Responsabilidad penal empresarial: las reglas de juego en discusión

Responsabilidad penal empresarial: las reglas de juego en discusión

Un proyecto que divide las aguas

La proyectada ley de Responsabilidad Penal Empresarial, de alguna manera podría cambiar las reglas de juego en materia de la industria de la construcción. Mientras los trabajadores sindicalizados en el SUNCA entienden que será un notorio incremento a las normas de seguridad, las cámaras empresariales rechazan el proyecto, en el entendido que es demasiado radical -al menos en el texto que ya cuenta con sanción en la Cámara Baja – y especialistas legales no terminan de ponerse de acuerdo en cuanto a la situación legal de la ley proyectada.
Lo que sigue son diferentes visiones referentes al tema que sería definido la presente semana en la Cámara Alta.
g

La proyectada ley de Responsabilidad Penal Empresarial, de alguna manera podría cambiar las reglas de juego en materia de la industria de la construcción. Mientras los trabajadores sindicalizados en el SUNCA entienden que será un notorio incremento a las normas de seguridad, las cámaras empresariales rechazan el proyecto, en el entendido que es demasiado radical -al menos en el texto que ya cuenta con sanción en la Cámara Baja – y especialistas legales no terminan de ponerse de acuerdo en cuanto a la situación legal de la ley proyectada.

Lo que sigue son diferentes visiones referentes al tema que sería definido la presente semana en la Cámara Alta.

La opinión de un técnico laboralista: Carlos Casalás

Lo que se va a conseguir es seguir incrementando las medidas de prevención

Carlos Casalás además de ser un connotado abogado laboralista hace más de veinte años está a cargo de las cátedras de Derecho Laboral en la sede Salto de la Facultad de Derecho en la Regional Norte de la Universidad de la República, motivo por el cual EL PUEBLO consultó su punto de vista sobre el proyecto que se encuentra actualmente a estudio del Senado y que tiene media sanción de la Cámara Baja sobre responsabilidad penal empresarial.

– ¿Era necesario llegar al extremo de penalizar la responsabilidad patronal en materia laboral?carlos casalas

– Podría decirse que las conductas patronales, como dicen algunos especialistas en Derecho Penal, ya podrían estar comprendidas en el Derecho Penal en general. De hecho, hay procesamientos de arquitectos y de patrones que han sido considerados responsables desde el punto de vista penal. En término de números son insignificantes, pero ya es la respuesta, no estaban fuera del sistema, estaban dentro del sistema.

Se podría ser más preciso y decir, ¿es necesaria una norma más específica que reglamente el tema penal las situaciones de riesgo laboral? Ahí yo lo ubicó así, cuando se aprueba la ley de 1914 de prevención de accidentes de trabajo, se altera radicalmente el tema de responsabilidad patronal. Entonces la ley dice, está obligado el jefe de empresa a responder civilmente por los accidentes de trabajo. Es decir, hubo un avance extremadamente importante a principios del siglo pasado en que se hizo responsable civilmente a los patrones, antes no había eso. Antes había que aplicar el Código Civil, ver si era responsabilidad extracontractual, había que probar los 4 elementos de la responsabilidad. Y después se crea todo el sistema legal del aseguramiento precisamente vinculado a esa responsabilidad que se le adjudica porque el empleador es creador de un riesgo.

De tal modo que uno puede decir, el avance hacia la responsabilidad penal específica del empleador por crear riesgos para la salud de la gente debería también comprender aspectos penales específicos.

– En este caso tardamos 100 años en hacerlo.

– Así es. En la mayoría de los países europeos ya tienen normativas específicas de responsabilidad penal de los empleadores.

– ¿Este proyecto que está actualmente a estudio en nuestro Parlamento toma como ejemplo la legislación española?

– Toma como modelo el delito por omisión de la legislación española. De hecho es cierto que en España, aún con ley, tampoco es un lugar donde haya muchos procesamientos.

– Desde la óptica patronal, de aprobarse esta ley, ¿podría desalentar la inversión en el país?

