Resentimiento o vandalismo ¿por qué se destruyen los bienes públicos?

Resentimiento o vandalismo ¿por  qué se destruyen los bienes públicos?

¿De todos o de nadie?

Siempre tuvimos la curiosidad de saber qué piensan quienes dañan o destruyen los bienes públicos. ¿Lo hacen por resentimiento, por vandalismo o sencillamente por desapego? Se supone que no tiene otro objetivo que “divertirse” causando estos daños, que en realidad es un atentado contra los bienes de toda la sociedad. No se salvan incluso los juegos infantiles, ni las señales viales, como tampoco los focos lumínicos y las churrasqueras que tanta gente gusta ocupar y disfrutar los fines de semana.
Más allá de enumerar y mostrar los daños que son capaces de causar quienes tienen este comportamiento, 8 6 16 006procuramos hallar una explicación para esto. Recurrimos a un sociólogo y a varias personas más, simples pobladores, que también se han pronunciado sobre el tema.
Sociólogo Fabián Bochia: “Han fallado los mensajes de inclusión social”
El Sociólogo Fabián Bochia entiende que los actos de vandalismo “son indicadores sociales de que existen grupos o personas que se sienten que están fuera del orden, no se sienten identificados dentro del sistema y generan esos destrozos como un llamado de alerta”. Ello no tiene nada que ver con el nivel socioeconómico “sino con la necesidad de marcar que no están de acuerdo con el orden social imperante”.
Estos fenómenos – así como se dieron en la costanera – también suceden en escuelas, clubes de niños donde seguramente muchos de ellos concurrieron. A veces estas instituciones representan un orden que excluyen a estas personas que no se sienten empoderadas del lugar. Son estos indicadores de exclusión social y de rechazo al orden pre establecido. “Creo que han fallado en muchos casos los mensajes de inclusión social que bien pasa en las clases desfavorecidas. También vale señalar que en la estructura social actual se ha roto el orden interno de las familias. Podemos estar cuatro en una casa reunidos y ninguno estar comunicándose porque está frente a una pantalla o a un celular, una computadora o un televisor. Se ha perdido la fuerza del diálogo intrafamiliar. Por otra parte los jóvenes buscan identificarse con los pares que encuentran a través de las redes sociales. Antes eran en el bar, en el club o un instituto educativo.
“LA COMUNICACIÓN VIRTUAL LE QUITA FUERZA AL DISCURSO DE LA FAMILIA”
Ello le quita fuerza al discurso de la familia y aparecen otros agentes de socialización y el Plan Ceibal tiene mucho que ver con ello.
Se han logrado avances pero también se les ha quitado a las generaciones la posibilidad del diálogo personal… todo se canaliza a través de chat, “perdiendo perfil e idiosincrasia nuestra propia comunidad”.
Ello resta empoderamiento, por lo tanto el vandalismo es producto de la inclusión y del rechazo al orden imperante. Es cuestión de que las familias no pierdan hacia adentro la capacidad de dialogar.
Hay padres que le pasan factura al sistema educativo cuando son ellos los que deben asumir el compromiso como tales.
Han perdido rol la familia, el grupo de pares, la propia contención social que generaba el entramado donde el ser humano se desarrollaba. “Perdemos riqueza y autoridad” – aseveró el sociólogo que a la vez entiende que es necesario marcar límites, no perder autoridad y concientizar al joven que todo se debe lograr con esfuerzo. A veces por darle tanto a nuestros hijos nos olvidamos de inculcarles el valor de lograr las cosas con trabajo” – reflexionó.
Por otra parte, un camino alternativo señala la promoción de talleres de Seguridad Ciudadana desmitificando la idea de la autoridad y generando la idea del objetivo común.

