Cuando el interés público colinda con el de algunos privados

El proyecto de ley que apunta desestimular el uso y sobre todo el abuso de las bolsas plásticas en el país, ha encontrado una fuerte oposición en algunos sectores industriales, sobre todo de importadores que han sostenido que de ponerse en práctica se afectaría 5.000 puestos de trabajo en el país. Honestamente este argumento nos parece absurdo. Aún en el caso de que fuera cierto, cosa que dudamos mucho, es como sostener con tal de no afectar el interés de 5.000 personas perjudicamos a los tres millones de uruguayos que ven afectados sus intereses debido a la proliferación de las bolsitas. Es ridículo. Nos preguntamos que se hizo cuando la aparición de las “famosas” bolsitas determinó la desaparición del papel que hasta ese momento se usaba para envolver la mercadería suelta o las bolsas inclusive que fueron prontamente sustituidas por el plástico.
Es justo señalar que el proyecto que trata de desestimular el uso de estas bolsitas, mediante el cobro de las mismas y establece condiciones para las que se usen, cuenta con muchas adhesiones y lo más importante con el mayoritario respaldo de la población.
Creemos que esto es lo realmente importante. Aún aquellos que por comodidad o practicidad seguimos usando las bolsitas no podemos negar que se trata de una irresponsabilidad.
El daño ambiental que producen los plásticos es tremendo. Tanto es así que poca gente tiene idea del lamentable aspecto que dejan las bolsitas descartadas en el ambiente. Aun cuando no se trata del daño mayor resulta realmente deprimente observar la imagen que dejan las bolsitas.
El proyecto de referencia obliga a pensar con mayor profundidad, con un criterio de solidaridad y de responsabilidad, porque lo que está en juego es el futuro del planeta todo, vale decir el mundo que tendrán nuestros hijos, nietos y demás generaciones que nos habrán de suceder.
Lo inteligente es tratar de contemplar los intereses del mayor número de afectados posible. Transformar, reciclar y disminuir al máximo los perjuicios que pueda causar la iniciativa es lo más aconsejable.
Pero obviamente que cuando la opción es entre el interés público, vale decir la mayoría de la población y el interés privado de algún sector, lógicamente que no parece que haya dos opiniones diferentes.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...