A la uruguaya

La Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), organismo uruguayo-argentino, ha difundido el segundo informe de los últimos días, del estudio que hace conjuntamente con la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, sobre la calidad de las aguas del embalse de la represa de Salto Grande.
Corresponde hacer sobre el particular un par de apreciaciones.
En primer lugar, que la difusión de este informe se hace diríamos “a la uruguaya”, es decir en forma al menos improvisada, dado que se lo hace primero en Paysandú, donde tiene la sede el organismo de la CARU, y se ubica a 100 km al Sur del embalse de la represa de Salto Grande.
Se nos ocurre pensar, ¿a quién en Paysandú le puede interesar el estado de la calidad de las aguas del lago de la represa que se ubica tan lejos?.
En segundo lugar, llama poderosamente la atención que la CARU se limite a difundir la calidad de las aguas al Norte de la represa de Salto Grande, cuando precisamente es al Sur que se utilizan masivamente para la recreación popular en esta época.
No ignoramos que la Intendencia Municipal hace muestreos y análisis periódicos, ni tenemos por qué dudar de la seriedad de estos muestreos de la Intendencia, pero de todas formas, es innegable que la Intendencia es “juez y parte” en el tema y por lo tanto la credibilidad de sus informes no es la misma que los de una fuente internacional como es la CARU. A lo sumo y en este caso específico, lo que abunda no daña. Los informes científicos o basados en elementos debidamente serios, cuantos más fueran mejor.
En realidad sabemos que CARU realiza estudios de todo el Río Uruguay, sólo que no difunde aquellos correspondientes a los tramos que las Intendencias prefieren manejar prioritariamente por su parte.
No nos engañemos, este interés surge de la posibilidad de no dar a conocer nada que sea inoportuno o “perjudicial” para los intereses de una intendencia o de un sector de la actividad, ya sea comercial, industrial o similar que no siempre armonizan con los intereses de la salud de la población.
Un ejemplo, hay lugares donde el turismo es un rubro muy importante, y allí generalmente surge una oposición a que la CARU difunda un estudio que indica que la calidad del agua en ese lugar no está apta para bañarse, así sea momentáneamente.
Es que esto les resta turistas y perjudica económicamente. Claro está que el ocultamiento de una información de este tipo atenta contra la salud de la población y de trascender esta conducta seguramente no sólo les restará más visitantes en el futuro, sino que corren el riesgo de una reacción negativa, porque ningún derecho debería de anteponerse al derecho de la población a su salud.
Las cosas claras.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...