“Nuestro país está ganando terreno en materia de utilización de esta herramienta”

“Nuestro país está ganando terreno en  materia de utilización de esta herramienta”

Diego Tomás Caballero Rey es oriundo de Paysandú y desde 2001 reside en Salto, donde comenzó a estudiar la carrera de Profesorado de Informática. En estos momentos está cursando tercer año.
Diego Tomás cuenta con formación en Robótica realizada en Facultad de Ingeniería en la capital del país.
Participa del proyecto Butiá desde el año 2010.
Está casado con Verónica Machado docente de Historia y tiene dos hijos, Mateo (7) y Santiago (3).
El proyecto de Robótica de la Facultad de Ingeniería – del cual Diego Caballero es partícipe – su objetivo es transformar la ceibalita en un robot móvil.
“Desarrollando las diferentes competencias de nuestros alumnos y ni que hablar de sus habilidades e inteligencias” –indicó el joven docente.
En el año 2013 tuvo la oportunidad de asistir a un evento en Brasil, Brasilia precisamente a exponer el trabajo realizado en las prácticas áulicas.
El SUMO Robótico tiene como objetivo trabajar en talleres de sensibilización en Robótica y a su vez trabajar en desafíos, divididos en dos categorías básicas y escolar.
-¿Cómo ha venido evolucionando la robótica en el entorno educativo?
-“Ha venido ganando terreno, no son todos los docentes que la utilizan. Como es sabido hay docentes que no tienen formación y otros que les cuesta utilizarla en sus prácticas. Como cuando aparecieron las XO y había oposición por parte de los docentes en utilizarla.
Por ese motivo es que a través de los talleres brindamos formación y además mostramos qué cosas se pueden realizar”.
-¿En qué posición está nuestro país frente a la robótica?
-“Nuestro país está ganando terreno en materia de utilización de esta herramienta. Tenemos alumnos destacados como el caso de los jóvenes que participaron de un campeonato Robótico en Tokio Japón, realizado este año y representaron a Uruguay.
Hay docentes que también se destacan en formar alumnos como es el caso de docentes de Florida, Durazno, Artigas y en Montevideo, que está el fuerte mismo de la Robótica”.
¿Qué grado de interés muestran los jóvenes con respecto a las actividades vinculadas a la robótica?
-“Los alumnos se involucran bastante, si bien es cierto que hay alumnos que les gusta más la parte del Hardware, es decir el armado, el interactuar con las partes del robot y sensores, darle un diseño, hay otros alumnos a los cuales les gusta más la programación. De aquí la ventaja de trabajar en equipo, así de esta manera integrarse, compartir ideas y complementarse entre ellos para la programación en el armado de los robots a utilizar en los talleres. Lo gratificante es cuando ven al robot ejecutar las órdenes que ellos asignaron y cumplir el desafío, les da un sentido de apropiación de esa herramienta.
-¿Cómo vivió su experiencia en Brasilia?
-“Con respecto a mi experiencia en Brasil, fui a exponer la implementación del robot Butiá en el aula como software educativo libre, precisamente al congreso de Software Libre denominado CONSEGI 2013 en Brasilia, acompañando a los creadores del proyecto Butiá, Ing. Andrés Aguirre e Ing. Federico Andrade; docentes de Facultad de Ingeniería. Además de Carolina Cosse en ese momento presidente de Antel y la Ing. Alicia Cuba, directora del departamento de Ciencia y Tecnología de Antel.
Estuvimos cuatro días participando de talleres y dictando una ponencia en el auditorio del SERPRO lugar donde se desarrolló el evento, realizamos una exposición con los robots a la entrada del evento donde participó mucha gente, fue una experiencia muy linda y enriquecedora tanto en lo pedagógico como en lo cultural.
-¿Cómo descubre su perfil científico?
-“Siempre me gustó lo tecnológico, el armar, diseñar, pero más cuando tuve contacto por primera vez con la disciplina.
Mi señora Verónica es también profesora de Informática e Historia. Comenzó a trabajar con el robot en el año 2009, siendo la primera docente de Salto en utilizar esta herramienta. Luego comencé a participar con ella de algunos talleres y desde el año 2010 hasta el momento sigo trabajando”.
“TRATO DE DISFRUTAR CADA MOMENTO QUE ME TOCA VIVIR”
-¿Cómo es su rutina?
-“Está dividida en tres partes; la primera es mi familia (esposa e hijos), segundo el trabajo, soy docente de informática trabajo en el liceo Nº 4 Horacio Quiroga y en el liceo Rural de San Antonio, tercero en mis estudios, actualmente estoy cursando tercer año de profesorado de Informática en el CeRP, prácticamente el tiempo es muy acotado y trato más que nada de disfrutar el tiempo libre con mi familia pues es mucho el tiempo que paso fuera de casa entre el trabajo y el estudio. Por eso trato de disfrutar cada momento que me toca vivir”.
-¿Cómo visualiza el futuro de la robótica en nuestro país?
-“Es a largo plazo… hay que darle un poco más de tiempo capacitar más docentes. Pienso que lo bueno está por venir con estas nuevas generaciones, además de docentes que utilicen esta herramienta en el aula para motivar a sus alumnos en diferentes proyectos.
Otro proyecto que tenemos pensado llevar adelante es el armado de robots con material reciclado, utilizando partes de computadoras, pero eso lo haríamos el próximo año, además de dictar talleres de formación destinado a docentes y alumnos en el manejo de varias plataformas robóticas.
De aquí se desprende como pensamos fomentar el trabajo en el litoral con los robots, tanto en la implementación de talleres de sensibilización a diferentes instituciones y en la organización de eventos robóticos”.
-¿Es muy complicado conseguir los materiales?
-“La materia prima se consigue, si bien en el proyecto Butiá la propuesta robótica educativa se desarrolla en base a una plataforma robótica de software y hardware libre como es el kit Butiá, lo que permite generar una comunidad de investigadores, docentes, estudiantes, que crean sinergias en proyectos para su desarrollo, extensión y mejora continua, volcando esas mejoras a la comunidad”.
-¿Por dónde lo conduce el camino de ser joven?
-“Ser joven es abrir nuevos caminos, luchar a pesar de sentir miedo para lograr lo que se desea, asumiendo riesgos y consecuencias. Además de darle un significado de libertad. Buscar desafíos y enfrentarse a retos con tal entusiasmo por más que se encuentren obstáculos enfrentarlos siempre con determinación y una sonrisa”.
María Fernanda Ferreira







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...