Un principio de acuerdo entre la Intendencia y los omnibuseros permitió restablecimiento del servicio

Un principio de acuerdo entre la Intendencia y los omnibuseros permitió restablecimiento del servicio

Al final aceptaron la propuesta inicial que les hicimos”, dijo a EL PUEBLO satisfecho con el resultado de la negociación, una fuente jerárquica del municipio, luego de finalizada la conferencia de prensa realizada por las máximas jerarquías de la Intendencia de Salto y dos horas después de que terminara la instancia celebrada en el Ministerio de Trabajo, en la que se arribó a un preacuerdo entre los funcionarios municipales del servicio de ómnibus y el Gobierno Departamental.
GABRIELLI:
DIALOGO Y
NEGOCIACION
“Diálogo y negociación” señaló el Intendente Carlos Gabrielli fueron las premisas que tendieron a alcanzar el acuerdo, “pero por sobre todas las cosas, respeto al derecho de los trabajadores”, afirmó el jefe comunal quien reseñó que el Frente Amplio fue el partido que “siempre” se levantó en defensa de los intereses colectivos de los trabajadores, y que “así como lo demostró el gobierno de Tabaré Vázquez convocando a los Consejos de Salario, nosotros siempre estuvimos dispuestos a contemplar las necesidades de los funcionarios municipales”, destacó.
Aunque hizo hincapié en que como su gobierno “es de transición”, entre el que se fue y el que vendrá luego de las elecciones municipales del 9 de mayo, toda “situación nueva” que se produzca e importe una modificación administrativa, “debe darse” en el marco de un “equilibrio presupuestal que no comprometa a los gobiernos futuros”, y haciendo alusión a cómo recibió la actual administración municipal el gobierno de manos del ex Intendente Eduardo Malaquina, el Intendente Gabrielli sostuvo que “no queremos ser irresponsables y entregarles a los que vengan un problema mayor, como el que recibimos cuando asumimos”.
Mientras esto ocurría en la sede del municipio, en las calles de la ciudad, las 12 líneas de ómnibus se encontraban cumpliendo funciones de forma habitual, luego que mantuvieran un paro de actividades durante dos días y medio, y tras una agotadora instancia entre las partes, que se llevó a cabo en el Ministerio de Trabajo con la participación de representantes del gremio de ADEOMS, del PIT CNT, de la Federación Nacional de Municipales y de la Intendencia de Salto.
Si bien todavía no alcanzaron un acuerdo en todas las pretensiones, las partes se comprometieron que hasta tanto no culminen las negociaciones, no habrá más movilizaciones de esta naturaleza por parte de los trabajadores involucrados en este conflicto, que son el 3 por ciento del total de los funcionarios municipales, según se expresó en la instancia.
Los jerarcas señalaron que se trata de 60 funcionarios en 112 que tiene el servicio de ómnibus. Y que por ellos, “se vieron perjudicados” unos 18 mil salteños que utilizan diariamente las 12 líneas de ómnibus que presta el municipio, único en todo el país que tiene un servicio propio de transporte colectivo urbano, con un precio del boleto congelado a 12 pesos desde hace 5 años, el cual ayer asumieron los jerarcas que no se verá incrementado.
El próximo 12 de abril, a las seis de la tarde, las partes volverán a encontrarse para ver si llegan a un acuerdo total entre lo que reclaman los trabajadores y lo que propone la Intendencia.
LOS TRES
PUNTOS
En el marco de la conferencia de prensa, el secretario general de la Intendencia, Sergio Arizcorreta, señaló que en referencia al planteo sobre la instrumentación del horario que aquejaba a los funcionarios, los que actualmente tienen un horario cortado de cuatro horas y pretenden que el mismo sea de un total continuo de 7 horas “la propuesta que anteriormente le habíamos hecho de crear una comisión bipartita, que buscara los asesoramientos adecuados e informara para después tomar una decisión final,  eso nuevamente quedó establecido así, y la próxima semana esa comisión estará analizando este tema”, dijo el jerarca haciendo alusión a que los trabajadores finalmente aceptaron lo planteado desde el inicio por la comuna.
Pero destacó que independientemente de esto “los funcionarios que quieran hacer horario cortado o continuo, deberán manifestar su voluntad y de esa manera se empezará a trabajar a partir del día lunes 5 (de abril)”.
En el acta refrendada en el Ministerio de Trabajo por las partes en conflicto, a la que tuvo acceso EL PUEBLO, establece que las partes “continuarán negociando en los términos expresados por la Intendencia de Salto”. Y en ella el sindicato manifiesta su “buena voluntad de levantar las medidas gremiales transitoriamente, mientras continúen las negociaciones, como así también no tomar y efectuar medidas gremiales de ningún tipo por cualquier sector o repartición de la Intendencia que tengan como objeto la plataforma por la cual se está negociando”.
ACUSACIONES
Si bien el presidente de ADEOMS, Luis Trindade, dijo ayer públicamente, que había sido “amenazado” por las autoridades municipales, éstas relativizaron el asunto aduciendo que horas después de haber formulado tales declaraciones “eso no lo dijo en el Ministerio de Trabajo e incluso el señor presidente firmó el acta y en los planteos que se están negociando compareceremos todas las partes el 12 de abril”.
Arizcorreta dejó de lado la publicación que hizo ADEOMS ayer en EL PUEBLO donde hace saber que recibieron “malos tratos” por parte de las autoridades municipales, y en ese sentido expresó que “las personas estamos de paso” y que “lo importante es lo institucional” refiriéndose al sindicato, al PIT CNT y a la Intendencia, destacando incluso que el objeto del asunto pasa por “los usuarios del servicio, el propio servicio y los derechos de los trabajadores y es sobre esas bases que debemos trabajar”.
Quiso dejar en claro que a las desavenencias prefiere darlas por superadas al referirse a estos hechos como “sobre lo pasado, pasado, creo que todos debemos hacer los esfuerzos necesarios para trabajar sobre el bien común, en este caso (que son) los usuarios del servicio de pasajeros”.
Acusó que las cuestiones personales “deben quedar atrás” y que en ese marco todos “deben actuar con responsabilidad”.
Y en ese sentido dijo que los comentarios que se hicieron públicos, sobre abusos, amenazas y malos tratos, “corren por cuenta de quienes los hicieron”.