Nicolás Reina
“Es necesario comprometer a los referentes de los barrios”, dijo el presidente de Rotaract

El Presidente de Rotaract Club Salto Nicolás Reina en su análisis con respecto al tratamiento que le da la sociedad a la costanera, a su entorno natural y a sus estructuras sostiene que la relación actual entre todo el entorno que conocemos como costanera y la sociedad hoy día está un poco dañada puesto que a simple vista hemos apreciado el desmejoramiento de los espacios recreativos conforme pasa el tiempo. nicolásreina001
“Pienso que es un tema que nace desde las propias personas que tal vez creen que, por ejemplo, al ensuciar con un papel cualquier espacio no hará gran daño. En lo que no se piensa es en el acumulado que eso genera y que a la larga va desgastando los espacios públicos. Hoy por hoy vemos que el espacio más decaído es la costanera norte que debido a la gran acumulación de personas fin de semana tras fin de semana es un factor preponderante”- explicó.
- El hecho de que muchas personas no tengan conciencia de que tanto la costanera como otros ámbitos beneficia a la sociedad en su conjunto. ¿Tiene que ver con la falta de empoderamiento?
-“Las personas muchas veces pueden tener conciencia sobre lo que son las acciones que deterioran a la costanera pero muchas veces sucede que no lo aplican. Es decir ocurre que saben que está mal ensuciar o romper las estructuras pero no son conscientes que la suma de todos los deterioros es lo que da como resultado que la costanera sea un espacio decaído. Puede relacionarse a la falta de empoderamiento pero mayoritariamente pienso que va por un tema de educación y respeto a lo que es propiedad de todos. Por ahí si cada uno entendiera en qué ayuda el que los lugares en cuestión estén en buen estado, tal vez lo piensen dos veces a la hora de hacer algún tipo de daño.
- Desde Rotatact han pensado en apoyar oportunamente alguna campaña de concientización y cuidado hacia los bienes públicos?
-“De momento no se nos ha planteado ninguna campaña de esta índole pero si nos llega una propuesta no dudaremos en poner nuestro granito de arena para mejorar la situación no solo de la costanera, de una plaza o un monumento; sino de todos los espacios públicos.
Por ejemplo hace unos años se llevó a cabo la plantación de árboles en el predio del Zoo municipal donde tuvimos participación, ello si bien es una actividad que parece trillada o común, es un gran aporte para el futuro y muchas veces no somos conscientes que con ello hacemos la diferencia. Siempre estamos dispuestos a ayudar si los planteos son realmente de impacto y apuntando a una mejora de los beneficiarios que en este caso seríamos todos. Creo que debemos empezar justamente por crear consciencia para luego tomar otro tipo de acciones y combatir el problema de raíz”.
- ¿Por qué muchos jóvenes reaccionan de esa forma, destrozando los bienes que pertenecen a la sociedad en su conjunto?
-“Puede ser una respuesta que no se acostumbra a dar pero en muchas ocasiones es una cuestión de demostrar rebeldía y de que no se está de acuerdo con ciertas normas de la sociedad y eso es lo que está mal; el creer que haciendo estas cosas se llama la atención y se “reclama con razón”. Es algo que cae de maduro que existen jóvenes preocupados por todo el entorno pero lamentablemente es más fácil destruir que construir. Creo que en la medida que cada uno descubra qué un pedacito de la costanera es suyo se podrá comenzar a cuidar de mejor manera. Cuando digo esto, me refiero a que esos jóvenes se deben dar cuenta de que ese espacio si bien es público es el lugar que tenemos miles y miles de salteños para pasar nuestros ratos libres y poder distendernos, es decir, desarrollar un sentido de pertenencia hacia ello que nos haga cuidarlo”.
-¿Qué medidas se podrían tomar para revertir esa situación?
-“Como decía en un punto anterior, esto es una cuestión de educación, las campañas de concientización si bien parecieran no tener el efecto deseado, debemos saber que los cambios no son de un día para el otro sino que llevan un tiempo, a veces mucho, a veces poco, pero no son instantáneos. Si bien existen leyes de protección de estos espacios, deberíamos aparte de aplicarlas, encontrar una solución integral a un problema grave que tiene como base la falta de compromiso para con una ciudad que es hermosa pero tiene estas cosas que empañan día a día esa imagen. En lo práctico creo que organizando proyectos de alto impacto, campañas de difusión y comprometiendo con el boca a boca a todas las personas que quieran ayudar, se puede comenzar a revertir esta situación. Debemos comprometer a los referentes de los barrios, las figuras públicas y las autoridades de turno en un megaproyecto que sea como dije antes, de alto impacto”.
-¿Cómo es el estado de la costanera en la actualidad?
-“Para hablar de eso debemos diferenciar lo que es la costanera norte de la sur. Esta última la encuentro bien, con sus espacios verdes cuidados, los puntos de encuentro de personas en buenas condiciones aunque de todas maneras debiéramos aprovechar de mejor manera esa zona ya que tiene una vista inigualable por ejemplo.
En lo que refiere a la costanera norte la veo muy decaída; habría que hacerle ciertos arreglos que parecieran pequeños pero que en el pensar colectivo suman mucho. El ejemplo más claro es el espacio recreativo y saludable, la cancha de arena, los parrilleros, las mesas de hormigón, sus bancos, las empalizadas contra la calle principal; son cosas que no insumen un gran costo y que tienen un gran impacto porque muchas personas lo aprecian. La placita de juegos para niños es un punto neurálgico de la costanera los domingos a la tarde que si bien no se busca explotarlo comercialmente, si va a tener un gran impacto en las familias para poder encontrar su espacio.
Capítulo aparte para lo que es el parador Ayuí, un lugar histórico construido bajo la obra del gran Eladio Dieste y que está muy deteriorado producto de acciones de la naturaleza pero que se puede transformar en un espacio de gran convocatoria. No digo solo de jóvenes sino apuntando al bienestar y disfrute de nosotros los salteños y las personas que quieran visitar una ciudad con historia en cada uno de sus puntos.

