Combatir las manifestaciones neonazis

La Dirección Nacional de Inteligencia investiga y sigue a un grupo neonazi activo que en los últimos días realizó pintadas y posiblemente haya sido el que agredió a un activista social, informó El País.

También en 2012, desde Crimen Organizado se investigó el contenido de páginas web que instigaban a matar y agredir a personas de origen judío, homosexuales y afrodescendientes.

Mal que nos pese este tipo de grupos absolutamente radicales existen y encuentran los resquicios existentes en el poder público para llevar adelante sus actividades inadmisibles.

La xenofobia estuvo en la raíz del nazismo y lamentablemente sigue teniendo seguidores que desde las sombras difunden al  menos sus nefasta ideas convocando al crimen contra las personas que no comparten sus ideas, no son de su misma raza o religión.

La «Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial» (aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 21 de diciembre de 1965) define la discriminación racial o xenofobia como:

Toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas políticas, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública.

Artículo 1º de CERD3

En los países occidentales, tradicionalmente han sido, y son, las formaciones de ultraderecha las que alimentan y promueven el sentimiento de xenofobia, existiendo en la actualidad una creciente preocupación por el rebrote de estas formaciones y de estas actitudes debido al masivo fenómeno inmigratorio y los conflictos interculturales derivados de su mala gestión.

Los ataques por xenofobia en Europa si bien no son frecuentes, tienen manifestaciones aisladas y permanentes.

Los propios futbolistas, que se supone se desempeñan en un ambiente diferente, donde los colores de las instituciones deberían de primar por sobre cualquier otro sentimiento, no escapan a la situación. Tanto es así que dos o tres famosos, como el caso de Carlos Tévez, de Sergio “Kun” Agüero y de nuestro compatriota Luis Suárez, que han coincidido en el trato a los futbolistas extranjeros es “diferente” al que se les dispensa a los europeos.

Si llevamos esta situación al plano de los emigrantes, los compatriotas y todos los sudamericanos que han ido a Europa por motivos laborales, se comprenderá el por qué del temor a estos movimientos.

Europa se olvida que muchos europeos, entre ellos nuestros padres y abuelos, llegaron a esta bendita tierra americana emigrando de allá, donde las guerras les habían despojado de todo.

Aquí fueron bien recibidos y jamás se les hizo notar que no eran oriundos. Hay muchos motivos para agradecer esta actitud y absolutamente nada que explique siquiera por qué estas manifestaciones xenofóbicas que se extienden y preocupan.

a Dirección Nacional de Inteligencia investiga y sigue a un grupo neonazi activo que en los últimos días realizó pintadas y posiblemente haya sido el que agredió a un activista social, informó El País.
También en 2012, desde Crimen Organizado se investigó el contenido de páginas web que instigaban a matar y agredir a personas de origen judío, homosexuales y afrodescendientes.
Mal que nos pese este tipo de grupos absolutamente radicales existen y encuentran los resquicios existentes en el poder público para llevar adelante sus actividades inadmisibles.
La xenofobia estuvo en la raíz del nazismo y lamentablemente sigue teniendo seguidores que desde las sombras difunden al  menos sus nefasta ideas convocando al crimen contra las personas que no comparten sus ideas, no son de su misma raza o religión.
La «Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial» (aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 21 de diciembre de 1965) define la discriminación racial o xenofobia como:
Toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas políticas, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública.
Artículo 1º de CERD3
En los países occidentales, tradicionalmente han sido, y son, las formaciones de ultraderecha las que alimentan y promueven el sentimiento de xenofobia, existiendo en la actualidad una creciente preocupación por el rebrote de estas formaciones y de estas actitudes debido al masivo fenómeno inmigratorio y los conflictos interculturales derivados de su mala gestión.
Los ataques por xenofobia en Europa si bien no son frecuentes, tienen manifestaciones aisladas y permanentes.
Los propios futbolistas, que se supone se desempeñan en un ambiente diferente, donde los colores de las instituciones deberían de primar por sobre cualquier otro sentimiento, no escapan a la situación. Tanto es así que dos o tres famosos, como el caso de Carlos Tévez, de Sergio “Kun” Agüero y de nuestro compatriota Luis Suárez, que han coincidido en el trato a los futbolistas extranjeros es “diferente” al que se les dispensa a los europeos.
Si llevamos esta situación al plano de los emigrantes, los compatriotas y todos los sudamericanos que han ido a Europa por motivos laborales, se comprenderá el por qué del temor a estos movimientos.
Europa se olvida que muchos europeos, entre ellos nuestros padres y abuelos, llegaron a esta bendita tierra americana emigrando de allá, donde las guerras les habían despojado de todo.
Aquí fueron bien recibidos y jamás se les hizo notar que no eran oriundos. Hay muchos motivos para agradecer esta actitud y absolutamente nada que explique siquiera por qué estas manifestaciones xenofóbicas que se extienden y preocupan.La Dirección Nacional de Inteligencia investiga y sigue a un grupo neonazi activo que en los últimos días realizó pintadas y posiblemente haya sido el que agredió a un activista social, informó El País