Peleando por sus vacaciones

Peleando por sus vacaciones

Los estudiantes adolescentes se sacuden la modorra

Días atrás – a raíz de un reclamo que surgió vía facebook frente a la resolución gubernamental de suprimir las vacaciones de septiembre.
Los estudiantes autoconvocados por facebook dieron forma a una movilización. La agrupación se organizó en el Liceo No. 1 y luego se extendió a las demás instituciones de Secundaria.
La alumna del Liceo No. 2 Rocío Belén Martínez explicó que “se planificó partir del Liceo No. 1 que se toma como referencia y de allí partir a los otros liceos.
La gente que no se adhiere al paro puede quedarse en su casa y no asistir a clases o ir a la movida”.
Todo surgió entonces, a partir de ese llamado de atención en el facebook y los jóvenes se fueron concientizando que las vacaciones forman parte de sus derechos como estudiantes.
“No está bien que se nos castigue porque otro gremio está procurando sus derechos” – subrayó la estudiante.
Es una resolución que afecta a la masa de estudiantes y por ese motivo la movida fue considerable.
No todos los alumnos de cada liceo están informados de que se pueden armar gremios y no todas las instituciones están de acuerdo con dicha iniciativa.
Según el acta 47 del Estatuto del Estudiante los alumnos tienen derechos a asociarse y abordar todas las temáticas que los inquietan.
El paro sería la primera medida a tomar en los respectivos turnos en que funciona cada liceo.
La idea de los estudiantes es continuar en la movilización hasta conseguir una respuesta favorable.
Otro tema también que se trae al reclamo tiene que ver con la mesa de exámenes; también se trata de un derecho del estudiantado de contar con un tiempo y prepararse para esas instancias tan especiales.
Pero más allá del problema puntual, la manifestación de rebeldía de estos adolescentes ha sido bien vista. ¡Pobre de nosotros!, cuando los adolescentes y los jóvenes sean ganados por la pasividad, el conformismo y todo les de igual.
Este es el lado positivo, asumir que tienen derechos y lo que no es menor, responsabilidades, es buena cosa. Reclamar debidamente, pacíficamente como debería hacerse siempre en un sistema democrático, es saludable para todo el mundo.
La participación de cientos de estudiantes en esta movilización ha sacudido la modorra de varios años y sería saludable para toda la comunidad que su movimiento continuara y creciera, para ocupar el lugar que les corresponde dentro de la vida comunitaria.
El siguiente informa intenta aportar más información sobre el tema y las diferentes visiones de los chiquilines, algunos padres y docentes.

Movilizaciones estudiantiles, y las cuentas de una cadena…

RIMERA CUENTA – EL RECLAMO DE LOS DOCENTES
De cara a la última Rendición de Cuentas de este quinquenio gubernamental que puede incrementar gastos, los docentes de todo el país se movilizaron a través de marchas, paros y ocupaciones en reclamo de sus derechos exigiendo más presupuesto para la educación pública, mejoras salariales y en las condiciones laborales.

