¡Gravísimo!

En el marco del reciente conflicto de los trabajadores del transporte de carga, se ha deslizado por parte de los funcionarios agremiados una denuncia que entendemos es de una inusual gravedad.

El vocero del gremio ha sostenido públicamente que hay muchos conductores de los vehículos que están en el “chipeado” (transporte de la madera en lascas), que trabajan ¡ hasta 5 días sin dormir!, más que durante la media hora que aguardan para que el camión sea cargado.

Si bien esta denuncia trasciende hoy en referencia al transporte de la madera, con menor asiduidad quizás se da también en otros sectores del mismo rubro del transporte de carga.

Tanto es así que sabemos de conductores, nada menos que de ómnibus de transporte interdepartamental que a veces llegan y salen nuevamente dentro de las 24 horas, sin haber descansado.

Existen normas y controles específicos del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, sobre el tránsito de los vehículos y los conductores, pero también existen formas conocidas de eludir estos controles, incluso haciendo figurar otro conductor, porque basta la formalidad. No hay nadie que realmente controle la veracidad de los datos que se hacen figurar en las planillas de control exigidas por el MTOP.

Lo peor de todo esto es que se está poniendo en riesgo la vida de las personas que ignoran las condiciones en que transitan otros vehículos. Ya sea los pesados camiones que transporten decenas de toneladas de madera que dan a estos camiones características de moles sólidas al momento de embestir o ser embestidos.

Pero quizás más grave aún es el hecho de los ómnibus de pasajeros que circulan en épocas “pico” con evidentes irregularidades.

Es más, no basta con las sanciones económicas, porque hay empresas que tienen ya numerosas sanciones, pero sin embargo esto no les impide seguir cometiendo las mismas irregularidades.

Teniendo en cuenta el riesgo que supone, no sólo para la vida de estos conductores, sino esencialmente para la vida de terceras personas, ya sea conductores y pasajeros de otros vehículos o de quienes viajan en los propios vehículos conducidos en estas condiciones, las sanciones deberían llegar a impedir por lo menos por determinado tiempo el servicio que cumple la empresa.

Es la única forma en que podría esperarse que se atienda el problema con la premura que exige y se tome la solución al problema de acuerdo a la gravedad que tiene.







El tiempo

Ediciones anteriores

diciembre 2018
L M X J V S D
« nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

  • Otras Noticias...