De trabajo y trabajadores

En informe dado a conocer recientemente por EL PUEBLO, recogíamos la información estadística oficial en referencia al trabajo juvenil.

Los datos revelados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dan cuenta que en Salto uno de cada cuatro jóvenes de 14 a 29 años, que busca trabajo está desocupado.

Dando por sentado que esta sea la realidad, aunque las estadísticas no son nunca un indicador exacto, debemos entender que es bueno conocer “la foto” de la realidad, pero no basta si luego  de esto nos quedamos allí.

En este tema hay mucho para analizar.

En primer lugar: ¿qué preparación tienen los jóvenes desocupados?.  ¿Qué posibilidades han tenido de prepararse?. Si no están preparados, ¿por qué?.

Hay que tener claro que para enfrentar el tema de la desocupación con mejores posibilidades,  hay que convenir previamente algunos aspectos.

En primer lugar, que en buena medida las posibilidades de llegar a tener un trabajo digno y debidamente remunerado, comienza y depende en la mayor medida del esfuerzo personal del interesado y comienza desde el Jardín de Infantes, la edad en que el niño comienza a tener hábitos y por lo tanto a disciplinarse, y a saber que para lograr determinadas cosas en la vida necesitará mucho de esfuerzo propio, salvo excepciones, claro está.

Luego el Estado, por supuesto, responsable de llevar a la práctica las premisas de la educación pública, laica, gratuita y obligatoria. Pero esto no alcanza. Si el niño no tiene debidamente cubiertas sus necesidades básicas, salud, alimentación, vestimenta, para concurrir a estudiar tampoco tendrá las mismas posibilidades que los demás.

Este debe ser el objetivo de los planes sociales, que defendemos, siempre y cuando no se limiten al asistencialismo de quienes prefieren “comer y dormir”, con los pocos pesos que les significan estos planes, en lugar de emplearlos, para lo que fueron concebidos. Esto es darle a esos niños iguales posibilidades a los demás.

Defendemos la vigencia de estos planes, siempre y cuando se controlen, se exijan las contrapartidas correspondientes y se fiscalice el uso debido.

La cuestión es por lo tanto compleja y lo que debemos hacer es saber cómo evoluciona, porque no conocemos país alguno donde la desocupación sea cero y sobre todo, no ignoramos que siempre habrá  holgazanes, gente sin hábitos de trabajo y sin preparación alguna.

Por encima de esta realidad el desafío es lograr que todo aquel que quiera trabajar, aún cuando su preparación no sea la más completa, tenga oportunidad de hacerlo y de vivir dignamente.

Seguiremos con el tema.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...