Salto no fue la excepción y en nuestra ciudad las movilizaciones comenzaron a partir del mes de mayo, totalizando ocho los días sin clases por paros docentes que afectaron la normalidad de los cursos en los liceos departamentales:
– jueves 23 de mayo – jueves 20 de junio – viernes 21 de junio – lunes 24 de junio – jueves 27 de junio – viernes 28 de junio – sábado 29 de junio – jueves 25 de julio – martes 14 de agosto: no afectó clases porque fue en horario de coordinación docente (según informó Marcela Da Coll, docente e integrante de AFESS-FENAPES)
Las movilizaciones docentes implicaron concentraciones, marchas con volanteadas y ocupaciones, destacándose los días 21 de junio, fecha en que se ocupó el liceo Nº1 IPOLL y el 27 de junio oportunidad en que se ocupó el liceo Nº 5 Arq. Armando I. Barbieri; así como el día 28 de junio cuando se realizó una concentración en Plaza Artigas y posteriormente una marcha por calle Uruguay con pancartas y volantes.
SEGUNDA CUENTA – LA RESOLUCION DE CODICEN
El Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) resolvió suspender cuatro días de las vacaciones de primavera con el objetivo de recuperar «algo» de las clases perdidas por medidas sindicales.
El organismo considerando el acto administrativo que fijó el período comprendido entre el 16 y el 21 de setiembre para las Vacaciones de Primavera en la Enseñanza Media y Formación en Educación, resolvió el 20 de agosto disponer dos días de asueto para la Educación Pública, el viernes 20 y sábado 21 de setiembre.
Dichas resoluciones se tomaron marcando el centro de las medidas propuestas en la «recuperación del tiempo pedagógico» y una suerte de «canje» entre descuentos por paros por días efectivos de clase, lo que permite a los docentes que hicieron paro una afectación menor en sus salarios en compensación por los días de huelga.
TERCERA CUENTA –EL RECLAMO DE LOS ESTUDIANTES
Ante el anuncio de la suspensión de cuatro días de las Vacaciones de Primavera, el malestar de los estudiantes comenzó a hacerse notar principalmente en su ámbito de comunicación más usado “facebook” y así los jóvenes comenzaron a manifestar en las redes sociales su descontento por la medida adoptada y se extendió rápidamente una invitación a un evento “paro de alumnos” que alcanzó más de veintidos mil adhesiones y se hizo eco en los muros de facebook de muchos estudiantes salteños que invitaron a no ingresar a clases el día lunes 2 de setiembre y a concentrarse en la explanada del Liceo Nº1 para realizar una protesta masiva en reclamo de sus vacaciones suspendidas, anunciando que realizarán paro y no ingresarán a clase durante la semana de Vacaciones de Primavera .
La convocatoria tuvo éxito y la concentración que comenzó desde tempranas horas de la mañana pronto alcanzó los más de doscientos estudiantes, que de manera espontánea se fueron sumando con aplausos y cánticos que repetían “queremos vacaciones”; durante la concentración hicieron carteles y mediante una decisión masiva resolvieron realizar una marcha por calle Uruguay hasta llegar a Casa de Gobierno, tal vez desconociendo que la oficina regional del CODICEN en Salto estaba mucho más cerca, en calle Rincón entre Artigas y Rivera.
“El paro es de los profesores, las vacaciones de los estudiantes”, decía una de los carteles escrito con varios colores sobre una cartulina blanca hecho por los alumnos, en una manifetación estudiantil como hace muchos años no se veía en nuestra ciudad, convocando a alumnos de varios liceos departamentales, que protestaron por lo que consideran “su derecho”.
El deseo de los estudiantes de que su reclamo tomara estado público y pudieran de alguna manera ser escuchados se hizo evidente con la manifestación, pero algunos alumnos querían asegurarse la presencia de la prensa y por tal motivo concurrieron a la Redacción de EL PUEBLO dos estudiantes que formaban parte de la concentración para invitar a los periodistas y fotógrafos de este medio a ser testigos de lo que sucedía.
La policía se hizo presente en el lugar y desde una distancia prudencial observaba la movilización para prevenir algún desorden mayor, expectantes por el “alboroto” que hacían los estudiantes.
La opinión de los alumnos durante la concentración:
Natalia, estudiante de 4to. año del Liceo Nº3
“Todo esto se organizó por facebook y se está haciendo en todo el país, acá (frente al IPOLL) hay alumnos de todos los liceos y el reclamo de nosotros es por las vacaciones, porque nos dejan sin vacaciones y porque quieren extender las clases hasta el 20 (de diciembre)”.
Franco, estudiante de 4to año del Liceo Nº3 “En el facebook hay más de 16 mil participantes a esta convocatoria y la mayoría de los padres apoyan que reclamemos nuestros derechos y algunos profesores también nos dicen que está bien lo que estamos haciendo”.
Bruno, estudiante de 5to año del Liceo Nº 1 “Nos juntamos por la protesta por las vacaciones, pero vemos que hay poca organización, hay gente del liceo 2, del 3 y la mayoría del 1 porque se organizó acá (frente al Liceo Nº1) y la idea es ser escuchados, el motivo principal es las vacaciones, somos realistas pero vamos a hacer lo imposible porque nos escuchen”.
Daniel, estudiante de 5to año del Liceo Nº1 “La mayoría (de los estudiantes) entraron y salieron (de clases) porque escucharon y vieron esto (la movilización) y ahora están todos acá. Los profesores reclamaban por su sueldo y nosotros por nuestras vacaciones”.
Mariana, estudiante 5to año del Liceo Nº1 “Yo no estoy de acuerdo con este paro pero como salieron todos yo salí también, porque hay gente que necesita notas y tiene bajas y tienen menos tiempo para subir”.
Rocío, estudiante de 5to año del Liceo Nº 1
“¿Solo ellos (los profesores) tienen derecho a hacer paro, porque nosotros no? Cuando ellos hicieron paro nos estaban re perjudicando a nosotros y nosotros no hicimos nada y ahora ¿Cómo hacemos para subir las bajas que tenemos? ¡Y encima nos quieren sacar las vacaciones! La verdad no sabemos si nos van a hacer caso, pero queríamos hacer algo”.

