A nadie debería molestar

La cobertura de los puestos públicos que requieren algún tipo de conocimiento ya sea técnico o artesanal, mediante concurso “limpio” de oposición y méritos a nadie debería de molestar.
Por estos días se ha planteado una fuerte polémica en virtud de la decisión de las nuevas autoridades de los Seguros Sociales por Enfermedad (ASSE) de proceder a pedir la renuncia a 16 de los actuales directores de nosocomios para llenar esos cargos jerárquicos mediante concursos públicos.
Uno de los aspectos que se cuestionan es el hecho de que los directores renunciantes que actualmente están denunciados incluso algunos ante la Justicia puedan presentarse a concursar.
En este aspecto entendemos que lo que se ha decidido es correcto. Que estén denunciados no quiere decir que estén prohibidos y mientras la Justicia no se expida en este sentido nadie puede llegar más allá de lo que la ley establece.
Pero lo que nos interesa subrayar en estas columnas es el hecho que siempre entendimos que lo más justo para la ciudadanía y lo mejor para el Estado, es que la cobertura de estos, como de otros cargos jerárquicos y no jerárquicos en el Estado, sean cubiertos mediante concurso, en el caso que el cargo requiera algún tipo de conocimiento específico o mediante sorteo, cuando no se requiere ningún conocimiento previo a la función que se está cubriendo.
Nos consta que incluso hay otros conceptos, defendidos y expuestos por algunos partidos políticos en especial, que prefieren cubrir estos cargos y todo puesto público por gente “de confianza”, concepto que respetamos, pero no compartimos.
En los hechos esto ha servido para que a través de los años hayamos visto como se ha puesto en práctica la politiquería, el “pago” de ciertos servicios partidarios con un trabajo público y sobre todo la puesta en práctica del amiguismo que deja afuera generalmente a la gran mayoría de los compatriotas que no pueden postularse y competir “limpiamente” y por lo tanto el Estado se vuelve benefactor para algunos pocos “amigos” o correligionarios.
En este caso se anuncian concursos “limpios” y cristalinos. Se ha difundido inclusive las instituciones que estarán representadas en los jurados y afirma que en adelante se habrá de procurar llevar adelante siempre esta política a la hora de cubrir cargos públicos.
Es una política bienvenida, que ojalá se revista de todas las garantías necesarias para que realmente sea “limpia y transparente”, porque nadie debería de molestarse por ella.
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...