¡Cuiden el río por favor…!

La solicitud, casi una convocatoria desesperada, la pronunció la periodista mexicana Sandra Vanesa Robles, ganadora entre otras distinciones de una mención honorífica en el Premio Jalisco de Periodismo, por el reportaje para televisión Érase una vez un río, sobre la contaminación del río Santiago, en el año 2009, de paso por nuestra ciudad, invitada por la empresa “Gepian”, de Salto Emprende.
El año anterior había obtenido el Premio Jalisco de Periodismo, por la noticia de la muerte de un niño, a causa de la contaminación del río Santiago.
Es que el río Santiago, otrora orgullo de México, fue convertido en un curso nauseabundo por las efluentes industriales.
Algo similar a lo que ocurre en nuestro país, con los efluentes químicos de la producción agropecuaria que afectan a algunos ríos y arroyos.
El río Uruguay es un orgullo de los salteños que vemos en él algo intrínseco de nuestra naturaleza. Si hay algo que los salteños casi en un cien por ciento conocemos es el río, su riqueza ictícola y su flora, aunque la vida de estos dos rubros enfrenten dificultades debido a los efluentes químicos que vierte a los cursos de agua dulce la producción agrìcola, sobre todo.
“Si bien el agua en Uruguay es abundante, su disponibilidad con determinado nivel de calidad para ciertos usos, como el agua potable (con un nivel tecnológico dado), está llegando a sus límites”, sostiene el documento recientemente dado a conocer por la estatal Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).
Los estudios de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) sostienen que, en términos generales, la calidad del agua es relativamente buena. Sin embargo, el problema se presenta en la concentración de fósforo que “se dispara y excede varias veces los estándares legales o propuestos”. Estos son, 25 microgramos por litro para curso de agua de clase III, según el Código de Agua.
Aunque el proceso de deterioro lleva “varias décadas”, la pérdida de la calidad de agua “se ha hecho notoria” en los últimos años. Como casos concretos, el informe hace referencia de las últimas floraciones de algas y cianobacterias en distintas cuentas, así como la pérdida de calidad de agua potable en Montevideo (2013) y Maldonado este año, entre otros.
A principios de 2015, una nueva floración de algas en la laguna del Sauce hizo que el agua de Maldonado saliera de las canillas con gusto a barro y color amarronado. La situación se dio por casi 80 días, en medio de la temporada. Tal fue la situación que el presidente Tabaré Vázquez ordenó exonerar el 100% de las tarifas a todos los perjudicados, lo que demandó un gasto de US$4 millones.
Por el momento, “no existen estudios concluyentes” en Uruguay que demuestren los efectos perjudiciales de los agroquímicos. Sin embargo, la OPP advierte que “si la eficiencia en la aplicación de agroquímicos contribuye a reducir el volumen de compuestos que llegan a los cursos de agua, sin duda será un camino que tomar y profundizar”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...