La última chance de salir con vida de un paro cardíaco

La última chance de salir con vida de un paro cardíaco

Cardiodesfibriladores

Los cardiodesfibriladores pueden ser claves para salvar vidas, y desde el año 2008 son obligatorios en ciertos espacios y lugares públicos y privados de nuestro país. Pero ¿por casa cómo andamos? ¿se cumple en Salto con la instalación que se exige? Donde están dispuestos ¿hay gente capacitada para su utilización? La intendencia ¿cumple?.

A primera vista parece ser un tema que no está en boca de la gente, pero si se profundiza los motivos de su instalación, la fundamentación de la normativa vigente y la cruda realidad de las cifras, podemos decir que es un tema relevante. Según se expresa en la propia reglamentación nacional “las enfermedades cardiovasculares son uno de los principales problemas de salud y la principal causa de muerte en el Uruguay. Un porcentaje importante de estas muertes ocurre en forma súbita e inesperada y son potencialmente evitables mediante el desarrollo en la comunidad de la llamada “cadena de sobrevida”.

Para ello es de suma importancia el inmediato inicio de maniobras de reanimación básica mediante masaje cardíaco externo, acceso a la desfibrilación precoz  y disponibilidad de soporte vital avanzada. Y además resulta imprescindible la disponibilidad de “desfibriladores externos automáticos” (DEA).

De las casi 3 mil personas al año que mueren por esta patología, sólo un 5% de esos casos pueden ser resucitados, ya que se promedia en 11 minutos la llegada de las unidades de emergencia médica y por cada minuto de demora disminuye en un 10% la sobrevida de cada paciente. En el siguiente informe EL PUEBLO procura acercarse a una realidad que necesita imperiosamente de nuestra participación.

¿Qué es un desfibrilador?

3-2Desfibrilador Externo Automático (DEA) es el dispositivo destinado a analizar el ritmo cardíaco, identificar arritmias mortales pasibles de desfibrilación y administrar una descarga eléctrica con la finalidad de restablecer con altos niveles de seguridad un ritmo cardíaco viable. La reglamentación vigente considera que un desfibrilador está disponible si “se puede acceder a la desfibrilación en un plazo menor de cuatro minutos”.

VIRTUDES DEL DESFIBRILADOR AUTOMÁTICO

La médica Selva Tafernaberry, profesional que cumple tareas en la Unidad Cardiorrespiratoria Móvil Salto (UCMS) indicó a EL PUEBLO que “este tipo de cardiodesfibriladores se utiliza para la población normal porque es automático.

El propio aparato hace el diagnóstico e indica lo que hay que hacer con ese paciente”. En algunos casos puede ocurrir que luego del diagnóstico que el propio aparato efectúa, proceda a realizar la propia desfibrilación automática que es un paso de corriente que mejora la arritmia, ya que el aparato al aplicar las descargas eléctricas procura restablecer el ritmo cardiaco normal.

EL DESFIBRILADOR ES UNA AYUDA PERO NO SALVA TODO

Según la profesional de medicina general “según el tipo de paro cardíaco de que se trate la respuesta correcta puede pasar por hacer masajes cardíacos, intubar, hacer medicación y esto el aparato no lo hace. En los que se llaman en sístole, el aparato lo dice, pero en ese caso tiene que proceder un médico o personal de enfermería alguien que sepa”.

Para Tafernaberry “los primeros 5 o 6 minutos son fundamentales para empezar a reanimar, hay que tratar de mantener la circulación, al menos de los órganos vitales. Se coloca los parches, el aparato sensa el ritmo cardíaco:  si es una fibrilación ventricular patea solo y sale solo, si el paciente no responde, vuelve a sensar y se vuelve a hacer la descarga”.

En la UCMS hay aparatos pero “son los que manejan los médicos, al igual a los que hay en el Hospital Regional y en el Centro de Asistencia Médica”. Allí son los médicos los que interpretan el electro y hay gente capacitada para su utilización. Finalizó indicando la doctora que “el desfibrilador no salva todo, es una ayuda mientras va el médico para terminar de resolver. Aunque el paciente haya vuelto a su ritmo cardíaco normal debe ser estudiado igualmente. Siempre es conveniente hacer el masaje cardíaco de la mejor manera posible”.

