¡Gracias, no fumo!

edLa afirmación precedente, supone, para quien la pronuncia, si ha sido fumador, una satisfacción que se ostenta con orgullo.

Estudios conocidos señalan que la nicotina es la principal sustancia que genera adicción al tabaco y es absorbida a través de la lecha materna, concentrándose allí casi tres veces más que en la sangre de la mujer embarazada.

“Los daños del tabaquismo pasivo también afectan a los niños, ya que les puede provocar asma, bronquitis, menor desarrollo de los pulmones, otitis más frecuentes, trastornos de conducta y de aprendizaje. Además, los chicos que aspiran el humo del tabaco en forma pasiva tienen más posibilidades de ser adictos a la nicotina y de padecer otros factores de riesgo como diabetes tipo 2 y obesidad; y a medida que entran en la adultez, tienen mayores probabilidades de padecer cáncer de pulmón, en comparación con aquellos niños que viven en ambientes libres de humo de tabaco (Observa.com).

Ayer martes el diario El País publicó los datos del último informe elaborado en el marco de la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos, en el que se confirma la eficacia de las medidas adoptadas por el gobierno en su lucha contra el tabaco.

De acuerdo con los datos divulgados por el Ministerio de Salud Pública, los fumadores cayeron del 32% en 2006 al 25%, mientras que el 44% de los adictos pensaron en dejar el hábito debido a las advertencias en las cajas de cigarrillos.

Uruguay y la tabacalera Philip Morris celebraron el pasado miércoles 25 de mayo una teleconferencia para fijar las bases del juicio abierto por la demanda interpuesta por esa empresa contra Uruguay, la primera en el mundo de una tabacalera contra un Estado por razones comerciales.

La demanda de la tabacalera contra Uruguay, que se instauró el 19 de febrero de 2010, señala que las políticas antitabaco del país, que impiden la venta de más productos etiquetados como light o suave y reserva el 80 % del espacio de la cajetilla para alertar de los daños del tabaco, dañan su derecho de marca y vulneran los acuerdos de protección de inversiones signados por esta nación.

En tanto organizaciones internacionales, como la propia Organización Panamericana de la Salud (OPS), ha destacado el acierto de la posición  y las medidas uruguayas en la materia. La demanda de la Philips Morris costará millones de dólares al país y aún cuando Uruguay saliera airoso, como entendemos que saldrá de esta demanda los honorarios de los profesionales y demás seguramente serán onerosos, pero es de los gastos que entendemos se justifican.

Defender la salud de la población es prioridad y Uruguay ha alcanzado un nivel de vanguardia en el contexto internacional por su política antitabaco.

Seguramente de las políticas que mayor adhesión alcanza.