El acoso no siempre es visible

El reciente informe periodístico de EL PUEBLO, sobre acoso sexual en el sistema educativo, hizo hincapié en hipotéticos casos de acoso de docentes a estudiantes, aspectos que al menos en cuanto a denuncias prácticamente no existen en la región, lo que no quiere decir que no haya casos solapados. También pueden registrarse casos a la inversa, aunque sean excepcionales, de acoso de alumnos a docentes.
Estos hechos muchas veces se usan como excusas o pseudo justificativos, cuando hay que tener muy claro que una cosa es el acoso del adulto hacia los jóvenes y muy diferente es cuando se da a la inversa y la víctima es un adolescente o un joven que apenas supera esta edad.
De acuerdo a lo que surge a nivel docente y de autoridades, los casos de acoso sexual a este nivel son prácticamente inexistentes.
Con todo respeto a los testimonios, entendemos necesario tener muy clara la diferencia entre la existencia de los casos y la denuncia de los mismos.
Nos explicamos, las víctimas que deciden denunciar casos de supuesto acoso, saben que deberán recorrer un arduo camino, en el que tanto sus compañeros a nivel estudiantil, como otras personas afines ya sea por género, profesión, etc, al denunciado, habrán de tomar determinada posición, por lo general hostil a quien denuncia.
Esto es, los casos de acoso por lo general son “invisibles”, difíciles de probar y cuando esto sucede obviamente quien queda mal parado es él o la denunciante y sale fortalecido el denunciado.
En este tema, como en la mayoría de la problemática social, lo más indicado es prevenir, evitar y sancionar debidamente toda situación que pueda desembocar en un acoso.
Sin embargo la “sanción” que se aplicaría a los acosadores, no está – a nuestro criterio – acorde a la acción, porque no se le despoja de nada, sino que un docente acosador a lo sumo pasa a ser funcionario administrativo. Si esto es realmente así, ( no podemos asegurarlo) nos parece errado, porque indudablemente se está cobijando este tipo de acciones y la levedad de la sanción tampoco ayuda a evitarlas.
Sin duda que es parte de la problemática que subyace hoy en el estudiantado, porque también hay otros. Recientes estudios, por ejemplo, aseguran que dos de cada tres estudiantes sufren de “bullying” o sea de presiones de otro tipo, que no quiere decir que no lleguen a incluir incluso el acoso sexual, en algún momento de su vida estudiantil.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...