Cuando se erra el camino

Fue en la segunda quincena de febrero último, el colono Gabriel Arrieta encaró al Presidente de la República, Tabaré Vázquez a quien trató de “mentiroso”, cuando ingresaba a una reunión con los productores denominados “autoconvocados”.
Pocas horas después la página oficial de Presidencia de la República divulgó información personal de Arrieta, dado cuenta que ocupaba un predio propiedad de colonización, que tenía deudas con el INC y que había sido denunciado por productores, enfrentando los trámites judiciales correspondientes para la devolución del predio ubicado en Kiyú, San José.
Más allá de que la presidente del INC salió a afirmar que la información divulgada por Presidencia de la República, era pública porque figura en la página web del INC, la divulgación, quedó flotando en la población como un revanchismo, una reacción totalmente intempestiva y fuera de lugar.
Es que para nosotros Vázquez erró el camino, tanto como Arrieta que fue el primero de todos en errarlo, porque si bien compartimos la libre expresión de opinión, tal como lo consagra la Constitución de la República, entendemos que no sólo se trata del fondo de la cuestión, sino también de la forma.
A nadie puede privársele de opinar libremente, pero si debe exigírsele que lo haga responsablemente, con pruebas que demuestren lo que afirma.
Arrieta pudo reclamar si entiende que la asiste la razón en su reclamo, sin necesidad de insultar.
Nadie, ningún ciudadano de este país, ni siquiera el más encumbrado debería tener derecho a llamar “mentiroso” a un Presidente de la República (sea quien sea y del partido político que sea), sin ser acusado ante la Justicia donde debería de aportar pruebas de lo que dice y por qué lo dice.
Si no las tiene al menos debería de exigírsele la rectificación correspondiente.
Pero también consideramos totalmente desafortunada la publicación oficial, porque “huele” a una revancha propia de quien no tiene otro argumento que denostar a quien le ha agraviado.
Hemos preferido dejar pasar unas semanas del episodio precisamente para no opinar sobre caliente, para no reaccionar en lugar de reflexionar con cabeza fría, pero para nosotros queda claro que se ha errado el camino. Debió procederse a la demanda correspondiente, no para sancionar, sino para evitar que quede la convicción de que en este país se puede insultar y difamar libremente al Presidente de la República, sin que pase absolutamente nada. A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...