CUARTA CUENTA – LA REAFIRMACION DE LA DECISION DE CODICEN
El consejero del Consejo Directivo Central de ANEP, Javier Landoni, quien se reunió con los estudiantes de Montevideo que reclamaban suprimir las clases durante las vacaciones de setiembre, manifestó que no habrá negociación y las clases no se suspenderán. No obstante, el consejero valoró positivamente el encuentro con los jóvenes, puesto que fue una forma de conocer las preocupaciones de los estudiantes de forma directa.
QUINTA CUENTA – ¿HABRA PARO DE ESTUDIANTES?
Por el momento los alumnos parecen haber renunciado a sus reclamos y protestas y el conflicto haberse disuadido, pero aún permanece la intriga de si concurrirán a clase durante la semana del 16 al 21 de setiembre, ya que muchos estudiantes anunciaron que no entraran a clase en esos días.

Mateo Carvallo, estudiante y docente

Una cuestión bastante positiva que no debe quedar en el reclamo del problema puntual…

Mateo Carvallo cursa actualmente cuarto año en el Centro Regional de Profesores de nuestra ciudad en la orientación filosofía, y como docente que posee ya un grupo a su cargo opina lo siguiente respecto a las movilizaciones estudiantiles.
¿Qué análisis realizas sobre las movilizaciones estudiantiles que se registraron en los últimos días?
Desde el análisis lo veo como una cuestión bastante positiva. El hecho de que los estudiantes de secundaria retomen una manera de mostrar que están ahí, y de que son participantes activos de la educación, es muy bien valorada desde mi punto de vista, y el movimiento estudiantil también.
Considero que el primer motivo que los reunió es la pérdida de sus vacaciones, pero creo que eso no quedó solamente allí, yo creo que ellos dieron lectura de esos hechos y se dieron cuenta de que organizándose en cada centro y en cada clase, pueden incidir un poco más en otras decisiones.
Por ejemplo, hay un caso en un grupo del liceo número 1, que previamente a salir de clases para sumarse a la movilización, llamaron a sus padres para que fueran a ver las condiciones en las que se encontraba el salón. Eso convocó a algunos padres que se acercaron, y en base a eso realizaron de forma inmediata los reclamos al cuerpo directivo del centro.
Lo importante de esto es que si queda solo en esa movilización, hace un poco de daño a lo que es la tradición histórica de Salto en donde el movimiento estudiantil de secundaria existía. Porque el movimiento si bien desapareció, existió. Había liceos con sindicatos y gremios activos. Gurises que tenían organización. Así que yo creo que el movimiento que ocurrió el otro día no tendría que quedar solamente en esa cuestión de momento, sino que se tendrían que aprovechar las condiciones para buscar ahí en la historia y organizarse. Es decir, tener una consigna y cuestiones de organización.
¿Esta movilización estudiantil se ha dado como desencadenante de la movilización que han ido llevando a cabo los docentes?
Eso justamente es lo que a mí me gustaría aclarar. Hay que ver qué papel juega la información, porque hay muchos carteles o muchas consignas por allí que decían, “hacemos paro porque ustedes hicieron paros” (por los docentes), pero no nos podemos quedar solo con eso, ya que no todos los chiquilines sostenían esa afirmación. Los gurises hablaban de otra cuestión, es decir, algo que los tocaba a ellos, porque así como ellos son agentes participantes de la educación, el tema de los primeros paros de los profesores también va por ellos, porque el tema del presupuesto educativo no solamente se remite o se reduce a lo que es sueldo.
¿O sea que los estudiantes estarían todos en pleno conocimiento de los reclamos que hacen los profesores?
Sí, pero no la mayoría, porque de ser así no existirían las consignas que aparecieron por allí que decían que hacían paro porque los profesores lo hicieron antes. De todas maneras, creo que es una tarea que desde el movimiento estudiantil de Formación en Educación y desde el movimiento de Profesores que tienen los gremios de profesores, se tendrían que implementar medidas para que la información llegue a los estudiantes. Es decir, valorar las medidas que se toman, pero también darle su devolución a la sociedad, es decir, estar en constante fluidez de información.
¿Ustedes desde el Centro de Profesores han aportado información?
Nosotros hemos tenido participación en lo que respecta a la organización del 14 de agosto, en conmemoración de los mártires estudiantiles. Allí hicimos contacto con varios chiquilines del liceo número 2, en donde ellos fueron parte de la marcha y acompañaron. Allí tomaron la palabra en el salón de actos de la Universidad. Entonces desde allí tenemos constancia de que hay un grupo de gurises interesados en la participación y en conocer sus estatutos de estudiantes. De conocer sus derechos y sus deberes.

