¡Viva el trabajo!

El trabajo es un elemento de dignificación de los seres humanos.
En contrapartida, el ocio es considerado “el padre de todos los vicios”.
Ahora bien, desde tiempos inmemoriales que la humanidad tiene al trabajo como uno de los elementos generadores de conflicto, de polémica y discordia.
Es que precisamente las condiciones de trabajo es uno de los temas que generan mayor controversia en la humanidad.
El trabajo “digno”, de una persona, bien entendido y bien valorado, es una bendición. Es uno de los elementos que permite que el individuo se sienta realizado, sienta que tiene su lugar y su función en la comunidad y dentro de lo que cada uno puede aportar,
Mañana 1º de mayo los trabajadores del mundo habrán de festejar su día. Algunos los menos lo harán trabajando, otros, la enorme mayoría tendrá un día de asueto, de festejo y de celebración.
Nuestro saludo va en especial para aquellos que estarán trabajando, en hospitales, en servicios como de la policía, en Bomberos, en todos los denominados servicios esenciales.
Pero también va el recuerdo para quienes en épocas anteriores dieron hasta su vida para transformar las condiciones de trabajo, que pasaron de la esclavitud a un trabajo no siempre digno, pero al menos seguramente mejor a lo que teníamos décadas atrás.
Conste, que el trabajo no es una tarea siempre agradable, pero es la forma que tenemos de cimentar otros valores, en especial los que hacen a la familia.
Trabajar no es una comodidad, obviamente que no es placentero, pero es imprescindible y de allí la necesidad de prepararse y capacitarse para obtener un trabajo digno, que va de la mano del grado de preparación y conocimiento.
El trabajo ha sido y es el escenario de dos, cuando no tres intereses, el del patrón y el del empleado, por una parte y el que menos se ve, pero también influye, que es el del país, la comunidad toda.
No siempre estos intereses logran armonizarse, porque cada caso es diferente y el derecho a reivindicarlos,  a pelear por ellos también es legítimo en cada caso, aunque los extremos y las radicalizaciones sean malas, deben ser entendidas como dentro de los legítimos derechos de un país libre y democrático.
La cuestión es precisamente los límites de la racionalidad, que establece la mayor equidad posible entre estos intereses.
Hoy vemos un avance importante en uno de los aspectos de mayor incidencia en el tema. La informalidad va cediendo espacio. Tener un empleado o un dependiente “en negro” es un enorme riesgo. El costo de una sanción por este motivo suele ser mucho más  oneroso que haberlo formalizado, pero lo más importante es que estos trabajadores “en negro” dejan de percibir los beneficios incluso económicos que establece el sistema formal y de allí que ingresarlos, a éste acarrea otro beneficio para ellos.
Un país donde se aporte por todos los trabajadores, sería un país con mayor justicia social, con mayor equidad y seguramente con menos conflictos por este tema.
Dicho esto: ¡Feliz día trabajadores!
Alberto Rodríguez Díaz.

El trabajo es un elemento de dignificación de los seres humanos.

En contrapartida, el ocio es considerado “el padre de todos los vicios”.

Ahora bien, desde tiempos inmemoriales que la humanidad tiene al trabajo como uno de los elementos generadores de conflicto, de polémica y discordia.

Es que precisamente las condiciones de trabajo es uno de los temas que generan mayor controversia en la humanidad.

El trabajo “digno”, de una persona, bien entendido y bien valorado, es una bendición. Es uno de los elementos que permite que el individuo se sienta realizado, sienta que tiene su lugar y su función en la comunidad y dentro de lo que cada uno puede aportar,

Mañana 1º de mayo los trabajadores del mundo habrán de festejar su día. Algunos los menos lo harán trabajando, otros, la enorme mayoría tendrá un día de asueto, de festejo y de celebración.

Nuestro saludo va en especial para aquellos que estarán trabajando, en hospitales, en servicios como de la policía, en Bomberos, en todos los denominados servicios esenciales.

Pero también va el recuerdo para quienes en épocas anteriores dieron hasta su vida para transformar las condiciones de trabajo, que pasaron de la esclavitud a un trabajo no siempre digno, pero al menos seguramente mejor a lo que teníamos décadas atrás.

Conste, que el trabajo no es una tarea siempre agradable, pero es la forma que tenemos de cimentar otros valores, en especial los que hacen a la familia.

Trabajar no es una comodidad, obviamente que no es placentero, pero es imprescindible y de allí la necesidad de prepararse y capacitarse para obtener un trabajo digno, que va de la mano del grado de preparación y conocimiento.

El trabajo ha sido y es el escenario de dos, cuando no tres intereses, el del patrón y el del empleado, por una parte y el que menos se ve, pero también influye, que es el del país, la comunidad toda.

No siempre estos intereses logran armonizarse, porque cada caso es diferente y el derecho a reivindicarlos,  a pelear por ellos también es legítimo en cada caso, aunque los extremos y las radicalizaciones sean malas, deben ser entendidas como dentro de los legítimos derechos de un país libre y democrático.

La cuestión es precisamente los límites de la racionalidad, que establece la mayor equidad posible entre estos intereses.

Hoy vemos un avance importante en uno de los aspectos de mayor incidencia en el tema. La informalidad va cediendo espacio. Tener un empleado o un dependiente “en negro” es un enorme riesgo. El costo de una sanción por este motivo suele ser mucho más  oneroso que haberlo formalizado, pero lo más importante es que estos trabajadores “en negro” dejan de percibir los beneficios incluso económicos que establece el sistema formal y de allí que ingresarlos, a éste acarrea otro beneficio para ellos.

Un país donde se aporte por todos los trabajadores, sería un país con mayor justicia social, con mayor equidad y seguramente con menos conflictos por este tema.

Dicho esto: ¡Feliz día trabajadores!

Alberto Rodríguez Díaz.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...