Salteños ven a la costanera como un lugar de encuentro y contacto con la naturaleza pero destacan su deterioro

Para los salteños, la costanera es un lugar especial, su proximidad al río, la cercanía con la naturaleza hacen de ese espacio un lugar de encuentro, donde la escusa de juntarse a tomar un mate, compartir un asado o salir a caminar son los motivos para disfrutar de la compañía de amigos o la familia. También están aquellos que van simplemente a disfrutar un rato de soledad, a sentir el fresco del río en el verano, el cálido sol del invierno o disfrutar de un lindo atardecer.
Sea cual sea el motivo por el que acuden, nadie desconoce que por tradición se ha vuelto un punto de referencia entre los salteños, porque sino ¿a dónde vamos?, suelen decir aquellos que siguiendo fielmente la tradición dominical llevan sus sillas plegables y un mate para disfrutar del día de asueto.
Las encuestas que realizó EL PUEBLO dan cuenta de ese reconocimiento de la población a ese lugar como “especial y de encuentro” así como también reflejan el sentir por los destrozos que cada creciente deja tras su paso en la zona, los actos de bandalismo de aquellos que no cuidan los espacios públicos y el esfuerzo de aquellos que aspiran a mejorar un lugar que se ve bastante deteriorado según algunas miradas.
MARÍA DEL CEIBAL
“Está bastante fea la costa porque con los bailes y que la gente hace las previas ahí, se pone bastante feo, sobre todo en verano que queda re sucio todo. La parte donde paran los autos está fea también porque está lleno de pozos. Ahora supuestamente van a abrir algunos locales para mejorar la visión de la costa y por lo que tenía entendido había un proyecto donde se pensaba arreglar mejor el tema de los carritos que están ahí en la costa, pero no sé en qué quedó eso”.
EDGARDO, DE LA ZONA DEL SHOPPING
“Yo hace poco tiempo que volví a Salto y no he ido por esos lados, pero la costanera siempre fue un lugar precioso donde la gente se reúne. Es un esparcimiento donde uno puede escapar del ruido de la ciudad y estar al aire libre, fuera de las estructuras mismas de la ciudad. El río es una cosa maravillosa que es energizante y da una sensación maravillosa, el agua es energía y eso es bueno. Yo me fui de acá hace como 5 ó 6 años pero recuerdo a la costanera como ese lugar para reuniones con amigos y la familia, las parrilladas y ese tipo de cosas, donde todos convivimos bien, más allá de algún problema cuando se pasan de copa algún 24 ó 31 de diciembre. Pero la costanera es algo lindo para estar, tiene otro karma y si bien no he ido creo que siempre hay cosas nuevas y seguramente haya algo de eso”.
NAHIARA, DE BARRIO CALAFÍ
“Yo veo la costanera como muy sucia, sobre todo la gente que va a los bailes los sábados porque dejan todo tirado. También los baños están muy feos y ni siquiera se puede entrar, están espantosos, siempre fueron feos pero cada vez están peor. Lo que tampoco tiene son muchos árboles porque se supone que es la costa y en verano no hay mucha sombra y eso que es un lugar donde la gente se reúne a tomar mate y comer algún asado. En mi opinión tendría que haber alguna placita más grande como para que los niños puedan andar en bici ahí.
Soy de ir a la costa los viernes cuando salgo a caminar con mis compañeras a la tardecita o los sábados de noche o los domingos y algo que noto es que si vas en familia faltan más parrilleros y mesas. Si no vas temprano no agarrás lugar en los parrilleros porque hay gente que va a las 7 de la mañana solo para tener un parrillero para el mediodía.
También veo que los sábados de noche hay muchas motos corriendo picadas y hay mucho tránsito y para mí tendrían que haber más inspectores (de tránsito) sobre todo los sábados de noche”.
CLAUDIA, DE LA ZONA ESTE DE LA CIUDAD
“ A mi me gusta salir a caminar de mañana, ahora con estos fríos no voy tanto, pero es lindo ir. Me gusta porque es muy despejado, se sienten los pájaros, los árboles y estás más en contacto con la naturaleza. Después de la creciente cambió pila, está bastante estragada. Me parece que falta arreglar los parrilleros que están bastante estragados y el sendero para caminar también. Algo que se podría agregar son puestos de venta de cosas, recuerdos de Salto o artesanías”.
GRACIELA, DEL CERRO
“La costa está más o menos, la creciente la afectó bastante y eso es una lástima. Antes era todo tan verde, precioso y ahora está tan fea, todo estragado, es una pena, porque es un lugar tan hermoso. Un poco la gente misma se tiene que poner a cuidar porque los fines de semana es un desastre total, las mesas y los bancos están rotos, no sé si es la gurisada que no tiene nada que hacer que no cuida las cosas. Tendría que la Policía darse más vueltas por ahí”.
CYNTHIA Y TERESA DEL CERRO
“El único problema que yo veo ahora son los baños porque después como que la arreglaron bastante. Somos de ir los domingos de tarde y me acuerdo que antes había más espacios verdes y no había tantos salones bailables y esas cosas. Para mejorar tendría que haber más parrilleros, más lugares para hacer deportes y es fundamental que arreglen los baños porque no se puede entrar, están deplorables”.