– Creo que no. Tal vez sea un tema en el cual no se han puesto de acuerdo los sindicatos porque hay que tener en cuenta una cuestión muy importante de la realidad del sistema de relaciones laborales en la industria de la construcción, que debe ser el lugar donde hay más negociación obrero –patronal. Por convenio se ha facultado algo que los patrones han llegado a admitir, que un delegado de seguridad del SUNCA puede detener una obra, hay un protocolo que lo reglamenta. Todo esto como resultado del acuerdo con las empresas, es decir, las empresas están también muy interesadas y dispuestas a negociar y ampliar todavía el marco de prevención. Ellos dicen, “¿para qué nos traen el tema de la responsabilidad penal? Aumentemos el tema de la prevención”, ese es el otro enfoque que se puede hacer del asunto. ¿No valdrá más seguir intensificando normas y desarrollar cursos? Acá no hay ninguna imposición de los trabajadores, en realidad hay mucha negociación entre todas las partes, pero en este tema las Cámaras patronales no están de acuerdo con el proyecto de ley…

– No es solo para la construcción.

– No, es para todo. Porque claro, esto también abarca, por ejemplo, el trabajo doméstico, muchos uruguayos tenemos trabajadores domésticos en nuestra casa. Entonces, una muchacha que está trabajando y patina en la cocina o que está limpiando un vidrio colgada de medio cuerpo para afuera en los edificios como a veces se ven, la muchacha está ahí, y uno se pregunta qué está haciendo. También abarca eso. Si bien la construcción ha avanzado muchísimo en medios de seguridad, no es tan así en otros sectores de actividad.

Yo creo que la efectividad de la norma puede ir ganando al intensificar indirectamente la prevención. Desde el punto de vista penal, puede ser que agarre a alguien más, para decirlo de algún modo. Pero lo que se va a conseguir de esta forma, indirectamente, es seguir incrementando las medidas de prevención, lo que no deja de ser un aspecto sumamente significativo.

Más de 25.000 trabajadores se movilizarán el martes en Montevideo

Mueren 150 trabajadores por año en accidentes laborales y con la ley bajarían un 70% según Presidente del SUNCA

“En lo que va de este año tenemos tres compañeros muertos en la construcción y un compañero grave en la ciudad de Paysandú. En la construcción mueren por año siete u ocho trabajadores en promedio, pero en todo el país mueren en el año ciento cincuenta trabajadores”, comenzó diciendo  a EL PUEBLO, Heber Eduardo Arruda, Presidente del SUNCA (Sindicato Único de la Construcción) en Salto. Agregando “mueren más trabajadores en el campo y en el sector rural que en la construcción, pero si muere un peón rural 14 3 14 022no nos enteramos. A veces dicen murió un trabajador en el medio del campo porque le cayó un rayo y dicen que es por casualidad, pero no le habría caído el rayo si ese trabajador no estuviera ahí porque no debía estar trabajando en esas condiciones. Los uruguayos saben cuando muere un trabajador de la construcción porque el SUNCA se moviliza y hace paro. Y también están los otros compañeros que quedan con secuelas e imposibilitados para continuar trabajando”

Arruda partió de aclarar que esta ley es para todos los sectores de todos los trabajadores del país, impulsada por el SUNCA, pero con un ámbito de aplicación a todos los trabajadores en general, “mirando la vida de todos los trabajadores”.

LAS MUERTES BAJARÍAN HASTA EL 70%

Este proyecto de ley según indicó el Presidente del SUNCA en Salto, significará que las empresas tengan que adecuar las medidas de seguridad en cada lugar de trabajo, “tienen que estar las condiciones seguras, porque acá lo que mata al trabajador son las malas condiciones en que trabaja”.

Aseguró también que esta ley va a bajar la siniestralidad laboral, “ya se ha hecho en otros países y han bajado hasta el 70% las muertes por accidentes de trabajo”.

SI ALGUIEN NO QUIERE USAR  LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD QUE NO TRABAJE

Arruda señaló que el SUNCA como gremio desde hace dos años seguidos viene desarrollando el Plan Obra Segura en la Construcción, ”venimos haciendo asambleas sobre la seguridad porque hay muchos trabajadores nuevos a los que hay que informar y enseñarles como pararse en un centro de trabajo. Nosotros decimos en las asambleas que el trabajador que no quiere usar las medidas de seguridad no trabaje en la construcción, es bien clarito. El gremio si pelea por una responsabilidad penal para que las empresas nos brinden todas las medidas de seguridad no puede ser que un compañero no las use y si pasa eso que sea pasible de todas las sanciones que correspondan, porque las medidas de seguridad están para cumplirse y la seguridad la hacemos entre todos”, manifestó enfático.

