A propósito de la seguridad

Lo más frecuente en materia de cuestionamiento a la seguridad es el reclamo puntual cuando se dan homicidios o rapiñas sangrientas, cosa que no cuestionamos, pero entendemos que todo debe situarse en su lugar, y aunque parezca simple esto es lo menos usual en nuestros días.
Lo más fácil y “rentable” es aprovechar el sensacionalismo que causan estos hechos en la población. Esto impacta en la “masa” que suele opinar a la ligera, en forma “facilonga”, pero sin profundizar, sin ver más allá de lo que nos muestra y la franja de personas más “pensantes”( según nuestra óptica) trata de llegar más allá de lo que se ve y se dice porque sólo de esta forma se podrá enfocar el tema a fondo y hallar salidas verdaderas al menos a mediano largo plazo.
En esta línea entendemos debe alinearse el periodismo más serio, el que escapa al amarillismo, al sensacionalismo, al que le interesa analizar, más allá de mostrar lo sucedido.
Más allá de confirmar los hechos y todos los aspectos que se divulgan, por lo menos con dos fuentes no vinculantes como lo indicaron los viejos manuales del periodismo y hasta hoy nadie lo ha podido rebatir.
En estas columnas hemos sostenido que el tema más “rentable” políticamente hablando es el de la seguridad, porque en estos casos se suele reaccionar impulsivamente y no pensar y reflexionar.
Sin embargo hay que entender que no es lo aconsejable el “nicho” de lectores más apetecible para cualquier medio o de ciudadanos, por ser el más influyente es el de la gente que piensa más allá de su narices porque son ellos los que hallan los argumentos más sólidos y por lo tanto también se constituyen en las opiniones más respetables.
Al menos estamos convencidos de ello. ARD







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...