En Salto aún hay déficit de instalación

3-3En el Salto Shopping y Terminal hay un cardiodesfibrilador ubicado en la planta baja del edificio entre los locales 113 y 114. Consultados algunos de los empleados de los locales de dicho centro comercial expresaron a EL PUEBLO que desde que se instaló el cardiodesfibrilador “por suerte”  no ha sido utilizado pero “ellos no saben hacerlo, aunque tiene a mano a la gente de la UCMS”.

Personal de seguridad del Shopping, ante nuestra consulta, expresó que “nunca se ha utilizado el aparato, que hace más de un año está en el lugar”. Expresó que “se hicieron cursos de capacitación para el uso de esos aparatos por parte de los guardias de seguridad, gente de administración e incluso de personal de algunos locales”. 

En el propio Shopping hay un local de la UCMS, que brinda el servicio de “área protegida” en el horario de 10 a las 22 horas. EL PUEBLO dialogó con uno de los enfermeros de guardia de dicha Unidad quien expresó que “no tienen nada que ver con la utilización del equipo disponible en dicho centro comercial, pero que dentro del servicio que se brinda la Unidad cuenta con monitores y cardiodesfibrilador, equipos de reanimación, valijas con equipos respiratorios, entre otros. Cuando ocurre algún episodio que necesite la atención médica la primera atención la realiza el enfermero de guardia, y luego viene el apoyo del médico que resuelve la situación. Para el enfermero el cardiodesfibrilador “es muy valioso, porque puede salvar una vida”. No tiene conocimiento de si hay gente formada en el Shopping para utilizar ese tipo de aparatos, pero debería de haberlo “ya que tiene que ser una persona que sepa identificar el cuadro para el cual se le pueda dar utilidad, porque sino las consecuencias pueden ser mayores”.

SUPERMERCADOS TATA

En el sector de “Atención al cliente” de la cadena de Supermercados TATA se encuentra visible un cardiodesfibrilador. Si bien la guardia de seguridad dudó de la existencia de dicho aparato la encargada del turno vespertino de la pasada jornada nos indicó que desde el año pasado (aproximadamente sobre el mes de julio) está instalado uno en el local.

“Hasta ahora, gracias a Dios, no hemos tenido necesidad de utilizarlo”. Agregó que distintas personas de todos los turnos fueron capacitados para el uso del mismo, desde cajeros, supervisores, encargados, participando de un curso en Montevideo. Reconoce que en Salto “hay muchos lugares que lo tienen”.

Unos de los empleados capacitados expresó que “el curso de capacitación fue dictado por médicos y por técnicos abocados. La utilización es sencilla, ya que el aparato se enciende y te va guiando paso por paso, e incluso luego hay que proceder al trabajo de reanimación y rehabilitación”. Nos relató que “somos 4 personas las que hicimos ese curso por Salto, aunque concurrieron de todo el país, ya que luego de que fue obligatorio tenerlos para los supermercados, la empresa los adquirió”.

OTROS SUPERMERCADOS AÚN NO TIENEN

EL PUEBLO consultó a los encargados de otros supermercados de la ciudad, que manifestaron que aún no cuentan con los aparatos instalados en los locales, aunque reconocen que serían bienvenidos y darían al cliente otra seguridad, más cuando en ciertos días de cada mes la presencia de consumidores es muy alta. Igualmente indicaron que eso depende de la empresa, “aunque sería lo ideal”. Del relevamiento primario en la zona céntrica hay mas de 3 locales que no cumplen con la normativa de contar con este tipo de aparatos.

