Al pan, pan, y al vino, vino

Informar parcialmente, de lo que nos conviene o mostrar la parte de la película que nos favorece, es desinformar, manipular la información de acuerdo a nuestros intereses.
Es lo que vemos que ha sucedido en el hecho reciente en que un grupo de patoteros, porque no se los puede llamar de otra manera, la emprendieron contra el intendente.
Así como en su momento lo dijimos porque nos parece de mal gusto y fuera de lugar los improperios lanzados en el fútbol contra el exintendente Coutinho, cuando éste concurrió a ver a su equipo predilecto, debemos señalar hoy que el patoterismo contra el intendente es absolutamente inadmisible,
Se nos dice al mismo tiempo que algunas colaboradoras del actual gobierno fueron vistas con caras de burla hacia los manifestantes, si así hubiera sido, es una actitud absolutamente condenable, tanto como el hecho restante.
Ahora bien, esto para ubicar el tema y nuestra posición que ha sido siempre la misma en este aspecto, pero de lo que no nos pueden convencer, sencillamente porque es mentira, es que el “apriete” que se intentó hacer al intendente haya sido en respuesta a una provocación de éste.
Tenemos que decirlo con total franqueza, el Intendente en este sentido obró correctamente, se mantuvo sereno, sin mostrar temor y sin dejarse amedrentar, usufructuanbdo el derecho de todo ciudadano de caminar libremente.
También hay que decirlo que en esto hay instigadores, hay gente que convoca y “da manija”, a otras personas que no conocen más allá de sus narices, no saben qué intereses se mueven debajo de lo que se ve y ni lo sueñan.
No entienden que hay gente que se esconde detrás de los demás a quienes mandan al frente “como carne de cañón” y otros que ni siquiera aparecen, pero tienen que ser detectados y responsabilizados como corresponde.
Seguramente que hay situaciones diferentes entre los funcionarios que quedan en situación de ser cesados. Hay gente que ha ingresado sabiendo que lo hacía en forma irregular, pero es gente que quizás dependa exclusivamente de este trabajo y probablemente su situación sea contemplada. Hay otros que se desempeñaron en puestos de confianza, sabiendo que era una tarea por cinco años, pero se resiste a abandonar el cargo. Esto no merece la más mínima discusión, sencillamente se tienen que ir. Es más se tendrían que haber ido ya el 9 de julio.
Así las cosas. El que calla otorga y silencio en esto hay muchos, y hay silencios que más que otorgar, cobijan esta actitudes patoteriles. Esto es tan condenable como la actitud de quienes pretenden desviar las responsabilidades en otro sentido, porque esto sencillamente es cobardía.
Alberto Rodríguez Díaz







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...