Intendencia y privados buscan revalorizar la costanera
Mejorar la iluminación, el pavimento, ampliar los espacios verdes y ofrecer nuevos servicios son parte de los proyectos

Las últimas crecientes que afectaron a nuestro departamento generaron destrozos importantes en uno de los paseos públicos preferidos por los salteños como lo es la costanera.
Los amantes del deporte concurren a primeras horas de la mañana o en la tardecita a realizar una caminata, trotar o hacer ejercicio y allí se puede ver cómo el tramo de la costanera norte se transforma en un lugar de afluencia.
Los domingos, es sin dudas el punto de encuentro de las familias y amigos, las plazas de juegos se muestran desbordadas por el bullicio de los niños y los jóvenes también recurren a la costa como su lugar de encuentro.
Sin embargo, este paseo público que es muy visitado también por los turistas que llegan a la ciudad, se ha visto deteriorado en los últimos tiempos, no solo las crecientes afectaron el lugar, árboles de muchos años fueron arrasados por el desgaste del río y los fuertes vientos y los salteños fuimos testigos de ver muchos de estos árboles caídos. De igual forma, el tendido eléctrico sufrió varios inconvenientes con las últimas crecientes, hubo postes caídos que funcionarios de la comuna debieron volver a poner en su lugar para asegurar la iluminación que durante varios días después de la última creciente dejó varios tramos de la costa sin energía eléctrica.
Pero los daños que dejó el agua fueron más allá, afectaron la transitabilidad de los caminos del lugar, muchos de los juegos infantiles fueron arrastrados por el agua y hubo que volver a colocarlos.
Edificaciones emblemáticas como el Parador Ayuí aún continúa siendo la muestra de los destrozos que dejó el agua y espera paciente su reacondicionamiento.
La tarea para dejar en condiciones uno de los espacios públicos más visitados por los salteños fueron constantes y esto se sumaron los actos vandálicos de algunas personas que provocaron destrozos en algunos parrilleros.
PAVIMENTACIÓN Y MÁS ESPACIOS VERDES
Con el objetivo de revalorizar esta zona, la Intendencia de Salto iniciará una serie de reformas en la Costanera Norte y Sur que sumado a algunos proyectos privados buscan darle más vida a la zona, mejorarla y ofrecer a los salteños y turistas un lugar agradable para pasear y contar con los servicios básicos para toda la familia.
Las mejoras en el entorno de la costa, implican un trabajo coordinado para los próximos meses, pensando en incrementar el alumbrado público y mejorar el pavimento, los espacios verdes, una importante forestación y el control de las edificaciones y los puestos de venta.
Se piensan levantar algunos tramos de pavimento como el que se encuentra en la Costanera Norte entre el río y la zona de las canchas de arena para dejarlo todo al mismo nivel, además de terminar la ciclovía que corre de forma paralela al cause del río Uruguay y que en algunos tramos ha sufrido deterioros por el río.
IMPORTANTE FORESTACIÓN
El proyecto incluye una importante forestación con árboles que permitan dar cobijo y sombra en el verano y que a la vez sirvan de contención frente a la erosión. Junto a esta idea se maneja la intención de incrementar los espacios verdes en la costa ya que en muchas zonas se ha perdido el césped producto de la circulación diaria de los vehículos por los canteros centrales.