CLUBES DEPORTIVOS: EL CASO DEL CLUB REMEROS

El año pasado en el Club Remeros Salto se dictó un curso de capacitación en salvamento acuático y primeros auxilios. Se desarrollaron dos talleres, uno de los cuales fue dictado por el licenciado Juan Pablo Oberti con la colaboración de la Unidad Cardiorrespiratoria Móvil de Salto, referente a primeros auxilios, en el caso que haya un accidente, y el uso del cardiodesfibrilador, elemento que se utiliza en caso de emergencia cuando una persona sufre un paro cardíaco. “Es un elemento con el que contamos en el club, es importante que se sepa el uso, por lo que esa parte del taller está abierta no solo a los guardavidas, sino a otros funcionarios del club que están capacitados, ya que hemos realizado un  curso para el uso de este elemento. Aparte de  nuestros guardavidas tratamos que todo el personal esté instruido” explicó el profesor Gustavo Puentes- coordinador deportivo del Club Remeros en diálogo con EL PUEBLO. Asistieron al curso aproximadamente 60 personas, entre ellas guardavidas de la intendencia de Salto, del Club Remeros y de otros sectores, profesores de educación física, y funcionarios de la institución.

La ley establece obligación de contar con desfibriladores

3-4En nuestro país la ley nº 18360, de 26 de setiembre de 2008, dispone la instalación de desfibriladores externos automáticos en establecimientos públicos o privados con gran afluencia de público. En su artículo 1º se dispone que “los espacios públicos o privados donde exista afluencia de público deberán contar como mínimo con un desfibrilador externo automático, que deberá ser mantenido en condiciones aptas de funcionamiento y disponible para el uso inmediato en caso de necesidad de las personas que por allí transiten o permanezcan”. La ley se aplica a “todo espacio cerrado correspondiente a bienes de cualquier naturaleza donde transiten o permanezcan un número de personas que justifiquen la instalación”.  Quienes exploten o administren dichos espacios serán responsables de la instalación y del mantenimiento de los desfibriladores así como de asegurar el entrenamiento de sus funcionarios en resucitación cardiopulmonar básica. Por el artículo 5º se declara de interés nacional la adquisición de estos apraratos como de equipos para enseñanza de resucitación cardíaca y la actividad de formación y entrenamiento en su técnica de uso.

OBLIGACIÓN PARA VARIOS LOCALES

Por su lado el decreto 330/2009 de 13 de julio del 2009 reglamentó la ley 18360 y dispuso que quedan obligados a disponer de DEA un elenco variados de locales y espacios. Entre ellos los edificios, hoteles, locales de trabajo, compras, turismo, descanso o esparcimiento, estadios, gimnasios deportivos, terminales aéreas, portuarias y terrestres de cualquier índole, siempre que la circulación o concentración media diaria alcance o supere las mil personas mayores de 30 años, y que estén asistidas en tiempo y forma por sistemas de emergencia médica avanzada. En el caso de no contar con la asistencia médica en tiempo y forma, la cifra se establece en doscientas personas.

También deben contar con DEA las ambulancias no especializadas, los servicios de puerta o emergencia que no tengan un desfibrilador manual, las unidades de patrulla de Policía Caminera, entre otros.

RECOMENDACIÓN PARA OTROS Y ENSEÑANZA DE RESUCITACIÓN

Por otra parte el decreto recomienda la instalación de desfibriladores en lugares donde se desarrollan actividades de riesgo, sea físico o emocional intensa, clubes y estadios deportivos, salas de juegos de azar, hoteles de alta rotatividad, clínicas privadas, consultorios odontológicos, policlínicas barriales.

La reglamentación asimismo establece la “obligación en la enseñanza de Resucitación Cardíaca Básica, regulando hasta el porcentaje del personal de las empresas que debe entrenarse y la obligación que tienen los que venden estos aparatos de ofrecer sin costo  dicha enseñanaza.

La Intendencia adquirió cuatro equipos y capacitó a funcionarios

En cumplimiento de la ley Nº18.360 la Dirección de Salud e Higiene de la Intendencia de Salto, instaló en cuatro lugares puntuales, un equipo de esta naturaleza, con la finalidad de poder prestar asistencia en los casos que así lo requieran.

Consultado al respecto, el director de Salud de la comuna, Carlos Albisu, dijo que el antecedente en Salto de estos equipos es el que está ubicado en el Salto Shopping, en los hoteles de las termas “pero había otros lugares de concentración de gente, donde no existían estos aparatos y esa fue una de las razones por las cuales antes de que se comenzara a definir el presupuesto, le solicitamos al Intendente que era necesario instalar”.

