Daymán: ¿Turismo o recreación Social?

La situación recientemente planteada por algunos empresarios del sector turístico de Termas del Daymán, responde a la más estricta realidad.
El Centro Termal es cada vez más accesible a la población masiva de Salto.
Las cifras de  venta de entradas dadas a conocer por los responsables de este sector del quehacer municipal así lo indican. Ingresan diriamente miles de personas, pero la hotelería y los hospedajes están casi vacíos.
Lo que no suele discriminarse es cuantas de esas entradas se venden a turistas, entendiendo por éstos gente que llega de otros lugares para disfrutar del centro termal y cuántos son salteños, que usufructuando de las facilidades de acceso –entradas más baratas – disfrutan del lugar por el día.
Hay que entender que no vemos nada irregular en la situación, pero si algo totalmente incoherente, si se quiere en lo que tendría que ser el concepto de servicios turísticos.
Quienes abonan incluso una tarifa mayor para disfrutar de las piscinas del lugar, aspiran obviamente a tener tranquilidad, sosiego, seguridad, factores esenciales del turismo termal.
Hoy estos aspectos están comprometidos en varios sentidos, la seguridad ya no es la misma. Antes no se permitía consumir bebidas alcohólicas al borde de las piscinas, ahora vemos que se lo hace, muchas personas ingresan a las piscinas sin ducharse antes como es teóricamente la exigencia y lo peor de todo, hemos visto frecuentemente que los guardavidas “miran para otro lado” para evitarse problemas, sobre todo cuando se trata de grupos numerosos de muchachos.
Entendámonos bien, no nos oponemos a que existan posibilidades para la ciudadanía local de acceder a lugares de recreación, que cumplan un rol social, máxime en una ciudad sin playas y con muy pocas posibilidades de disfrutar las aguas del río. Eso sí, está en la tapa del libro que la función social y el turismo, son dos aspectos absolutamente enfrentados, por múltiples razones.
“Chicha o limonada”, dirían nuestros mayores. Si se pretende conservar las características de centro turístico, necesariamente debe ser reservado, mediante costos del servicio para un público acorde a lo que se pretende,
Si en cambio se aspira a darle recreación a las capas populares, hay que asumir con claridad, que seguramente se comprometerá el flujo del turismo.
Lo que no admitimos es que esta situación se ignore, que quienes tienen que legislar o fijar ciertas normas en este sentido, se hagan los “distraídos”, actitud que suele acentuarse en tiempo electorales, para no perder votos.
Hay factores esenciales en la cuestión. Las exigencias que siempre existieron deben fiscalizarse y hacerse cumplir inexorablemente. La seguridad mediante la vigilancia adecuada y suficiente también.
Si no se lo hace, quienes tienen estas funciones serán los responsables de matar la gallina de los huevos de oro, en materia del turismo en Daymán.
Ni más ni menos.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...