Docente comparte defensa de los derechos de los estudiantes

Rosmalit Olivera es docente de Idioma Español en Secundaria y del Centro Regional de Profesores – que lleva largos años de experiencia con los alumnos señala un punto central en esta temática y tiene que ver con la desinformación.
La gran mayoría desconoce sus derechos y no saben cómo deben actuar.
Sus alumnos le consultaron y ella les brindó ciertas guías a fin de que sepan tomar los carriles más certeros.
“También se da una contradicción porque los padres se quejan porque los profesores hacemos paro, pero a su vez no tienen la menor idea de que los hijos van a hacer paro y sumándose a las manifestaciones” – reveló.
Concuerda que en la misma institución debería funcionar un espacio de participación donde al alumnado se los instruyera acerca de sus derechos y deberes.
Tal vez los jóvenes no hayan sido demasiados responsables y si van a tomar medidas de esta naturaleza deben hacerlo conscientemente.
“Por eso hablé con mis alumnos y les pregunté si sabían lo que hacían y por qué no estaban dentro de un núcleo de estudiantes para tener un gremio bien conformado.
Vuelvo a reafirmar que es importante que se conozcan los derechos y deberes; desde la democracia, ellos deben contar con su espacio propio en el liceo y conocer toda la parte cívica de un futuro votante.
Son el futuro del país y deben saber ejercer sus obligaciones como tales.
Necesitamos gente joven que debe encontrar su liderazgo positivo” – recalcó.

La norma también dice que las alumnas “no perderán el año por faltas causadas por embarazo”

Los estudiantes tienen derecho a agremiarse y a reunirse dentro del local liceal, según la Ley General de Educación

