Verifican constantes amenazas y ataques contra inspectores de tránsito y sus bienes

Verifican constantes amenazas y ataques contra inspectores de tránsito y sus bienes

Una serie de ataques y amenazas contra los inspectores de tránsito es un hecho que ha preocupado a las autoridades en los últimos tiempos, ya que este tipo de situaciones ha sido constantes. Según pudo saber EL PUEBLO, en los últimos años se han producido una importante cantidad de acontecimientos violentos que han tenido como blanco a los funcionarios del cuerpo inspectivo del municipio.
Todos estos episodios involucran a personas que han sido sometidas a amonestaciones de toda índole por parte de los funcionarios municipales, bajo pretexto de que han cometido algún tipo de infracción que ha ameritado la imposición de multas o retiros de vehículos, según lo que ha establecido la normativa vigente.
Aunque este tipo de episodios rara vez ocurría años atrás y uno de los factores que inciden en que ahora sí sucedan, ha sido el aumento de la rigurosidad de las medidas que esta administración ha impuesto con respecto a las políticas de tránsito y que los funcionarios del cuerpo inspectivo tienen la obligación de hacer cumplir.
Es que todos los cambios que han tratado de instrumentarse en materia de tránsito por parte de la administración de gobierno, deben suponer un proceso de aceptación en una sociedad muy permisiva, donde la cultura del incumplimiento de cuestiones básicas ha campeado durante muchos años. Aunque el hecho está en educar y saber buscar un equilibrio para lograr que la población admita las sanciones cuando éstas son procedentes.
Sin embargo, los datos de la realidad hablan por sí solos. En los últimos cuatro años, las denuncias por amenazas y ataques contra los inspectores de tránsito, tanto mientras se encuentran cumpliendo sus tareas, como en sus propios domicilios y contra sus bienes particulares han ido en aumento.
Las denuncias formuladas ante la Policía han sido variadas y constantes, desde apedreos a sus viviendas, a insultos y amenazas, así como también el ataque a sus ve-hículos particulares.
Por otro lado, un funcionario con hijos sufrió amenazas contra su familia y debió radicar la denuncia ante la Policía para que se tomara conocimiento del hecho. Empero, estos hechos se han multiplicado. De estas denuncias que van desde simples agresiones verbales hasta desa-catos contra los funcionarios a golpes de puño en pleno procedimiento, los problemas han llegado a pasar a mayores.
Hace algunos años, un motociclista atropelló a un funcionario que estaba guiando el tránsito en una esquina del centro de la ciudad. Como resultado el funcionario terminó internado con una pierna quebrada y de la que aún se está recuperando.
El sujeto fue aprehendido por la Policía y fue procesado por la Justicia. Sin embargo, al joven funcionario debió abandonar las tareas de calle y ahora cumple funciones administrativas.
Otro de los casos que llamaron la atención en los últimos tiempos ocurrió el año pasado. Cuando un hombre al que le habían incautado su motocicleta se apersonó ante la oficina del cuerpo inspectivo que está ubicada en la calle Artigas 363, mantuvo una discusión allí con uno de los funcionarios que estaban en el lugar, al que le reclamaba que le devolviera la moto y con un trozo de hierro que había llevado consigo intentó agredir al funcionario.
Por este hecho debió intervenir la Policía y el sujeto quedó detenido.
Asimismo, los funcionarios de tránsito siguen siendo objeto de múltiples manifestaciones de violencia por parte de la sociedad. Cuando intentan hacer cumplir una normativa de tránsito deben arriesgarse luego, a ser sometidos al escarnio público como a un funcionario que insultaron con nombre y apellido por los muros con grafittis. Al tiempo que otros son insultados y apedreados.
Uno de los funcionarios sufrió la rotura total del parabrisas trasero de su coche, por parte de un desconocido, aunque el funcionario ya había sido víctima de amenazas.
La falta de relacionamiento y buen diálogo para poder implementar medidas de mayor rigor en relación al tránsito, en una ciudad donde el parque automotor aumentó considerablemente en los últimos tres años, conllevó al deterioro de las relaciones entre la población y los funcionarios públicos que en vez de ser vistos como de guía y apoyo, pasaron a ser los malos de la película.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...