El agua que hay hoy en las represas sólo alcanzaría para el 20% del área para arroz

La situación que vive Uruguay hoy en el rubro arrocero, sin lugar a dudas que es muy buena. Más allá de los inconvenientes y limitantes que siempre impone el clima y pese a que la prolongada sequía viene comprometiendo la ampliación de áreas sembradas en todos estos últimos años. Por allí algún coletazo de la crisis mundial, que sin dudas, comprometió algunos mercados y sobre todo, redujo los valores de comercialización. Pero sin lugar a dudas el sitial de privilegio que ostenta hoy el arroz uruguayo, sumado a la alta eficiencia y profesionalismo de la Asociación de Cultivadores, así como de sus productores, hacen que hoy el sector sea de los más dinámicos en el agro uruguayo y que tenga una gran futuro de desarrollo.
ING. AGR. TABARÉ
AGUERRE
Siempre es saludable dialogar con el presidente de los arroceros, ya que tiene una visión muy profunda y clara de la realidad. El Ing Aguerre analizó en el marco de la jornada Hereford de Tomás Gomensoro la actualidad del sector de la siguiente forma «en estos momentos la realidad nos dice que estamos con muy poca agua. Ya el año pasado a excepción de esta zona de Gomensoro o la mitad norte del departamento de Artigas, que llenó las represas en el mes de octubre, el resto del país sembró menos áreas. la intención de siembra el año anterior era de 180 mil hectáreas y se sembraron 160 mil porque faltaba agua. Recordemos que el 55% del arroz del país se riega desde las represas.
LA SITUACIÓN
Este año la situación a la fecha es mucho peor que el año pasado. Hoy debemos tener de promedio al norte del Río Negro, agua para el 15 o el 20% del área que se riega con represas. Tenemos expectativas que pueda llover abundantemente en la Primavera, son pronósticos a mediano plazo. Pero si tomamos la fotografía en el día viernes 24 Julio, el área nacional de arroz estaría bajando a los 110 o 120 mil hectáreas a nivel nacional y desde el punto de vista de los productores que dependemos un 100% de las represas, hoy tenemos como les decía, agua para entre el 10 y el 20%.
EL MERCADO
En ese sentido señaló que «lo primero que es importante tener en cuenta es que estamos a mediados de julio y acá en el norte se puede plantar hasta el 10 de noviembre sin sacrificar potenciales de rendimiento. Lo segundo que tenemos que considerar es que los productores arroceros son muy profesionales. Recordemos que el Uruguay tiene el record mundial de productividad de arroz por tercer año consecutivo y eso no es porque el clima sea bueno solamente sino porque hay un paquete tecnológico y un nivel de profesionalismo y empresarialidad en orden de los productores que les permite ser muy ordenados y muy eficientes.
LAS TIERRAS
Por suerte lo primero que uno ve es que no hay aguas en las represas pero las tierras se están trabajando porque los productores saben que el elemento clave de productividad es la fecha de siembra y por lo tanto están apostando a que va a llover. Si después no llueve no se va a sembrar pero si llueve muy probablemente se pueda plantar. Cuánto tiene que llover, que es la segunda pregunta, para que las represas se llenen. Obviamente depende de cada represa y  de la cuenca de cada represa, pero si llueve en condiciones normales no llegaríamos ni al 50% del área de represas, Si hay lluvias intensas, dependerá de cuán intensas son.
PROMEDIOS
Hoy se decía en esta charla que en 90 años de registros climáticos por parte de INIA, el promedio es de 1.200 milímetros, pero no hay ni un sólo año en 90 que sea igual al promedio. Es decir que tenemos promedios que tienen poco poder de previsibilidad. Y por aquello de que hace 3 años que no llueve bien, conservamos la esperanza y el espíritu de que podamos tener un par de lluvias importantes que nos permitan, no digo sembrar el 100% del área pero por lo menos no quedarnos en el 20%. Si así ocurrira, Uruguay dejaría de producir, 900 mil toneladas de arroz elaborado para la exportación y bajaría a 500 mil. Eso tiene implicancia por lo que es Uruguay en el contexto internacional del arroz, pero también porque si el problema es regional, hay otras 800 mil toneladas que faltarían en Argentina y no se cuántas en Río Grande do Sul.
PRECIOS
Por lo tanto de ocurrir eso es muy probable, que haya una tonificación de los precios en la región. Eso no se va a dar el año que viene después de la cosecha, sino que si en realidad no se planta entre setiembre y octubre, esos factores empiezan a incidir en el proceso de formación de precios y pueden reactivar el mercado regional. Recordemos que en lo que va del año Uruguay no ha vendido prácticamente a Brasil, el año pasado se vendió un 11% de arroz a Brasil, cuando tradicionalmente se le vende entre el 70 y el 90% al Brasil. Hay que aclarar que no se le vendió porque se consiguieron mejores precios en otra región.
En el último mes se ha verificado algunos negocios con Brasil, que fueron muy chicos todavía y que seguramente se dieron porque hubo una variación en el tipo de cambio, que hubo una variación importante del real frente al dólar, lo que hizo que se cerraran algunos negocios. Sigue siendo en lo que va del año, minoritaria la participación del mercado brasileño en el menú de mercados que tiene el arroz del Uruguay.
CRISIS
Luego de este primer impacto que tuvo la crisis internacional, que repercutió en los precios de todos los “comodities agrícolas”, permite dos lecturas. La primera es que el arroz, no cayó tanto como otros rubros, y la segunda es que cayó lo suficiente como para, por ejemplo, haber determinado que el precio medio de venta del año pasado, fue más bajo, que el precio promedio proyectado en el momento que se fijó el precio provisorio al productor el año pasado. Ello determinó, que de un precio provisorio de 17 dólares con 28 la bolsa, hubiera que bajar a 16,41, porque se vendió más bajo de lo que se había proyectado.
ESTE AÑO
¿Qué pasa este año?. Desde luego que desde esa baja el precio se ha estabilizado. Hoy tenemos un precio estabilizado de 11, 45 dólares la bolsa, más una proyección de 32 centavos más a setiembre en la medida que se mantengan los valores que hay hoy.
En términos de como salió estimo que el sector arrocero sufrió el cimbronazo de la caída de precios, con respecto al máximo histórico, pero siguen siendo buenos valores. Lo que se está vendiendo el arroz hoy, en términos históricos están muy por encima del promedio. Es cierto que los costos están también por encima del promedio, y es cierto que el valor del dólar no es un valor constante y ha sufrido una depreciación importante.
PRODUCTIVIDAD
Diría que con la productividad promedio que tiene el Uruguay, y con los costos, no los que tuvimos para cosechar la última zafra sino los costos que tenemos hoy, de mantenerse estos niveles de precios, creo que el área de arroz en el Uruguay, si no se mantiene, solamente es porque no hay agua, sino se mantendría e incluso, podría aumentarse el área de siembra, que no es tan fácil como en la soja o el trigo, que basta con arrendar una chacra y aplicarle el paquete tecnológico y a los seis meses estar cosechando, sin embargo en el arroz hay que hacer inversiones de infraestructura de riego importantes, que no son amortizables en un año.
De manera que tiene que darse, una situación más o menos de una proyección estabilizada, para que se tomen decisiones de inversión en riego, finalizó diciendo el Ing Tabaré Aguerre.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...