Vestigios de pueblos cazadores: Hallan nueva cueva indígena en zona de Pueblo Fernández

Vestigios de pueblos cazadores: Hallan nueva cueva indígena  en zona de Pueblo Fernández

El Director del Museo Arqueológico de Salto, Prof. Mario Trindade junto a su equipo y la presencia del arqueólogo español Gustavo Piñeiro cumplen la  cuarta campaña de trabajo de investigación en Cuchilla de Haedo.
El pasado miércoles descubrieron una nueva cueva, primera hallada en la concentración de Pueblo Fernández.
Por otra parte es la quinta que presenta indicios de ocupación humana.
Una connotación particular es que allí a pocos metros corre una cascada, lo que conforma un escenario paisajístico muy atractivo.
A su vez se advierte un nicho ecológico, de los pocos montes cerrados en la zona.
Se han encontrado también materiales líticos, referentes a las herramientas y restos de las armas que utilizaban los grupos cazadores indígenas.
La cueva tiene una entrada de apenas unos treinta centímetros de alto por cuarenta de ancho, con una profundidad de más de cinco metros.
Dentro de la cueva yacen materiales antrópicos (de origen humano).
Se va confirmando así el modelo en el cual se había comenzado a trabajar, como marco teórico de adaptabilidad a los climas fríos y la ocupación de abrigos naturales como los aleros y grandes paredones.
En Pepe Núñez se han identificado sitios aparentemente rituales.
El tipo de utilaje hallado corresponde a la antigua existencia de pueblos cazadores muy anteriores al período guaraní.
Teóricamente se habla de las primeras etapas correspondientes a los primeros cazadores que ingresan a lo que actualmente es el territorio de Uruguay, otrora en condiciones climáticas muy distintas (muy frío y seco).
Se hace la lectura geológica en base a los materiales encontrados, reafirmando que toda la zona de Pueblo Fernández, Pueblo Quintana y Pepe Núñez es – desde el punto de vista arqueológico extremadamente rica y hasta el momento no había sido puesta en evidencia.
TRABAJOS
MULTIDISCIPLINARIOS
El Dr. en Arqueología Prehistórica (que trabaja en la temática de las ocupaciones tempranas, primeros cazadores y recolectores que llegaron hace trece mil años) Rafael Suárez se sumó al equipo de investigación y es encargado de dilucidar el escenario geológico.
En primer lugar, destaca la relevancia del descubrimiento de los sitios arqueológicos en la Cuchilla de Haedo, de los cuales no había referencia en la arqueología uruguaya, que tiene más de cien años de desarrollo.
En una de las localidades arqueológicas se han podido identificar treinta y ocho sitios; en un tramo de una cañada de cinco kilómetros.
Hay lugares de aprovisionamiento de materias primas – donde los grupos obtenían sus piedras para hacer puntas de proyectil, cuchillos y raspadores.
El grupo permanecerá en la zona hasta el sábado o el domingo y luego se trasladará a otra dentro de la misma área que está delimitada aproximadamente por las nacientes del arroyo Sopas y las nacientes del arroyo Arapey (un tramo de alrededor de cuarenta kilómetros de largo por veinte de ancho).
Se conforma un mapa de distribución de sitio y se estudia donde se concentran los lugares potenciales para en el futuro realizar excavaciones más intensivas.
Dentro del método científico que se utiliza se cumplen diferentes etapas y procesos.
Por el momento se experimenta la etapa evaluatoria y de sondeo.
El hallazgo más importante es el carbón, pues mediante dicho componente se pueden efectuar pruebas de carbono 14 que permite conocer la fecha de ocupación de los sitios arqueológicos.
IMPORTANTE
RECONOCIMIENTO AL
MUSEO ARQUEOLOGICO
DE SALTO
El Museo de Arqueología y Ciencias Naturales de Salto fue galardonado con el Premio Anual a la Actividad Museística por parte del Comité Nacional del Consejo Internacional de Museos (ICOM, por su sigla en inglés), una organización vinculada a la Unesco y comprometida con la conservación, continuación y comunicación de la herencia natural y cultural del mundo y su patrimonio tangible e intangible.  El reconocimiento fue instituido por la ICOM en el año 2000 con el objetivo de retribuir el compromiso de los museos alrededor del mundo con la labor de transmisión cultural que llevan adelante durante su actividad.
Quien recibió el premio fue Mario Trindade, director del museo e investigador con una nutrida trayectoria como asesor cultural de varios museos públicos y privados dentro y fuera del Uruguay.