Construir viviendas: una medida interesante

El Anuncio de acceso a los beneficios que tienen la inversiones para grandes emprendimientos en el país, para las empresas constructoras de viviendas para uso permanente o esporádico, es una medida interesante, que seguramente deberá ser analizada y estudiada a fondo para determinar si además de esto resulta adecuada para agilizar la industria de la construcción, que como se sabe enfrenta un notorio estancamiento en el país.
La idea del gobierno, es que los emprendimientos de estas características, puedan acceder a las mismas condiciones que tienen las inversiones, en lo que tiene que ver con algunas exoneraciones impositivas tanto para la importación de maquinaria y materiales no competitivos con la industria nacional, como en el pago de algunos gravámenes como el Impuesto a la Renta de Actividades Empresariales (IRAE) para aquellos proyectos que superen los 15 millones de dólares.
Sería, según se explicó una medida provisoria, que en principio se aplicaría hasta el 2017 incluido.
Más allá del hecho si se trata de una medida adecuada o no a las necesidades del momento, nos alegra que se apunte a un rubro tan importante como es el de la construcción y dentro de éste a la vivienda, seguramente una de las grandes preocupaciones de los jóvenes uruguayos.
El acceso a la vivienda, tanto bajo forma de arrendamiento o en propiedad privada es un desvelo para todas las parejas uruguayas. Hoy el costo de alquiler de una vivienda medianamente ubicada y con las comodidades mínimas para una pareja con un par de hijos, como lo es la pareja término medio del Uruguay, supera el valor de un sueldo mínimo. Esto no parece sensibilizar de manera alguna al Estado y en algún momento se verá forzado a analizar el rubro.
Vale decir que una joven pareja que quiera independizarse, porque no en vano nuestros mayores sostenían “el que se casa, casa quiere…”, valorando la construcción de una familia desde el arranque en una vida independiente.
Hoy una de las pocas opciones de vivienda que tienen las jóvenes parejas es el sistema cooperativo y dentro de éste la formalidad de cooperativas por ayuda mutua.
Facilitar este tipo de construcciones es un acierto, por un lado a sabiendas de todo lo que mueve esta actividad empresarial y por otro lado, al promover el acceso a la vivienda por parte de nuestros jóvenes.
Ojalá las medidas sean las adecuadas y arrojen los resultados que se pretende con su implantación, será en bien de todos.