Alarma pública

La mañana del día sábado, la ciudad se vio consternada por la noticia difundida a través de un audio, dando cuenta que en Mágnum, local que gira en el rubro camping y venta de armas, ubicado en plena zona céntrica de la ciudad, en la esquina de las calles Brasil y Asencio, con la rotura de una vidriera de gran dimensión, fue blanco de un robo de treinta armas de fuego.
Esta noticia causó alarma pública, por varios motivos, premura de la acción delictiva, cantidad de armas, zona en que se encuentra el comercio.
Luego con el correr de las horas se supo que la cantidad de armas robadas fueron una diez y no treinta como trascendió al inicio de la jornada, a lo que se le agregaría también una cantidad de municiones como parte del botín.
La alarma pública se instaló ya que lógicamente las armas tienen un destino que no es otro que cometer otros actos delictivos.
En nuestro país existe el Registro Nacional de Armas, lleva contabilizadas 594.341 armas en poder de particulares, este registro se viene haciendo desde el año 1944.
“Estas 594.341 armas registradas se reparten entre un 10% de la población. Fueron 329.542 las personas que registraron ese total de armas. A su vez, un 8% de los más de 300.000 uruguayos que hicieron registro de piezas, son policías, que además de su arma reglamentaria, optaron por una para uso personal, según datos proporcionados por el RNA”.
Se estima que existen unas 500.000 (según fuente El País) no registradas.
Es de estimar que en las próximas horas existan novedades referidas al paradero de las armas robadas, para tranquilidad de la población que día a día vive con la amenaza constante que puede ser víctima de un nuevo hecho delictivo.