“No le dio la nafta…”, Sr. Ministro

La investigación que se está llevando adelante en la Armada Nacional y en otros sectores de las Fuerzas Armadas, ha puesto al desnudo situaciones que en ningún momento se habían admitido hasta hoy a nivel de la opinión pública, a pesar de que las preguntas se habían planteado siempre.

No es la primera vez que en estas columnas planteamos interrogantes con respecto al manejo de los dineros provenientes de las misiones de paz. Esta posición ha llegado a irritar en algún momento, a algún militar de turno, que sin embargo nunca rebatió los cargos debidamente y las sombras sobre estos manejos se replantean de tanto en tanto.

Hoy el ex Ministro de Defensa Nacional, del período del Dr. Jorge Batlle, Yamandú Fau admite que el dinero que proviene de las misiones de paz que cumplen las fuerzas armadas uruguayas ante las Naciones Unidas, hasta el año 2005 (esto es en veinte años de recuperado el gobierno democrático) fue manejado por las propias Fuerzas Armadas y no por el Ministerio, ni el Poder Ejecutivo, en el entendido que era dinero que provenía de las tareas cumplidas por los propios militares.

Fau argumenta para justificar esta situación que “nunca se pudo” hacer otra cosa, porque la situación era diferente a la que halló el Dr. Tabaré Vázquez en el año 2005, en que recién la administración de estos dineros pasó por el Ministerio, como corresponde.

¡Qué lamentable la explicación del ex ministro!. Significa admitir que “no le dio la nafta” para plantarse frente a la situación y plantearla ante el poder político y la opinión pública como correspondía.

Si este dinero llegaba al país, por la acción que las fuerzas armadas cumplían para la ONU, era y es porque el Estado, que somos todos, ha proporcionado preparación y conocimiento a esas FF.AA., destinando recursos a su formación y por lo tanto, es el propio Estado el que debe disponer de la forma en que se resarcirá a si mismo de esas inversiones y retribuirá a quien o quienes han hecho la tarea.

No es admisible bajo ningún concepto que los militares constituyan “un país aparte”, bajo ningún aspecto. Menos admisible es tener ministros dóciles al poder de quienes ostentan las armas, que sólo pueden “explicar” que no lo dejaron…

Que la conducción del Ministerio que tiene por misión la responsabilidad de las Fuerzas Armadas esté en manos de personas que no son capaces de hacer otra cosa que “hocicar” ante lo que le imponen, es lamentable desde toda óptica.

Sabemos muy bien que esta opinión seguramente provocará irritaciones, pero tenemos muy claro que no asumimos esta función para doblar la rodilla y mostrarnos genuflexos con el poder de turno, sino para decir lo que pensamos.

Felizmente hoy la conducción del Ministerio está en otras manos y todo el poder político también se muestra partidario de investigar estos hechos y de poner las cosas en su lugar.

Es lo que corresponde.

Alberto Rodríguez Díaz







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...