El absurdo bloqueo

Argentina ya ha confirmado que volverá a conceder el asueto que otorgó recientemente a los ciudadanos uruguayos para venir a votar, cuando el mes próximo se concrete la segunda vuelta del acto electoral, aunque la medida debe ser refrendada por cada gobernador provincial.
Hay que reconocer que el vecino país tiene en este sentido una posición de vanguardia, que merece el reconocimiento correspondiente, dado que establece por ley el asueto a los ciudadanos de países de la región cuando se trata de comicios nacionales.
Esto es un enorme aporte, revela una posición que debieran imitar todos los países de la región porque es esencial para el sistema democrático que tan caro resulta a los pueblos libres de América.
Impedirles el paso a los ciudadanos, es afiliarse a la posición de la prepotencia, de la imposición de la fuerza por la fuerza misma, que tanto daño nos ha hecho en épocas recientes.
Lamentablemente, hay quienes siguen sin entenderlo así y en los hechos demuestran que consideran más importante la concurrencia a un encuentro de fútbol que a la participación en el acto democrático más importante que tiene un ciudadano.
Como es sabido, el bloqueo del puente fue levantado recientemente para permitir que los aficionados argentinos concurrieran al partido por las eliminatorias del torneo mundial de fútbol cumplido en Montevideo. En cambio no lo fue para permitir que los ciudadanos uruguayos pudieran pasar a sufragar el domingo anterior en su patria.
En alguna medida es sintomático, no nos puede sorprender. Se considera más importante el fútbol que la vida diaria de la gente que necesita pasar el puente y que además tiene necesariamente que venir a votar porque no puede hacerlo de otra forma.
A estas luces condenar el absurdo bloqueo es llover sobre mojado. Cuando todas las instituciones internacionales unen esfuerzos para derribar barreras, allanan los caminos de integración, tratan de facilitar el tránsito de las personas porque es un derecho elemental, hay quienes testarudamente insisten en imponer su voluntad por la fuerza. ¡Allá ellos!.
Sólo esperamos que llegue el momento en que la razón y la Justicia reconozcan la situación y pongan las cosas en su lugar, porque es ridículo pensar en que pueda resultar otra cosa de esto.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...