la ciudad hacia otra localidad?
Personalmente decidí quedarme por dos motivos: 1) nuestro edificio es antihuracanes y 2) salir a la carretera era muy riesgoso, transitaba mucha gente, alguna bastante paranoica, generándose embotellamientos, los hoteles en la carretera estaban llenos sin lugar para hospedarse, y en las estaciones de servicio no tenían más gasolina.
¿Fue difícil tomar la decisión de quedarse en su domicilio en vez de evacuar la ciudad, ante todas las advertencias del peligro eminente?
El antes del fenómeno fue de incertidumbre acerca de qué decisión tomar; o te ibas del estado, lo que en teoría te ponía a salvo, o te quedabas y lo esperabas tomando todos los recaudos.
¿Cuáles fueron las principales recomendaciones impartidas por las autoridades estatales y nacionales?
Las autoridades, una semana antes de la llegada del Huracán, nos aconsejaron proveernos de agua para beber, de alimentos enlatados, de linternas, de baterías y hasta nos enseñaron a cargar un celular sin electricidad; todo esto debido a que una vez que el Huracán pasara, seguro nos quedaríamos sin agua y luz, por algunos días, como de hecho sucedió.
¿Y para quiénes como usted optaron por quedarse en sus hogares?
En cuanto a los consejos que nos dieron a los que decidimos quedarnos, en mi caso dentro del edificio en el que vivo, fue alejarnos de las ventanas y si se ponía peor la fuerza de los vientos, que nos refugiáramos en las escaleras que son el lugar más seguro.
¿La fuerza de Irma fue de la dimensión que se esperaba, superior o menor en cuanto a la destrucción generada?
En donde vivo hubo destrucción, pero en otras localidades como Los Cayos o Naples, fue mayor aún. La situación fue intensa, pero pudo haber sido mucho peor.
¿Creyó enfrentarse en algún momento ante una situación similar, lo cual en nuestro país nunca ha ocurrido y por ende se carece de experiencia?
Es la primera vez que tengo esta experiencia y espero que sea la última.

Hubo miles de historias milagrosas tras el tornado en Dolores
Sus habitantes se mantienen más alerta a los pronósticos meteorológicos y cambió la dinámica de muchas familias

“Yo me iba a ir con Isabela (su hija más chica) la misma tarde del 15 de abril hacia Dolores, pero por temas laborales no pude hacerlo y dejé para ir el sábado a la mañana. Cuando me enteré de todo lo que pasó, yo estaba en un programa de radio, en vivo. Me llamó Isabela para decirme que me había llamado mi hijo de Dolores para avisarme que no me fuera para allá porque había pasado un tornado y estaba todo destrozado, que estaban sin agua, sin luz y sin nada. Ahí me enteré y empecé a mirar el whatsapp y a tratar de comunicarme con otros familiares que todavía no se habían comunicado y nadie sabía dónde estaban”, comenzó relatando a EL PUEBLO la comunicadora Estela Gauthier, su recuerdo de lo que fue el tornado que en abril del año pasado cambió por completo a los habitantes y la ciudad de Dolores (Soriano).

“En Dolores tengo mis padres, mis hermanas, dos de mis hijos grandes, mis nietos, prácticamente toda mi familia. Con lo que yo vi, de cómo quedó todo, era para imaginarse cientos de muertos. Cuando recorrías todo y veías las casas completamente al suelo, no podías creer lo que había pasado”, agregó.

UN MOMENTO
“DESBORDANTE”
Sobre el momento en que se enteró de lo ocurrido dijo que fue “tan desbordante” que solo pensaba en sus familiares y como estaban muy mal las comunicaciones, se hacía difícil ubicarlos.
“En ese momento me acuerdo que llamé a mi hijo por teléfono desde la radio y cuando estaba hablando con él me preguntaron si se animaba a salir al aire y contar lo que estaba pasando. En ese momento ellos estaban protegidos en la zona del cementerio, porque venían en la ruta y veían volar cosas y les parecía que eran cartones hasta que fueron llegando a Dolores y se dieron cuenta que eran chapas. Entonces tuvieron que protegerse en el cementerio hasta que pasara un poco todo. No podían seguir en vehículo porque habían cosas por todos lados y mi hijo estaba a varias cuadras de su casa, así que empezó a correr para llegar. En el camino, encontraba todo tirado y no quería imaginarse lo que podía encontrar cuando llegara”, comentó, rememorando la vivencia de su hijo.

“LO QUE Vi FUE
TREMENDO”
“Igual me fui a Dolores al día siguiente y llegué sobre la noche. Mi hijo y mi yerno me fueron a esperar al puente porque habían desviado el ingreso de los ómnibus y no se podía ingresar. Lo que vi fue tremendo. Había destrozos por todos lados, la mitad de la ciudad estaba sin luz, yo no podía creer lo que veía, parecía bombardeada la ciudad. Había manzanas que ya no existían, comercios que ya no estaban, centros sociales como la asociación agropecuaria, espacio unión, no existían. Era como si a Dolores se le hubiera arrebatado de un momento a otro todas sus referencias”, dijo Gauthier.

