A propósito de alfabetización

En el Día Mundial de la Alfabetización, resulta oportuno saber un poco más de este tema.
Años atrás se creía que bastaba para que un país se considerara alfabetizado, que sus habitantes supieran leer y escribir.
Por mínimo que parezca, aún recordamos que en el Uruguay había personas que firmaban con el dedo, por la sencilla razón que no sabían escribir.
A pesar de que nuestro país siempre estuvo en una posición privilegiada, debido a que no se registraban indígenas -elemento probablemente a lamentar más que a celebrar – pronto supimos que la alfabetización es mucho más que eso y hoy incluso nadie puede considerarse alfabetizado si no se maneja por lo menos aceptablemente en materia informática.
En contrapartida, sabemos que la informática tiene algunos defectos y desventajas. Por lo pronto, nadie puede ignorar que un gran porcentaje de las nuevas generaciones – no todas por supuesto – ya no saben escribir a mano ni mucho menos son capaces de entender una letra manuscrita.
Todo se maneja por computadoras y más aún por los teclados de los celulares. Unido a esto va el hecho que en buena medida la juventud pretender simplificar antojadizamente la escritura y de allí que nos encontremos con algunas aberraciones, que resultan en verdaderas agresiones idiomáticas.
Hoy sabemos además que alfabetizar significa ir mucho más allá de enseñar a leer y escribir. Básicamente se trata de darle al individuo las herramientas necesarias para que pueda comprender el mundo en que le tocará desempeñarse.
Días atrás analizando las pruebas PISA, de las que sosteníamos, que pretender calificar el sistema educativo tomando como referencia dichas pruebas, es como intentar tomar sopa con el tenedor.
Es que las pruebas PISA, tienen por objeto evaluar la practicidad de la educación, en cuanto a que la mayoría de las preguntas que se formulan, apuntan a saber cuantas veces y en que ocasiones los conocimientos adquiridos en las educación escolar o la enseñanza media le resultó práctica para desempeñarse en la vida.
Es sin duda un elemento trascendente, un aspecto que no se puede dejar de lado de las pruebas PISA, porque en este sentido son acertadas.
La cuestión es cuando se pretende sacar otras conclusiones para las que no fueron ideadas dichas pruebas.
Alfabetizar hoy es preparar al ser humano debidamente para los desafíos que tendrá que enfrentar, las encrucijadas que tendrá que resolver y por lo tanto, no nos dejemos engañar. Que lo importante es esto y por lo tanto debe ser la más absoluta prioridad, más allá de cualquier mezquino interés político partidario.
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...