Cuando reina la confusión

El mundo de la economía ha sido siempre bastante “complejo” y difícil de entender por parte del ciudadano “común” en particular.
En buena medida porque hay intereses que precisamente especulan con esta confusión. Porque hay quienes se interesan por dificultar su entendimiento para esconder su verdadera motivación.
Es así que cuando se habla de cifras, de porcentajes y se esconde las políticas económicas detrás de teorías, de intereses, de actitudes y demás en realidad se está complejizando intereses.
Mal que nos pese Uruguay sigue siendo una de las plazas económicas más importantes para los capitalistas argentinos, quienes tienen, según las cifras trascendidas algo así como 500 mil millones de dólares fuera del país.
Hemos oído que en nuestro país se ha llegado a afirmar a nivel universitario que el tener una sociedad “offshore” no es ilegal y la cuestión puede incluso ser así, pero a todas formas es inmoral.
La existencia de las sociedades “offshore” reveladas en gran medida por los denominados “papeles de Panamá”, han puesto de manifiesto que se trata de una de las formas más usadas de evasión fiscal. Los capitalistas tienen registro de su actividad en el exterior, en países que generalmente se consideran “paraísos fiscales”, vale decir, donde no realizan actividad económica alguna y se hacen acreedores a las ventajas que allí se ofrecen, cobijados generalmente en un manto de confidencialidad y de secretismo que usan quienes sencillamente entienden que es una manera de proteger su capital, pero también de quienes lo obtienen en actividades desleales, corruptas o incluso delictivas.
En contrapartida se usa como argumento que se usan las “offshore” porque no se quiere aportar dinero a gobiernos -mediante el pago de impuestos – para que los políticos corruptos le den un destino que no se sabe. Esto no es de recibo, por la sencilla razón de que en estos casos lo que cabe es exigir transparencia y no evadir para argumentar que no se sabe adónde va a parar, ni a qué manos.
En esto hay dos cosas importantes, tan importantes como imprescindibles. No evadir, porque cuando menos paguen será más onerosa la carga para quienes paguen y en segundo lugar la transparencia debe ser imprescindible.
Los gobiernos necesitan recursos para bajar las diferencias, para obtener mayor equidad. De no tener recursos no habrá planes sociales ni buenos, ni malos y por lo tanto no tendremos derecho a quejarnos de la violencia y la inseguridad.
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...