HISTORIAS MILAGROSAS
Entre cientos de anécdotas e historias milagrosas de familiares y amigos, la entrevistada comentó la vivencia de su hermana, que durante el tornado se encontraba en el tercer piso de un liceo, dando clases.
“Cuando vieron todo lo que se venía pensaron que iba a pasar, pero cuando se dieron cuenta que seguía, todos bajaron al primer piso y cuando terminó de bajar la última chica se derrumbó el techo del tercer piso del liceo.
En otro liceo, los chicos estaban en el recreo y cuando se vino todo eso, no podían entrar a los salones porque estaban cerrados con llave y se metieron todos en la sala de profesores y fue el único lugar que quedó sano, el resto se vino abajo”, comentó.

ESPÍRITU DE
COMPROMISO Y
ORGANIZACIÓN
Gauthier rescató que Dolores es un lugar donde la gente se une y saca muchas cosas adelante, y ese sentimiento le permitió organizarse de forma casi inmediata. Comentó que la fiesta de la primavera (que va a cumplir 56 años) la sacan adelante estudiantes de liceos y UTU, junto a los padres y esa experiencia le permitió sobre todo a los jóvenes desempeñar una tarea formidable en la reconstrucción de Dolores.
“Yo creo que ese trabajo en equipo ayuda a que la gente se pueda organizar para otras cosas. Al día siguiente del tornado uno podía ver a los chicos en vehículos repartiendo alimentos, entregando ropa y ese trabajo se comenzó a hacer prácticamente al día siguiente. Me acuerdo que había chicos que iban por las obras donde estaba la gente del SUNCA trabajando y repartían café, gratis. Ese tipo de cosas son las que rescato siempre”, puntualizó.

CAMBIÓ LA DINÁMICA
DE MUCHA GENTE
Gauthier comentó también que si bien llegaron brigadas interdisciplinarias de médicos y psicólogos para trabajar sobre todo con los chicos en Dolores, las secuelas emocionales no fueron tantas como se pensaron.
“Evidentemente que lo que pasó cambió la dinámica de mucha gente, familias enteras que quedaron con sus casas destrozadas fueron realojadas en un complejo de viviendas que se construyó y esas personas tuvieron que adaptarse a un nuevo lugar, una nueva casa. También quedaron como más sensibilizados y están más pendientes de los pronósticos. Si hay alguna alerta (meteorológica) enseguida los whatsapp de la familia se empiezan a activar para decir dónde está cada uno y ese tipo de cosas. Supongo que por un tiempo esa alerta y ese temor queda, porque realmente fue impresionante.
Más allá de eso, hace pocos días fui a Dolores y la ciudad esta casi recuperada, quedan algunos locales muy grandes por terminar pero la mayoría continúa con normalidad”, concluyó Gauthier.

 Carlos Alberto González, salteño radicado en México
“Sufrimos las consecuencias de la cola del huracán y un sismo”, contó

Carlos Alberto González Pírez es un salteño que vive desde hace varios años en México, en la zona del bajío donde recibieron mucha agua a causa de la cola del huracán Irma.
Allí experimentaron a su vez un temblor oscilatorio de 8.5 en la escala de Richter. “La ciudad de México está en lo que llamamos aquí el bajío, que es una zona del centro de la república que está como a dos mil metros de altura y a unas seis horas del mar, del puerto de Veracruz. Aquí pasó la secuela del huracán en forma de lluvia y fue muchísima agua la que recibimos. Tuvimos inundaciones, caída de árboles, mucha pérdida material en cuanto a autos estacionados. En sí al huracán propiamente dicho no lo sufrimos. Lo que sí experimentamos fue el temblor de tierra que sucedió el día sábado a las once y cincuenta de la noche aproximadamente. Los estados de Chiapas e Higuajaca que quedan hacia el sur del Pacífico recibieron un gran impacto y se registraron 90 muertos. Estamos en una zona de temblores y hay una alerta sismológica que nos avisa unos segundos antes para tomar las medidas precautorias” – relató el salteño radicado en México. Las autoridades usualmente recomiendan – ante la posiblidad de eventos climáticos – que los ciudadanos eviten circular en las horas más complicadas. Hubo líneas de metro – esta vez – que tuvieron que ser cortadas por la inundación, ya que se inundaron las vías y las estaciones y había riesgo de electrocución, entonces debieron cortar la energía. Muchas personas tuvieron que trasladarse muchos kilómetros para llegar a sus destinos. El mismo transporte metro puso ómnibus gratuitos para llevar a los usuarios a otras estaciones. Cada persona tiene que contar con una mochila de emergencia para usarla en caso de terremotos que incluye documentos importantes, agua para dos días, alimentos enlatados una muda de ropa y algo de abrigo. Es la precaución que se toma en la ciudad de México y hay que estar atentos a las alertas de sismos.