Turistas elogian los centros termales, pero también se quejan de algunos servicios de camping

Turistas elogian los centros termales, pero también se quejan de algunos servicios de camping

El servicio de camping que ofrece las termas del Daymán dentro de su extensa oferta de servicios, es una de las opciones mayormente elegidas por el turista para la semana de turismo, sobre todos las familias de compatriotas.
Y es que la diferencia de precios entre el camping y un apartamento, hotel o cabaña, es bastante importante para el turista promedio,  al punto que entre otros factores el visitante prefiere optar por el primero. En lo que respecta al costo, el camping cuesta  unos 160 pesos por día, y un apartamento, ronda los 2.000 a 2.500 pesos, por lo que la diferencia se siente claramente a la hora de pagar.
En ocasiones el turista piensa en la  economía de su bolsillo,  más que en la comodidad, y aún cuando no siempre se siente conforme, opta por disfrutar de la naturaleza al aire libre, aunque esto conlleve alguna incomodidad.
EL PUEBLO entrevistó  en la tarde de ayer, a  varias familias que se encontraban hospedadas en camping con el propósito de conocer el por qué de elegir hospedarse en carpa, y no en otra modalidad.
LA IMAGEN DEL SERVICIO
La familia Riveros es de Montevideo, llegó por segunda vez a Daymán el pasado sábado 27, y piensa retirarse mañana domingo.
Como muchos, la familia Riveros llegó a las termas buscando la tranquilidad de las aguas termales y el relax que brinda el entorno, pero según ellos, en esta ocasión se encontraron también con precios muy altos respecto de otros meses del año, y se quejaron también del servicio recibido.
Richard Riveros explicó que la familia eligió Daymán porque es un muy lindo lugar para vacacionar, pero que lamentablemente sólo se llevan la imagen de un servicio precario, al que no piensan volver ni recomendar.
Lamentablemente en esta oportunidad nos topamos con una mala situación en cuanto a los servicios de camping. La principal desventaja son los baños, hay muy pocos baños para las cientos de carpas que hay en el predio, y  aunque parezca descabellado, producto de eso tuvimos que presenciar que dos turistas se agarraran a las piñas por hacer uso del servicio. Así que lo que comienza por ser una semana de descanso, termina convirtiéndose en una semana de asumir problemas ajenos, y estresarse más que relajarse que era la idea primitiva, narró Riveros.
Dijo además que  a veces es mejor pensar en pagar un poco más caro, pero disfrutar de algunos servicios que brindan los hoteles. Porque acá en el camping nos cobran 160 pesos por persona, por día, y lo único que nos proporcionan es un pedazo de tierra, por que ni las canillas andan. Agregó.
Pero con todo esto no quiero ser cruel, ni tirar abajo todo lo que me rodea, porque por algo elegí venir a vacacionar a termas, y es justamente porque el centro termal municipal, así como el parque acuático, están muy bien cuidados, y da gusto hacer uso de las instalaciones. Además por una módica suma, uno puede entrar y salir en el día cuantas veces quiera y eso es algo que hay que resaltar.
Dijo también que en cuanto a los baños y a las canillas, es algo que deberían mejorar prontamente para brindarle a la gente algo más que una parcela de tierra en la que hay 10 o 15 carpas, a manera de que la gente se pueda llevar una mejor impresión, así como de los centros termales, también del camping.
A veces los dueños o administradores se olvidan de la comodidad de la gente y se acuerdan sólo de facturar agregó Riveros.
“CUANDO HAY MUCHOS
TURISTAS SE SUBEN
TODOS AL CARRO”
En su recorrida, EL PUEBLO dialogó también con la familia Díaz, familia oriunda de la ciudad de Colonia, que llegó a Daymán en la mañana del jueves, y que piensa volver a su ciudad el próximo domingo. Adriana Díaz explicó que la elección de quedarse en carpa, responde a un tema de tiempo, ya que decidieron venirse a Daymán de un momento a otro, y como sabían que para conseguir apartamentos, había que reservar con cierto tiempo de anticipación, optaron por esta opción.
“Las diferencias en el precio del camping, respecto al precio de un apartamento es bastante grande, en nuestro caso somos dos personas, y pagamos por día 160 pesos por persona, y de haber elegido hospedarnos en un apartamento habríamos pagado alrededor de 2 mil pesos la noche, lo cual es una diferencia que se siente ampliamente”, narró Díaz.
Dijo además que esta no es la primera vez que vienen a la termas, y que eligen este destino por la seguridad que reina en el lugar si se compara con otros lugares. Pero además la tranquilidad (no es el caso de esta semana), sumado a la naturaleza y lo terapéutico de las aguas, hacen que uno quiera volver.
Por último Díaz agregó que lamentablemente a veces la gente se aviva, y “cuando hay muchos turistas se suben todos al carro”. “Pienso que de alguna forma habría que tratar de cuidar un poco más el turismo, y no en una semana querer cobrar y hacer toda la guita que no se pudo hacer durante el año”.”Hay que tener en cuenta que uno va a alquilar algo la semana que viene y le cobran dos o tres veces menos, lo cual no creo que sea justo”.