Albisu dijo que en ese sentido los equipos que fueron adquiridos se instalaron en lo que ellos consideran son “lugares estratégicos, como el hall central de la Intendencia que abarca un área de movimiento bastante importante y que está incluso a la vuelta de la Clínica donde también se concentra mucha gente”.

Además detalló que existe otro en Cementerio Central con “todo el volumen de gente que comúnmente pasa por ahí, a lo que se le adiciona el factor emocional que influye sobremanera en ese lugar. Y en las dos termas por supuesto, porque era un debe importante por el marco de público que se mueve en esos lugares”.

Para adquirir estos cuatro equipos que habían decidido comprar, la Intendencia hace un llamado a licitación pública, en la que se presentan varias empresas y fue a “costo, pero otras cosas de las que pedíamos y que para nosotros era fundamental, más allá de la calidad propia del desfibrilador, era que un equipo de funcionarios de la propia empresa, capacitara al personal y entonces la empresa que ganó que además era la más barata en precio, contaba con un buen equipo técnico que se había preparado en el exterior y fueron los que instruyeron a todos los funcionarios de los lugares donde instalamos un desfibrilador”.

El costo total de los aparatos fue de 158 mil 356 pesos uruguayos (unos 8 mil dólares). Los mismos son portátiles y están cargados a batería, se encuentran ubicados en el lugar de ingreso de cada una de las instalaciones donde están colocados y son fácilmente manejables. 

“Están siempre listos, pero felizmente todavía ninguno ha sido utilizado, tienen una voz en español que le va dando indicaciones a quien lo utiliza para seguir con el procedimiento en forma correcta y no equivocarse”, informó Carlos Albisu, quien añadió a su vez que “fue una compra necesaria porque llegado el caso y siendo bien utilizados, puede ayudarnos a salvar una vida”. 

LA LICITACIÓN ADJUDICADA

Según surge de licitación abreviada nº 38615/2010 el día 17 de setiembre de 2010, la comuna adquirió 4 de estos aparatos, compra que fue adjudicada a la empresa ABACOM S.A por un total de  $158.356”. El pliego de condiciones de dicha licitación establecía que las empresas que presentaran ofertas, en cumplimiento de la normativa vigente, esta obligadas “a ofrecer a su costo la enseñanza de resucitación Cardiaca básica a por lo menos ocho funcionarios de la institución adquirente”.

EL CEMENTERIO TIENE UNO

El Cementerio Central ubicado en avenida Acuña de Figueroa es uno de los sectores municipales que cuenta con un cardiodesfibrilador automático externo desde el año pasado. El funcionario Álvaro Acuña, indicó a este diario que “hace aproximadamente 3 meses que la intendencia nos trajo este aparato”. Para informarnos acerca de su importancia y su utilización dialogamos con un funcionario quien señaló que “si bien hasta el momento no lo han usado, es importante tenerlo, porque allí es un lugar donde la gente vive muchas emociones”. Agregó que es “algo fácil de usar, cualquier persona lo puede hacer ya que no tiene muchas indicaciones, pero además el mismo aparato al prenderlo va explicando los pasos a seguir”.

Algunos funcionarios del lugar realizaron un curso y frente a un caso de paro cardíaco lo primero que se debe hacer es llamar a una emergencia. Luego se saca el aparato del lugar y se lo lleva hasta la persona que esté sufriendo el ataque, se coloca los parches en el cuerpo, se enciende el cardiodesfibrilador, este hace un chequeo para ver si es necesaria la descarga, sino no la hace. Mientras tanto mientras se aguarda la llegada del médico, se deben realizar masajes cardíacos y respiración. Es importante tener en cuenta que si la persona que sufre el paro es una mujer, se debe cortar el sostén, ya que si tienen  aros, con la descarga estos queman el cuerpo.

El cardiodesfibrilador tiene una batería que dura 7 años, por tanto siempre está listo para ser usado, solo se deben cambiar los parches. Trae consigo una toalla, porque en esta situación el paciente transpira mucho y para pegar los parches al cuerpo es necesario que esté seco.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...