EMPRESARIOS CREEN QUE “LOS QUEREMOS MANDAR A TODOS PRESOS”

“La interpretación que hacen los empresarios de esta ley es que los queremos mandar a todos presos y no es así, nosotros reclamamos por la seguridad de los compañeros, el contenido de esta ley empresarial es tratar de brindar más seguridad a los trabajadores, que estén en condiciones dignas. La seguridad es de todos, de las empresas y los trabajadores y no tenemos que creer que porque haya una ley de responsabilidad van a terminar las muertes, , sino que tenemos que seguir cuidándonos y cuidando a los compañeros” dijo Arruda.

PRESIONES EMPRESARIALES Y LEGISLADORES QUE SE OLVIDAN DE LA CLASE TRABAJADORA

Respecto a la votación de este proyecto de ley que se postergó para este martes, señaló “ahora los legisladores se echaron para atrás olvidándose de la clase trabajadora, y esto los trabajadores tienen que ver bien y acordarse quienes son los que votan las leyes para los trabajadores, capaz muchos senadores se olvidaron de la clase trabajadora. Pero es bien clarito que hay presiones de las empresas y capaz dicen que el SUNCA también genera presiones, pero nosotros tenemos los hechos, las muertes de los trabajadores y las familias que quedan desamparadas. Y los sectores políticos se olvidan de los trabajadores y se acuerdan solo cuando hay elecciones”.

EL SUNCA HARÁ PARO DE 24 HORAS Y MASIVA MOVILIZACIÓN EL MARTES

Para este martes 18 de marzo, está previsto por parte del SUNCA un paro nacional general de 24 horas y una importante movilización a Montevideo para acompañar desde el palco y las inmediaciones del Palacio Legislativo la jornada de votación que se llevará a cabo en la Cámara de Senadores.

“El día martes tenemos previsto una importante movilización con trabajadores de todo el interior del país, se espera más de veinticinco mil trabajadores. Desde acá de la sede del SUNCA van a partir muchos ómnibus el lunes de noche y esperamos que se adhieran más trabajadores, y que nos puedan acompañar en esta movilización porque esta ley es para todos”, dijo firmemente Arruda.

“Nosotros esperamos que el martes se vote esta ley de responsabilidad penal por las familias que ya están desamparadas y que las muertes no sean en vano en la industria de la construcción y en ningún sector de trabajo, que se mire la vida de los trabajadores y que sigamos luchando por la seguridad de los trabajadores”, agregó.

Traería mayores costos y más previsiones

Para empresario local de sancionarse la ley las muertes van a seguir existiendo “nadie busca ni quiere que muera nadie”

El proyecto de ley de responsabilidad penal de empresarios en accidentes laborales que se votará en la Cámara de Senadores el próximo martes genera un gran debate sobre la normativa de prevención en el ámbito laboral, mientras que muchos empresarios sostienen que la creación de un nuevo delito penal no es el mecanismo para disminuir la siniestralidad.

El proyecto, fue votado en noviembre en la Cámara de Diputados, exclusivamente por los cincuenta legisladores de la coalición de14 3 14 017 izquierda, que no tomaron en cuenta las observaciones que formularon las cámaras empresariales, varios juristas y la oposición sobre las inconstitucionales que implicaba esta ley.

El proyecto aprobado por la Cámara Baja establece que el empleador que no adoptare los medios de resguardo y seguridad laboral previstos en la ley y su reglamentación, de forma que pongan en peligro grave y concreto, la vida, la salud o la integridad física del trabajador, serán castigados con tres a veinticuatro meses de prisión.

Sobre su posible sanción este martes 18 de marzo y las consecuencias así como las posibles acciones de inconstitucionalidad que se podrían plantear desde la órbita empresarial, EL PUEBLO consultó a Francisco Blardoni, responsable de la empresa constructora Blardoni y Cía, para conocer la visión de este proyecto desde el punto de vista de un empresario del medio.

“Todavía está en duda que se apruebe la ley”, comenzó diciendo Blardoni, “depende de los Senadores del oficialismo y ahora se planteó esta discución porque hasta sus asesores dicen que es inconstitucional, incluso Gonzalo Fernández”.

HABRÁ QUE EXTREMAR LOS RECAUDOS

“Lo primero que hay que tener en cuenta es que esta ley involucra a toda la actividad empresarial, no solamente de la construcción, por ejemplo si mañana pasa algo en una panadería, ahí también se aplica esta ley, es en todas las actividades, no solamente de la construcción”, aclaró.

Dentro de las medidas que deberán tomar los empresarios a raíz de esta ley, Blardoni dijo que “habrá que extremar recaudos, más de los que ya se toman, porque ya hay un Técnico Prevencionista, se hacen cursos, pero hay que tomar más medidas. Pero no nos olvidemos que pasa muchas veces que el trabajador por ejemplo tiene el cinto de seguridad pero no lo tiene sujetado y como ese caso hay muchos otros donde tienen los elementos de seguridad y no los usan o se los sacan y ahí hay que ver de sancionar a ese trabajador”, comentó.