Además, tomando en cuenta el estado de algunos árboles que se encuentran próximos a caerse, la planificación de las reformas en la zona incluye retirar aquellos que generen algún tipo de peligro para las personas o las estructuras que se encuentran en el lugar.
REACONDICIONAMIENTO DE LAS PLAZAS INFANTILES
Las plazas infantiles serán también objeto de reformas con esta nueva planificación, tanto la placita de los comunicadores como la que se encuentra frente a la antigua planta de agua potable de OSE en la zona del Ayuí. Allí, se tiene planificado mejorar las condiciones en que se encuentran los juegos, y colocar algunos otros más.
El proyecto incluye también una idea interesante para mejorar el laguito que está junta a la plaza de los comunicadores.
PROYECTOS PRIVADOS APUNTAN A MEJORAR LA COSTA
Mejorar los servicios de la costanera incluyen también la incorporación de proyectos privados que se suman con propuestas novedosas que buscan revalorizar dicho espacio y ofrecer nuevos servicios.
Así, se firmó a fines del mes de mayo un comodato entre la Intendencia de Salto y empresarios de VJ con una importante inversión en lo que será el “VJ Sunset”, un proyecto que incluye un servicio gastronómico, una cancha de fútbol 5 y un minimarket que pueda ofrecer los elementos indispensables para pasar un rato agradable en la costa ofreciendo los servicios básicos para los salteños y turistas que pasen una tarde agradable y cómoda en el lugar.
Se prevé que este proyecto comience a funcionar a partir del mes de septiembre de este año, con una oferta que abarcará un amplio rango de edades, desde niños, adolescentes a personas mayores. Como contrapartida los empresarios se encargarán del cuidado y limpieza de los actuales baños de la costanera con una devolución a la comunidad, que implicará un proyecto novedoso y el mantenimiento del espacio público.
TRES PROPUESTAS GASTRONÓMICAS PARA EL AYUÍ
Respecto a las licitaciones del Parador Ayuí, este diario tiene conocimiento que se presentaron tres propuestas, todas con el interés de transformar dicho espacio en un restaurante, las cuales vienen siendo analizadas por una comisión especial. El objetivo de esta licitación es revitalizar un edificio emblemático como lo es el Parador Ayuí, con un diseño espectacular obra del Ing. Eladio Dieste.
Otro de los trabajos que encarará la actual administración apunta a regularizar las construcciones precarias en la costanera, tanto los ranchos de la zona norte como todo tipo de construcción a lo largo de toda la costa, eso incluye los boliches o bailes, restaurantes o pubs que funcionan allí.
Una vez que esté terminada la reforma, más los emprendimientos privados que se desarrollarán en los próximos meses, las autoridades creen que en su conjunto se apreciará un cambio importante en la zona costera, mejorando la estética y uno de los paseos preferidos por todos los salteños, constituyendo además un gran atractivo para los turistas que nos visitan.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...