¿Crónica de una muerte anunciada?

En el diario El Observador del día sábado, se publicó una columna que merece ser leída, columna que transmite optimismo a los medios de prensa escritos.
El artículo es de Eduardo Espina, quien desde el año 1994 escribe en dicho medio, titulándose: “Para los nuevos chinos, la sabiduría está en los libros, no en las redes sociales”.
Desde hace mucho tiempo se escucha que la desaparición de los diarios es “la crónica de una muerte anunciada”.
Y en esa realidad es que los diarios deben trabajar día a día, desafiando a un futuro impuesto, sabiendo que a pesar de los esfuerzos para brindar una buena lectura, un día, no muy lejano, desaparecerán.
Nada vale, ni la veracidad a la hora de informar, ni la creatividad en buscar la noticia, ni siquiera el cuidar día a día la credibilidad, como patrimonio fundamental del periodista o el medio, simplemente porque el destino está marcado.
¿Por quién? Por los que dicen saber…
Llegando a la conclusión que no existe seguridad absoluta en que ocurra, que aquellos que lo afirman, tienen intereses propios para que ello suceda, es más, quizá es una expresión de deseo tan enorme que embriaga a la sociedad, como tantas ideas que inculcan y como un buen rebaño se aceptan.
Difícil tarea la de salir al ruedo, reinventándose día a día, con la convicción, que a pesar de…, hay futuro.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...