LAS MUERTES VAN A SEGUIR EXISTIENDO

Igualmente, Blardoni señaló que “las leyes actuales ya sancionaban si alguien no suministraba los elementos de seguridad necesarios”, e insistió en que “habrá que tomar más recaudos aún, que no vienen mal, pero las muertes no se solucionan con la cárcel y van a seguir existiendo. Nadie busca ni quiere que muera nadie”, remarcó el empresario.

UN PROYECTO INCONSTITUCIONAL

Blardoni indicó que la ley es considerada inconstitucional por los especialistas y manifestó que la duda que se tiene desde el ámbito empresarial es si solicitar la declaración de inconstitucional una vez que sea sancionada o frente al primer caso.

Respecto a las divisiones que han surgido dentro del oficialismo al momento de votar por la sanción de dicho proyecto de ley, para Blardoni esto se debe a que “las presiones son muy fuertes y eso va a hacer que se termine aprobando”.

MAYORES COSTOS Y MÁS PREVISIONES

Sobre las consecuencias que la sanción de esta ley pueda acarrear a nivel empresarial, el responsable de Blardoni y Cía, adujo que traerá “mayores costos” y “más previsiones”. Concluyendo que “los riesgos siempre van a estar, hay que minimizarlos previamente”.

El Senado tendría que tratar el tema el martes

De acuerdo a lo que ha trascendido, en el Senado de la República no existirían votos suficientes para tratar el proyecto el martes próximo y todo indica que podría haber una nueva prórroga. El Frente no los declararía asunto político (lo que obligaría a los parlamentarios a votarlo) y por lo tanto no se descarta que algunos de los representantes no lo vote.

El texto del polémico proyecto aprobado en la Cámara Baja deberá ser analizado el martes próximo en la sesión del Senado según lo resolvió la bancada del Frente por 10 votos a seis. Sin embargo, ese tema no aparece en el orden del día de la Cámara Alta según el comunicado oficial del Parlamento emitido en las últimas horas. El ingreso del texto al Plenario se decidirá el lunes en reunión de la bancada oficialista. Según supo El Observador, es intención de los liderados por Astori solicitar una nueva postergación. El senador Rafael Michelini dijo a El Observador que “hay diálogo” para intentar cambios. La intención del Frente Liber Seregni es modificar el proyecto aprobado en Diputados e incorporar que será penado el empleador que haga una omisión “deliberada” de sus controles de seguridad.

A todo esto, la Mesa Política del FA, apoyó el trabajo de los parlamentarios y nadie planteó que el punto sea tratado como asunto político, lo que obligaría a todos los legisladores a votar el texto tal como viene de Diputados. Hasta hoy el proyecto no cuenta con los votos para ser aprobado al anunciar el senador Rodolfo Nin Novoa que  no lo respalda, lo que obligó a abrir una nueva instancia de negociación. El secretario general del Sunca, Oscar Andrade, está seguro que los votos del Frente estarán e incluso buscará que la oposición también se plegue.

Tabaré Vázquez afirmó en San Antonio (Salto) que “debe haber una ley de protección a los trabajadores” e incluso contó que su abuelo materno murió en un accidente laboral, por lo que “comprende el dolor de las familias que pierden a un ser querido.“Trabajaba como picapedrero en una cantera de piedra. Y en una explosión de dinamita, una piedra le pegó en la cabeza y lo mató. Por eso creo comprender el dolor de las familias de aquellos trabajadores que pierden la vida por trabajar”, dijo Vázquez.“Debe haber una ley de protección a los trabajadores, porque existen inescrupulosos a los que no les interesa que sus propios trabajadores arriesguen la vida. Tenemos que ser muy exigentes para que todos cumplamos nuestros compromisos y nuestras obligaciones, porque hay empresarios que por omisión, por negligencia o porque no quieren gastar, no cuidan la salud y el derecho de los trabajadores, tanto en el medio rural como en la construcción y en tantas otras actividades. Tenemos que ir contra los inescrupulosos” afirmó.

De todas formas el presidenciable fue prudente al agregar “lo tenemos que hacer con mucha cuidado y mucha reflexión por cierto, ¿verdad?

No es cuestión de dar un paso para adelante para después dar tres para atrás”, afirmó.