Desafío para el futuro presidente

Seguramente se trata de uno de los desafíos más importantes que tendrá que afrontar el presidente Tabaré Vázquez que asumirá la conducción del país en marzo próximo.
La legalización de consumo de marihuana, la producción y la comercialización bajo determinadas condiciones constituyen no sólo desafío sino una gran incógnita con respecto a sus resultados finales.
Como médico oncólogo, Vázquez en más de una oportunidad ha dado a conocer su posición – que compartimos – opuesta al consumo de toda droga, excepto la que se recomienda por parte de un médico.
Es así que la lucha contra el tabaquismo lo tiene como abanderado a nivel mundial. El Dr. Tabaré Vázquez ha llevado adelante una tenaz campaña para tratar de erradicar o reducir al menos a los fumadores, debido a las nefastas consecuencias que produce este consumo.
De todas formas, en reciente entrevista televisiva ha dado a conocer lo que será su accionar en relación a la legalización de la marihuana “es una ley, está aprobada y por lo tanto hay que cumplirla”, resumió.
De todas formas y para tranquilizar a gran parte del pueblo uruguayo que mira con recelo esta decisión, cuando no se opone tajantemente a la decisión parlamentaria, añadió que habrá de “seguir atentamente” los resultados de esta liberalización y si es necesario corregir o modificar algún aspecto de la ley lo hará.
En el fondo de la cuestión, entendemos que la actitud de Vázquez es la esperable. No cuenta mayormente lo que personalmente piense, sino lo que el pueblo uruguayo ha impulsado y aprobado a través de sus representantes en el parlamento.
Seguramente que es mejor para todos – así lo entendemos también nosotros por supuesto – que un pueblo no consuma ninguna droga fuera del uso medicinal, pero la realidad indica otra cosa, el tabaco existe, el alcoholismo existe y las restantes adicciones también.
La ley de legalización de la producción, uso y comercialización de la marihuana es un intento diferente de enfrentar al narcotráfico, que es el verdadero problema, la acción maquiavélica que se ha instalado detrás de esta droga.
Nadie puede saber si será efectivo o no, pero lo que todos sabemos es que las medidas actuales, sobre todo de prohibición y represión del narcotráfico no han dado los resultados que se buscaban en ninguna parte del mundo. Intentar un camino diferente, para cambiar las reglas de juego, es una cuestión interesante, que en principio al menos no vemos que tenga más nocividad que la existente al día de hoy en este tema.

Seguramente se trata de uno de los desafíos más importantes que tendrá que afrontar el presidente Tabaré Vázquez que asumirá la conducción del país en marzo próximo.

La legalización de consumo de marihuana, la producción y la comercialización bajo determinadas condiciones constituyen no sólo desafío sino una gran incógnita con respecto a sus resultados finales.

Como médico oncólogo, Vázquez en más de una oportunidad ha dado a conocer su posición – que compartimos – opuesta al consumo de toda droga, excepto la que se recomienda por parte de un médico.

Es así que la lucha contra el tabaquismo lo tiene como abanderado a nivel mundial. El Dr. Tabaré Vázquez ha llevado adelante una tenaz campaña para tratar de erradicar o reducir al menos a los fumadores, debido a las nefastas consecuencias que produce este consumo.

De todas formas, en reciente entrevista televisiva ha dado a conocer lo que será su accionar en relación a la legalización de la marihuana “es una ley, está aprobada y por lo tanto hay que cumplirla”, resumió.

De todas formas y para tranquilizar a gran parte del pueblo uruguayo que mira con recelo esta decisión, cuando no se opone tajantemente a la decisión parlamentaria, añadió que habrá de “seguir atentamente” los resultados de esta liberalización y si es necesario corregir o modificar algún aspecto de la ley lo hará.

En el fondo de la cuestión, entendemos que la actitud de Vázquez es la esperable. No cuenta mayormente lo que personalmente piense, sino lo que el pueblo uruguayo ha impulsado y aprobado a través de sus representantes en el parlamento.

Seguramente que es mejor para todos – así lo entendemos también nosotros por supuesto – que un pueblo no consuma ninguna droga fuera del uso medicinal, pero la realidad indica otra cosa, el tabaco existe, el alcoholismo existe y las restantes adicciones también.

La ley de legalización de la producción, uso y comercialización de la marihuana es un intento diferente de enfrentar al narcotráfico, que es el verdadero problema, la acción maquiavélica que se ha instalado detrás de esta droga.

Nadie puede saber si será efectivo o no, pero lo que todos sabemos es que las medidas actuales, sobre todo de prohibición y represión del narcotráfico no han dado los resultados que se buscaban en ninguna parte del mundo. Intentar un camino diferente, para cambiar las reglas de juego, es una cuestión interesante, que en principio al menos no vemos que tenga más nocividad que la existente al día de hoy en este tema.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...