Uno de los derechos más relevantes que tienen los estudiantes y que está estipulado en el artículo 72 de la Ley General de Educación, que fue aprobada en el año 2008, es el derecho a “agremiarse y reunirse en el local del centro educativo siempre que no obstaculice el normal funcionamiento de los mismos”.
Este es uno de los aspectos que no se cumplen en los distintos centros educativos de enseñanza media, ya sea por falta de interés del alumnado o por impedimento de las autoridades, no hay gremios de estudiantes liceales en Salto, como otrora los hubo.
El último caso conocido de gremio estudiantil fue la existencia de la Asociación Estudiantes Osimani Llerena que funcionó hasta 1998, y cuando sus dirigentes culminaron sus estudios secundarios, cesó la actividad gremial estudiantil en dicho centro educativo. Y si bien luego hubo algunos intentos de formas de asociación, el mismo no llegó a concretarse.
Incluso en el Liceo Nº1, había un pequeño salón lindero en la cantina, que había sido destinado desde 1987 al gremio estudiantil del IPOLL, para que se llevaran a cabo las reuniones, pero a partir de 1999, no se permitió a los alumnos volver a usarlo y dicho salón pasó a manos de la dirección del liceo. Aunque si los estudiantes quisieran recuperarlo, actualmente los habilita la ley general de educación en los enunciados de su artículo 72.
A continuación damos a conocer lo que dice la ley sobre los derechos de los estudiantes, sus deberes y las responsabilidades de los padres o representantes legales, con respecto a ellos.
LA LEY
El artículo 72 de la ley general de educación aprobada en el año 2008, establece los derechos de los educandos y señala que los alumnos de cualquier centro educativo tendrán derecho a:
1. Recibir una educación de calidad y acceder a todas las fuentes de información y cultura, según lo establecido por la presente Ley.
2. Participar, emitiendo opinión y realizando propuestas a las autoridades de los Centros Educativos y de los Consejos de Educación, en aspectos educativos y de gestión del Centro Educativo.
3. Recibir los apoyos educativos específicos y necesarios en caso de discapacidad o enfermedad que afecte su proceso de aprendizaje.
4. Agremiarse y reunirse en el local del Centro Educativo, siempre que no se obstaculice el normal funcionamiento de los mismos.
Y establece además algo que poco se cumple por parte de los directores de cada liceo que son los administradores de los respectivos centros educativos que es “Cada Consejo y Centro Educativo reglamentará el ejercicio de este derecho, con participación de los educandos”.
Entre tanto, el artículo 73, de la referida ley dispone “los deberes de los educandos”.
En ese sentido señala que “Los educandos de cualquier centro educativo tendrán el deber de:
1. Cumplir con los requisitos para el cumplimiento de los planes y programas de estudio aprobados y para la aprobación de los cursos respectivos.
2. Respetar la normativa vigente y las resoluciones de los órganos competentes y de las autoridades del Centro Educativo.
3. Respetar los derechos de todas las personas que integran la comunidad educativa (docentes, funcionarios, estudiantes, familiares y responsables).
Al tiempo que el artículo 74, de la misma ley, establece una norma específica para “las alumnas en estado de gravidez”, donde sostiene que “las alumnas en estado de gravidez tendrán derecho a continuar con sus estudios, en particular el de acceder y permanecer en el Centro Educativo, a recibir apoyo educativo específico y justificar las inasistencias pre y post parto, las cuales no podrán ser causal de pérdida del curso o año lectivo”.
TAMBIÉN LOS PADRES
Por otro lado, el artículo 75 se refiere a los derechos y deberes de las madres, los padres o responsables de los educandos.
Y en ese aspecto señala que “las madres, los padres o responsables de los educandos tienen derecho a: 1. Que su hijo o representado pueda concurrir y recibir clase regularmente en el Centro Educativo que le corresponda y así poder cumplir con la obligatoriedad establecida en esta Ley.
2. Participar de las actividades del Centro Educativo y elegir a sus representantes en los Consejos de Participación establecidos en el artículo 75 y en las Comisiones Consultivas que se constituyan según lo establecido en el artículo 70 de esta Ley.
3. Ser informados periódicamente acerca de la evolución del aprendizaje de sus hijos o representados.
Las madres, los padres o responsables de los educandos tienen el deber de:
1. Asegurar la concurrencia regular de su hijo o representado al Centro Educativo, de
forma de cumplir con la educación obligatoria establecida en esta Ley. 2. Seguir y apoyar el proceso de aprendizaje de su hijo o representado. 3. Respetar y hacer respetar a sus hijos o representados la autoridad pedagógica del docente, las normas de convivencia del Centro Educativo y los demás integrantes de la comunidad educativa (educandos, funcionarios, padres, etc.)

Madre opina sobre las movilizaciones estudiantiles

“Creo que el gobierno juega aún con las cartas de que somos sociedad pacífica”

Silvia Martínez es peluquera y madre de cuatro adolescentes que están en edad liceal; como madre considera que las vacaciones son un derecho genuino de los estudiantes que nadie debe vulnerar.
“Creo que el dejar a los estudiantes del liceo sin vacaciones de primavera ha sido una medida impuesta y muy sobre último momento.
Sé de muchos padres que tenían planificado viajar, inclusive ya están con los pasajes comprados, con todo organizado”.
Considera que fue una decisión que se tomó sin medir demasiado las consecuencias.
Desde su experiencia señaló que unas de las vacaciones de septiembre decidió que su hijo se hiciera la cirugía de la vista; pues era el mejor momento, dado el cese de ciertas obligaciones.
Muchos núcleos familiares toman a las vacaciones de primavera como el espacio para tomarse un respiro y compartir distintas actividades.
“No puede ser que la consecuencia de los paros de los docentes se el sacrificio de los estudiantes que deban relegar su descanso”.
-¿Cree que la movida y reclamos de los jóvenes está bien encarado?
-“Apoyo absolutamente la actitud que reclamen por sus derechos y que las próximas generaciones tomen la causa.
No creo que desde el gobierno haya una vuelta atrás.
Los alumnos merecen ser escuchados y deben ser informados de cuáles son sus derechos.
Hoy cuentan con herramientas que nosotros no teníamos, como son las redes sociales y el facebook.
Creo que aquí el gobierno juega con la carta de que somos muy pacíficos, a diferencia de otras sociedades.
Es partidaria que los jóvenes deben buscar estrategias de impacto para hacerse oír;“veo que los jóvenes sufren, que se toman decisiones sin tenerlos en cuenta; existe en doble discurso”.