A situaciones de emergencia medidas que nos enriquezcan en comunidad

La situación que vive la ciudad capital departamental en estos momentos, sobre todo en cuanto a servicios, es lamentable. Si hablamos de la basura diseminada por toda la ciudad, ya no sólo en aquellos lugares fuera de la vista habitual, vale decir, lugares semiocultos a la visión pública, es realmente vergonzosa.
Si hablamos del estado de las calles y vías de tránsito en general, la situación es muy similar. No hay prácticamente una sola calle o avenida que no esté en estado calamitoso.
Esto requiere de un enfoque global y sobre todo de soluciones audaces, ambiciosas que vayan más allá quizás de lo que corresponde y procuren involucrar a la mayor parte de la población posible.
Nos explicamos. El poblador salteño tiene dos actitudes frente a lo que se vive hoy. Sostener que no es su responsabilidad y por lo tanto corresponde al gobierno departamental darle solución. En esta posición lo que cabe es sentarse a esperar que llegue el momento en que se solucione por la vía “oficial”.
Por otra parte, ya con mayor sentido de responsabilidad y sobre todo de comunidad, puede asumir una cuota mayor de compromiso y participar de las tareas ya sea de limpieza para tener a la ciudad a la altura de lo que entendemos tiene que ser, limpia y ordenada al menos.
Entendemos a quienes sostienen que para eso pagan sus impuestos y por lo tanto es a la Intendencia que corresponde asumir la limpieza y el mantenimiento de las calles y restantes servicios, pero somos de los que creemos que como comunidad es bueno comprometerse más allá de la obligación “oficial” y dar buenas señales al visitante en materia de solidaridad.
Luego vendrá la parte de mantenerla limpia, tras el debido apercibimiento y las sanciones que correspondan a los infractores.
Hoy estamos en una situación realmente vergonzosa y más allá de determinar cómo y por qué se llegó a esta situación, aspecto para nosotros muy importante, esto no debe impedirnos mostrar la otra cara, la del ejercicio de la solidaridad y la responsabilidad ciudadana que va más allá del mínimo imprescindible, como es pagar un impuesto.
Se está hablando de la posibilidad de involucrar a otros servicios en las soluciones y entendemos que sería muy interesante lograrlo, aunque mantenemos nuestras dudas al respecto, pero más allá de esto, también la población en general no sólo a través de las instituciones debería estar presente en este tipo de tareas porque sería una forma de enriquecer la comunidad que integramos.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...